Abuso infantil

SECCIONES

20131105071301A raíz del abuso en un jardín de infantes integrador en la ciudad de Neuquén, el papá que lo denunció hubo de transitar muchos vericuetos de la burocracia protectora de la injusticia. La duda surge acerca del programa Contalo, que intenta –se supone- facilitar las denuncias de abuso: contarlo a quién y para qué, puesto que las instituciones distan de estar capacitadas para proteger a víctimas y sobrevivientes. Publicamos, textual, una de las situaciones surgidas del sumario administrativo a las docentes responsables (?). Habrá más.

Por Miguel Nomikos

Con que querés una fotocopia en el Consejo de Educación…

Si viniste a dedo desde Huinganco, Las Coloradas o Tricao Malal es lo mismo ¿qué importa? ¿a quién le puede importar?
Entrás al Consejo Provincial de Educación, ya sabés adónde vas, ya hiciste varios llamados, ya viniste ayer, ya trajiste nota de solicitud.
Escaleras, carteles, Dirección de Rama… mmhh… Acá. Puerta entreabierta, golpeás, entrás, ¡uy! mal momento, parece: algunas personas están sacando bandejitas con comida. Quien decide postergar el refrigerio te atiende. O al menos pregunta qué querés.
– Vine a buscar fotocopias de un expediente.
Das el número y otros datos, alguien recuerda que le habían dicho algo de ese expediente, dónde estaba y para qué. Bueno, vamos rumbeados por ahí.
– Aquí está, lo habían dejado para sacar fotocopias.
(Sí, a eso vine, te contenés de decir) En muchas instituciones uno se entera de las cosas que ya sabía.
– Pero no sé si las tengo que sacar yo o Legales.
Legales es alguna oficina misteriosa que queda en otro lado, y se le atribuye responsabilidad, culpa o lo que fuere (como no está acá…).
Y pensás que si cuando te llamaron para tomarte una declaración -hace unos meses- te hubieran dado la copia, no habría hoy tantas vueltas. Pero no, la resolución administrativa sasarasa parece estar por encima del Pacto de San José de Costa Rica y vos te imaginás a las señoras y los señores ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminando que la imbécil que insiste con la sasarasa debe entregarte copia, que es su obligación.
El discurrir de tu imaginación se interrumpe porque vino alguien de Legales: -Sí, hay que sacar fotocopias (¿cuándo dirán algo que no sepa?).
– Bueno, pero a esta hora… mirá que yo a tal hora me voy.
Intervenís para acordar sacar fotocopias de la parte última del expediente y mañana vendrás por el resto. También accedés a traer media resma de papel para la fotocopiadora, porque… ¡no hay papel!. Imaginás que la explotación de Vaca Muerta pueda solucionar el abastecimiento de papel.

El mañana llegó. Y te encuentra temprano intercambiando bostezos en el Consejo Provincial de Educación, entregás la media resma y cuando estás por preguntar a qué hora podés pasar a buscar las copias… -No. Falta algo.
Claro ¿qué te pasa? ¿desde cuándo te creés que todo es cuestión de acordar y nada más? No importa lo que ayer dijeron la directora de tal área, el director de tal otra, el secretario de cualesquiera; eso fue ayer, hoy es otra cosa, ayer alguien tuvo tiempo de pergeñar más zancadillas, y están aquí, hoy.
Legales dictaminó (¡a la pucha! sabías que una fotocopia para vos era algo muy importante, mas aun así te sorprende a qué niveles de decisión debe acudirse para la gestión).
“El cuerpo del expediente debe salir del edificio bajo la tutoría de un representante de la dirección (o jefatura, o algo) de Legales”. Impresiona. Y… ¿porqué tiene que salir del edificio, si hay aquí una fotocopiadora que funciona y ya dejaste el papel? Porque las fotocopias se hacen en un kiosco, a unas tres cuadras, y son las más caras de Neuquén.
Mmhhh… ¿Existirá alguna resolución administrativa sasarasa que determine la tercerización del “servicio” de fotocopiado en “ese” kiosco? Y te imaginás que un grupo de diputados y diputadas hacen un pedido de informes a algún ministro de esta provincia para que explique el criterio de contratación de los kiosquitos.
Y todo porque en una actitud imbécil hace unos meses alguien insistió en que la resolución administrativa sasarasa estaba por encima de la Constitución Nacional y te negó –sólo a vos, no a los demás- la copia de tu declaración.

(continuará)

Deja un comentario