“En la provincia de Vaca Muerta hay destrucción para el hospital público”

Salud, SECCIONES
Hospital Castro Rendón. Foto archivo 8300web (Emiliano Ortiz)
Hospital Castro Rendón. Foto archivo 8300web (Emiliano Ortiz)

Los y las trabajadoras de Salud mantienen las medidas de fuerza y realizaron hoy una radio abierta. Reclaman la apertura de una mesa salarial para el sector.

Esta mañana se llevó adelante una radio abierta en el hospital Castro Rendón. “Es parte del plan de lucha que estamos llevando adelante los trabajadores de la salud reclamando la convocatoria a una mesa salarial, la reapertura de las paritarias y enfrentando el vaciamiento del sistema público de salud. Queremos dialogar con la comunidad que es la que junto a nosotros sufre cotidianamente la destrucción del hospital público”, sostuvo la delegada del hospital por ATE, Florencia Peralta. También remarcó que “en la provincia de Vaca Muerta hay negocios millonarios para las multinacionales petroleras y destrucción del hospital público para la población”.

En tanto, la delegada también cuestionó los dichos del ministro de Salud, Rubén Butigué, quien en un informe oficial aseguró que el presupuesto para la cartera aumentó en cuatro años en un 400%, que ingresaron 1.200 agentes nuevos y que se invierten 4.300 pesos por habitante por año en salud. “Esta ‘propaganda’ oficial contrasta con la destrucción del hospital público que sufrimos los trabajadores y la población con condiciones de trabajo y atención que ponen en riesgo nuestra integridad física como pasó la semana pasada con la compañera del laboratorio. En todos los servicios faltan profesionales, enfermeros, auxiliares y operativos. Esto afecta nuestra salud como trabajadores, que prestamos servicio recargados por la falta de personal y afecta la calidad de atención a la población que a veces tienen que esperar meses para conseguir un turno”, remarcó.

Sobre el pedido de aumento Peralta sostuvo que un operativo inicial percibe 6.500 pesos cuando la canasta en la ciudad supera los 12.000 pesos.

Deja un comentario