Se viene la cuarta Feria Caracol

Movimientos sociales

El próximo domingo 15 a partir de las 18 en el espacio de creación social y cultural El Anden de Cipolletti, se realizará la cuarta Feria Caracol. Podés encontrar alimentos saludables, medicina natural, artesanías, libros, películas, plantas y accesorios para el hogar. Además se podrá disfrutar de un taller de danza afro y de una muestra de arte plástica. Para el cierre, candombe con el músico Hugo Piris.

La Feria Caracol comenzó en diciembre y se realiza los segundos domingos del mes. Esta elección considera la importancia de no superponerse con las otras ferias que se están llevando a cabo en el valle, en China Muerta y El Chañar (los segundos sábados del mes), lo que le da más alternativas laborales a las y los artesanos-productores. Como también, para que sea un espacio familiar de vínculo con la comunidad. En esta oportunidad- y excepcionalmente- se realizará el tercer domingo de marzo.

La propuesta caracol tiene dos sectores fijos construidos, sostenidos y nutridos colectivamente. El sector de intercambio de semillas y plantas y la “gratiferia”, que consiste en un espacio donde cada persona comparte lo que ya no utiliza pero que está en uso para que otra pueda llevárselo, sin intercambio de dinero ni por medio de trueque.

A su vez en cada encuentro se propone una clase abierta y actividades culturales. Hubieron talleres de leches vegetales y alimentación saludable, de elaboración de hidrolatos (agua floral resultante del proceso de destilación por vapor del aceite esencial de una planta) y de teatro.

También  acompañaron los encuentros, espectáculos de teatro, circo aéreo, música brasilera de la mano del grupo Choro Nosso  y de manera incondicional la presencia  del candombe del Anden.

Virginia, una de las creadoras-organizadoras de la feria contó cómo se fue gestando: “Surgió de un grupo de personas que nos encontramos trabajando en ferias ubicadas en otras localidades alejadas como en El Chañar y China Muerta, que compartimos la necesidad de generar estos espacios en cada entorno donde estamos conviviendo”.

La conformación de estos lugares “es parte de un proceso de elección de vida que tiene que ver con salir de lo impuesto en relación a la economía. No queremos trabajar para otros ni que nuestros productos entre en un mercado determinado”, expresó.

Uno de los principales objetivos de la feria es generar un vínculo entre consumidor y productos. “En vez de que la gente piense en ir al mercado, pueda encontrar en la feria las cosas que necesita para su cotidianeidad”, indicó. Para lograr este objetivo se proponen nuclear a más productores de alimentos.

El camino autogestivo del caracol

La feria se encuentra en formación. La idea es que los feriantes y las personas que participan se apropien también del trabajo que ésta lleva por detrás. “Este es un proceso que cuesta, por lo generar en las ferias la dinámica es pagar por un puesto y que otro u otra haga todo el trabajo, y esa costumbre es la que queremos ir rompiendo”, explicó Virginia.

Salvo la feria del Chañar que depende de la provincia, estas ferias están sostenidas por amigos y colectivos de personas que colaboran pintando los afiches, haciendo los dibujos y proponiendo ideas, aportando desde donde pueden. Actualmente Virginia y Enrique son quienes están principalmente en la organización y convocan a los feriantes y a las bandas.

El contacto se puede establecer via Facebook como Feria Caracol, o bien comunicándose con Virginia al teléfono 0299-155766-395

¿Por qué caracol?

Pensamos en un caracol porque en un principio la idea de la feria era que sea ambulante, que pueda ir pasando por diferentes lugares. Y porque el espiral que forma la casa del caracol representa para nosotros vincularnos, integrarnos. Esa es la esencia de la feria.

Deja un comentario