El nuevo ministro de salud quiere discutir la legalización del aborto

Géneros, Salud, SECCIONES

Solicitó que se cumpla con la normativa sobre abortos no punible. Llamó a un debate maduro “sin ponerse en los extremos ideológicos y religiosos”. Desde el gobierno nacional advirtieron que no es un tema de agenda oficial.

Aunque es una práctica ilegal, en el país por año se realizan unos 500.000 abortos clandestinos, que ponen en riesgo la vida de las mujeres y acrecientan el negocio de clínicas, médicos y médicas. Desde hace casi una década la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito intenta instalar en el Congreso Nacional el debate por una ley que legalice la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 12 de gestación.

Las posturas dentro del gobierno nacional han sido divergentes. El año pasado el proyecto presentado por la Campaña llegó a la comisión de Legislación Penal, con el apoyo de las diputadas kirchneristas Juliana Di Tullio y Diana Conti, pero por falta de quorum la iniciativa volvió a ser “cajoneada”. La presidenta Cristina Fernández ya había manifestado su oposición a la legalización y ayer el nuevo jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo que no es un tema de agenda oficial.

Las declaraciones del funcionario fueron en respuesta a lo dicho por el recientemente nombrado ministro de Salud, Daniel Gollán, quien aseguró tener intenciones de abrir un “un debate maduro con todos los sectores de la sociedad” sobre el aborto.

“En el país hay 500.000 abortos por año y es la principal causa de muerte materna. Hay que hacer un debate serio sin ponerse en los extremos ideológicos y religiosos. Desde el punto de vista del sanitarismo uno tiene que hacer algo. Vamos a propiciar un debate maduro con todos los sectores de la sociedad”, remarcó.

“Una de las posibilidades es el camino que tuvo Uruguay con la consejerías aún antes de tener la ley de la legalización del aborto. En Uruguay tuvo excelentes resultados y el 30% de esas mujeres que fueron a las consejerías decididas a hacerse un aborto, decidieron no hacérselo”, señaló en declaraciones a Radio Nacional Rock.

Gollán también llamó a que se cumpla con la normativa vigente sobre abortos no punibles (aquellos que son producto de una violación, por ejemplo): “Hay una ley, hay que cumplirla. Se está trabajando mucho y hemos logrado que en muchos hospitales del país se cumpla con esta norma. En otros siguen existiendo las objeciones de conciencia, pero ya tenemos un sistema cada vez más aceitado para que, cuando eso ocurre, podemos resolver el problema en otro hospital de otra provincia o de esa misma provincia”.

Deja un comentario