Ni verde, ni frito: Tomatito en Neuquén, un músico maduro

SECCIONES

Regresa a nuestra ciudad el guitarrista de flamenco, José Fernández Torres, más conocido como Tomatito. Tras tres años de ausencia, vuelve a Neuquén para presentar “Soy Flamenco”, material que vio la luz en el 2013 y con el cual ganó el Latin Grammy.

TomatitoEl músico, que lleva treinta y cinco años tocando sobre escenarios de todo el mundo, se presentará en el Cine Teatro Español el próximo sábado a las 21:30 horas. Con el acompañamiento de José Israel Fernández “Tomatito Hijo” en la segunda guitarra, “El Piraña” en la percusión, David Paniagua, bailarín flamenco y las cantantes María Ángeles Fernández y Kiki Cortiñas.

Este caminante que se hizo camino al andar, viene dejando una huella larga y de pisada firme. Entre su discografía sobresalen “La Leyenda del Tiempo”, considerada fundamental en la historia del flamenco y el primero de una serie de grabaciones con la cual Tomatito acompañó la voz de Camarón. En “Como el Agua”, se puede apreciar sus acordes entremezclados -por primera vez- con los de Paco de Lucia.

Como solista, se han aplaudido los materiales “Rosas del Amor” (1987); “Barrio Negro” (1991) -que contó con la participación de grandes nombres del flamenco, como Camarón  que canta los Tangos titulados “La Voz del Tiempo”-; y su disco que data de 1996, “Guitarra Gitana”.

El eco de su guitarra todavía resuena en escenarios no sólo flamencos, sino también en las tablas de festivales de jazz y también es un merecido poseedor de premios en todo el globo azul. Ha tocado con músicos de alto calibre, como Diego el Cigala, Elton John o Frank Sinatra. Incluso en aquella visita a la Argentina, su gira también arrojó anclas en nuestra ciudad, recordarán ustedes, cuando vino acompañado por Luis Salinas y Lucho Gonzales.

En sus propias palabras, Tomatito pretende “compartir con aquellos que vienen a escuchar, la intimidad y profundidad” de las noches de verano de sus pagos. Y asegura traer consigo, a su gente, su constelación familiar, para que lo acompañe y nos invita a celebrar “el universo en constante expansión que es mi casa”. 

Hoy día, un extenso etcétera permite afirmar que a Tomatito no le hace falta ningún golpe de calor. Tomatito desborda, desde su expresión gitana y flamenca, el resonar de aquellas regiones que lo vieron nacer. Es que Tomatito hace rato que demostró que no es un músico ni verde, ni frito. Es un compositor maduro que crece y se ramifica de manera tal, que es valorado, admirado y respetado en cada región que visita. Esta vez, nuevamente nosotros y nosotras tenemos la oportunidad de deslumbrarnos con las arañas que salen de sus brazos. Para ello, vaya hasta la puerta del Cine Teatro Español y garantice su butaca, que será una noche de cante y guitarras digna de ser disfrutada.

Deja un comentario