“Nosotros, efímeros mortales”

POPURRI
Foto de la web
Foto de la web

Ya sabíamos de su efímera condición de mortalidad -ya nos había avisado-, pero aún así la muerte nos sorprende profundamente. Con 74 años y un cáncer de pulmón, Eduardo Galeano falleció esta mañana en Montevideo, su ciudad natal.

El escritor uruguayo nos acompañó con su obra literaria desde entrados los años 60, y nos ayudó a explicar la realidad latinoamericana en sus diferentes contextos: dictaduras, democracias, neoliberalismos, guerras, socialismos, revoluciones, caídas y crecimientos. Con más de 40 obras publicadas -y entre cuentos, novelas, poemas y crónicas-, Galeano nos conmovió y nos enterneció, pero sobre todo, nos interpeló y movilizó.

Ciudadano comprometido, periodista crítico, escritor incansable. Tan grande y tan cercano como el abuelo que siempre quisimos tener en la mesita de luz contándonos un relato. Ahora tus libros al lado de nuestra cama son una extensión de tus abrazos.

Hoy te hacemos caso y brindamos por tu legado, porque, como una vez nos dijiste, brindarlo es mejor que llorarlo.

“Para nosotros, efímeros mortales, la única eternidad es el instante. Y beber el instante es mejor que llorarlo”

Deja un comentario