Tomá Mate…

Movimientos sociales, SECCIONES

 

Imagen del sitio http://grupos.emagister.comEn Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, nos encontramos con las puertas abiertas de América Latina, familias que nos permiten compartir sus hogares como si fuésemos un integrante más de su árbol genealógico. Entre sus personajes más notables están las palabras de integrantes del corso barrial, vecinos que lucharon contra la pastera Botnia, niños, niñas y estudiantes de arte que nos entusiasman a ir por más con su música y sueños de libertad.

Por Blas Lopez Cotti (Corresponsalía desde la Mesopotamia Argentina y la República Oriental del Uruguay)

En Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, nos encontramos con las puertas abiertas de América Latina, familias que nos permiten compartir sus hogares como si fuésemos un integrante más de su árbol. Entre sus personajes más notables están las palabras de “Rivero”, integrante del corso barrial, quien comenta que una vez en su casa además de hospedar a quién les habla, para sorpresa de su mujer trajo a un mexicano a quién recién había conocido en la calle, a dormir, comer y bañarse argumentando a su concubina que era un buen tipo. El “Koky”, también integrante del corso barrial está a la espera de poder dedicarle su vida a una casa del año 1816 que adquirió para remodelar y crear un bar bohemio y de estética musical y antigua. “Nene” usa como herramienta de trabajo, sobre todo en verano, barcos con los que saca a pasear a los turistas que se acercan a la costa, pero lo más extraordinario es que también uno de estos barcos es su hogar.

Un niño de 6 años nos sorprende tocando el bajo, el charango, el cicus y la armónica en una casa donde tomamos por primera vez el “Mate de Té”, una infusión que según los lugareños se bebe sólo por esta zona y consta de rodajas de limón (pueden ser gajos de mandarina, trozos de manzana), algunos tés fusionados con agua caliente y azúcar en una taza en la que bebemos con una bombilla como si fuese un Mate natural para darle un sabor especial a las tardes. Los panes también tienen su capítulo aparte encontrando las galletas montevideanas, suizas y entrerrianas.

Foto 8300web

He Dicho NO a Botnia!

Llama la atención como siempre ennobleciendo la justicia social encontramos por todos lados (comercios, plazas, murales) el mensaje “Si a la vida”, “No a la papelera”, “Botnia contamina” como una manera de llegar hasta el día de hoy, recordando y conmemorando aquellas épocas de lucha popular y el pueblo unificado.

Esta empresa finlandesa se encuentra emplazada en el Río Uruguay, siendo un río de soberanía compartida, sus consecuencias son devastadoras para ambos países. Para la producción de pasta de celulosa se utilizan millones de litros de agua dulce que  se extraen sin costo alguno y son devueltos nuevamente contaminados y a altas temperaturas.

En Finlandia, antes de emprender una explotación semejante se realiza un referéndum popular, similar al acontecido semanas atrás en Loncopué, aquí nada de eso sucedió.

La papelera se instaló igual, lágrimas de por medio, con complicidad de políticos y el tribunal de la Haya. Las potencias como Finlandia seguramente no pueden percibir o comprender la santidad que tiene por estos lados, los actos de reunirse mesa de por medio, con charlas eternas y enteras mediante miradas, sonrisas y caricias que se generan a través de unas buenas tardes de yerba mate y cebadas.

El problema es que la papelera se encuentra estratégicamente ubicada de modo que los vientos contaminantes que emana circulen de forma directa hacia las ciudades argentinas que se encuentran en la costa del río. Las promesas por lo que habitantes de la zona de la República Oriental del Uruguay estaban a favor de la instalación eran las fuentes de trabajo que se avecinaban (mano de obra barata para los finlandeses), pero una vez instalada la papelera gran parte del personal contratado fue traído de los países vinculados a la empresa.

Foto 8300web

Hoy se sigue reuniendo la Asamblea, que se encuentra subdividida en jóvenes y adultos con vecinos de Gualeguaychú y otras instituciones del estado que pretenden e intentan bajo decenas de formas colectivas parar el atentado contra la naturaleza y la humanidad que significa la empresa papelera Botnia en la zona.

Pura y Transparente

Pone el agua para el mate, las esperanzas nunca se pierden y la alegría rioplatense con nuestros hermanes uruguayas está intacta. Mate va, mate viene, infusión de hierbas y paciente continuamos nuestro viaje, siguiendo y andando el camino, de la Mesopotamia y el Río de la Plata.

Nos acompaña el saber del ser, nos comunica como un cuento, el viento, que… no hay utopías y que Todo es Posible.

Deja un comentario