#NiUnaMenos: Trending topic

POPURRI

niuNamenosEn medio del debate que se generó por la marcha del próximo 3 de junio, dónde referentes nefastos de la cultura mediática y política se pronunciaron a favor de la consigna: “NiUnaMenos: en contra del femicidio” se me vino a la mente la misma preocupación que se les presentó a cientos de agrupaciones y organizaciones de base dónde militan infinidad de compañeros/as. ¿#NiUnaMenos será una tendencia pasajera? ¿El debate al que adhirieron personajes como Marcelo Tinelli o Mirtha Legrand quedará en el olvido sin generar la profundidad que la discusión se merece?

Por Blas Lopez Cotti

En las últimas semanas se estuvo hablando largo y tendido en la mayoría de los medios de comunicación, sin profundidad alguna, del tema del momento (trending topic). La marcha del 3 de junio ha ganado adeptos de lo más variados, Marcelo Tinelli o Mitha Legrand entre otros personajes de la farándula y la política adhirieron a la movilización vaciándola de contenido y esto generó que recaigan sobre ellos una tormenta de críticas.

A la mujer de los almuerzos, sin ir más lejos, no se le ocurrió mejor intervención que preguntarle a su invitada (quién sufrió hechos de violencia de género): “¿Vos que hacías para que te pegara?” Y el del baile del caño además de ser el referente del olvido, el capitalismo, (el machismo) y el neo-liberalismo (y el neo- machismo), entre otras cosas, es la personalidad que detenta, hace décadas el programa machista por excelencia de la televisión argentina, colocando a la mujer en una posición de inferioridad cotidianamente, cosificándola semana a semana.

Sin embargo, #NiUnaMenos es “Trending Topic” y se enfilan en la discusión miles más. Pero como bien dice la agrupación feminista Mujeres Activando (Che Cultura): “La lucha no tiene rating, la lucha tiene constancia.”

Está claro que el debate debe ir por otros andariveles. Un punto importante que no puede ser soslayado es el nivel de visibilidad y presencia -hasta en los sectores de la cultura hegemónica- que ha logrado el debate. Claro está, que esto no se debe más que a la militancia, trabajo constante e ininterrumpido de organizaciones feministas en primer lugar, anti-patriarcales, de base y de derechos humanos entre otras. En el último tiempo, se le han sumado adeptos y adeptas de la sociedad civil, que desde su lugar, desde la sensibilidad que el tema ha generado, se han visto interpelados como complices, como parte de esta sociedad, que con el “no te metas”, o simplemente, con el silencio, permite que esto siga pasando.

Creo que es el momento en el que, más allá de la superficialidad de los actores que adhieren a esta movilización, debe aprovecharse para instalar el verdadero debate de fondo, en profundidad, hoy más que nunca, como viene dándose hace siglos en reiterados momentos de la historia y se viene trabajando día a día en distintos encuentros. Entender que una cultura libre de violencia machista es una cultura que en sus prácticas cotidianas revela y es consciente del micro-machismo que conduce al femicidio.

Los actos de poder, de sumisión, de cosificación, de subestimación y negación de la mujeres circulan por toda la red social, cultural, institucional. La micro-física del machismo, del poder, se cuela en los intersticios más mínimos del tejido social, al punto de una asfixia silenciosa.

¿Las y los cientos de personajes que adhieren al 3 de junio estarán pensando en Milagros Rawson, Paola Acosta, Erica González, Wanda Tadei, Natalia Gabriela Rocha, Melina Romero, Yamila Gómez, Daiana Giménez, Laura Iglesias, Elizabeth Verón, Lola Chomnalez, Catherine Moscoso, Jaqueline Rodríguez, Serena Denise Rodríguez? (y tristes puntos suspensivos).

¿La policía dejará de “enviar a casa”, ridiculizar y humillar a las mujeres que van a denunciar violencia a las comisarías?

Quiero creer que aquellos que adhieren al #Ni una menos están hablando, no sólo de los femicidios -los menos por cierto- que cubren los medios masivos de comunicación. Espero que se esté pensando en el debate de #Ni una menos por abortos clandestinos, #Ni una menos por violencia de género, #Ni una menos por violación, #Ni una menos por abuso, #Ni una menos por temor a denunciar, #Ni una menos por desaparición, #Ni una menos por ausencia o abandono del Estado, #Ni una menos cada 30 horas, #Ni una menos para que no haya #Ni una más.

Quiero creer que una vez esté instalado el tema en el discurso social, el debate político y mediático masivo rondará sobre dar soluciones a estos males que aquejan a nuestra sociedad y se pondrán en tela de juicio las construcciones hetero-normativas patriarcales que rigen nuestra sociedad, cada vez más explícitas y cada vez más denunciadas. Quiero creer que uno de los debates más enriquecedores que se darán será el de: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir” y que la aplicación y plena vigencia de la ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres será un hecho. Quiero creer que como dice la colega Catalina Arca, esta vez será: “#Ni una menos, pero de verdad.”

También quiero creer que el debate no va a quedar solo en el #NiUnaMenos “Trending Topic” y de una vez por todas se va a declarar el estado de emergencia nacional en violencia de género y se va a encender el debate en todos los rincones del escenario público (y privado).

No hay tiempo que perder porque el machismo sigue matando. Esta realidad no será pasajera, quedará en la retina, en el tapete y en la escena social para profundizar las políticas de género, como bien se refleja en la opinión de la 8300, para “aplicar soluciones concretas como presupuesto para asesoramiento, atención diaria y acompañamientos, casas refugio con contención y dinero para alojar a las familias víctimas de violencia, trabajo y capacitación para construir la autoestima y la independencia económica de las mujeres, tolerancia cero a los maltratadores, medidas para el desmantelamiento de las redes de trata” y que hoy más que nunca, se sigan revolucionando las estructuras sociales, culturales, políticas e ideológicas, porque como ya sabemos, la revolución será feminista, o no será…

0 comments

  • #NiUnaMenos víctimas de las redes de trata. Destitución inmediata de todos los jueces que amparan violadores y femicidas. #BastaDe Piombos, Sal Llargués y Zaffaronis.

  • Si tan solo pudieras pensar y escribir desde lo más sincero..Si tan solo hubieras pensado en mi en alguna de tus lineas.. Si tan solo tu discurso fuera completo.. Si tan solo tambien pudieras poner en palabras tus discusiones y contradicciones internas.. Si tan solo tuvieras presente la angustia y el dolor tanto como yo.. Si tan solo todo eso te preocupara más que la hipocresia de Tinelli y Legrand.. Si tan solo el Ni una menos sirviera para eso.. quizas, sólo quizas podrías tener un minimo de legitimidad para escribir tremenda nota.. La violencia sigue intacta.

Deja un comentario