A 3 años de la recuperación del Anfiteatro Gato Negro

SECCIONES

Se cumplieron tres años desde que un numeroso grupo de vecinxs y artistas de Neuquén y alrededores se reunieron sobre la tierra y los escombros del Anfiteatro del Parque Central, tapado por orden del intendente Quiroga una semana antes, de madrugada y violando toda legislación sobre el espacio.

Por Revista Nortensur.

Tres años desde que este grupo, de unas trescientas personas, decidiera comenzar un destape simbólico que terminó siendo un acampe con festivales cada fin de semana, el destape total y una ordenanza nueva que obliga al municipio, no solo a respetar el espacio tal cual quedó, sino, además, a mantenerlo iluminado, limpio y seguro.

Pero el señor intendente de Neuquén no parece muy acostumbrado a respetar normas que no le gustan, por lo cual el Anfiteatro, hoy ya denominado oficialmente, Gato Negro se halla en condiciones que dejan mucho que desear, tanto a los y las artistas que lo utilizan cotidianamente, como a las personas que transitan esa zona del Parque Central.

Anoche hubo festejo tibio en el Anfiteatro. Un pequeño grupo de “gatos negros” se reunieron a recordar y celebrar, música y mates mediante, aquel 29 de abril que los convocara en ese místico lugar de la ciudad. El domingo próximo serán los festejos completos, con bandas tocando en vivo, distintas ferias, teatro, clowns y candombe. Nuevamente las familias de Neuquén llenarán el “Anfi” de colores y de risas.

En aquellos días (y meses) de 2012 en que ocurrieron las dos tapadas y los dos destapes del Anfiteatro Gato Negro, el Consejo para el Desarrollo de las Artes y la Interculturalidad (CDAI) municipal, tuvo gran injerencia en el desenlace del tema. Hace pocos días, hubo elecciones en este organismo. Quizá sea hora de que nuevamente comiencen desde allí, tanto las asociaciones de artistas como los y las representantes de diferentes sectores de la sociedad, a exigir al municipio neuquino el cumplimiento cabal de la ordenanza que protege este espacio.

Deja un comentario