La noosfera y el ser humano naturaleza

POPURRI, Senti Pensante

noosfera_puente-arcoirisCon la llegada del año nuevo maya, para muchos y muchas que se acercan a curiosea se abre un nuevo universo. El día fuera del tiempo fue un día especial para sincronizarse, para meditar, para “descansar”, un buen día para comenzar el resto del viaje.
La primera idea que se debemos tener en cuenta para comprender los nuevos significados son el cambio de paradigma y de calendario. El Tiempo es arte y no dinero, la Tierra es una nave que viaja a través del tiempo, y el método más eficaz para medir el tiempo es el sincronario maya en lugar del calendario gregoriano.
Dentro de esta nueva percepción del tiempo, el espacio y el ser humano, se practica la meditación planetaria y se habla de la noosfera.

La Noosfera – literalmente “esfera de la mente” o capa mental de la Tierra – es una palabra y un concepto acuñado conjuntamente por Jules le Roi, filósofo francés y estudiante de Henri Bergson, el paleontólogo jesuita Pierre Teilhard de Chardin y el geoquímico ruso Vladimir Vernadsky, en París en 1926.

En la raíz de la definición primaria de la noósfera hay una percepción dual: que la vida en la Tierra es una unidad que constituye un sistema entero conocido como la biosfera; y que la mente o conciencia de la vida con todo el sistema de vida – la capa pensante de la Tierra – constituye una unidad que es discontinua pero coextensiva con todo el sistema de vida en la Tierra, incluyendo sus sistemas de soporte inorgánicos. Una tercera premisa crucial que surge de las dos primeras es que la noosfera define la próxima etapa inevitable de la evolución terrestre, que abarcará y transformará la biosfera.

Adentrándonos al concepto de Noósfera, podemos distinguir fenómenos y desarrollos psíquicos de gran envergadura como lo es la Telepatía (transmisión del pensamiento a distancia), la Intuición desarrollada y sistémica, la Clarividencia (visión clara), la Precognición del tiempo (entender los fenómenos antes de que ocurran), y la Supraconciencia, (amplia capacidad de conciencia), es decir, fenomenologías que contienen un nuevo prototipo de Ser Humano, y con ello una nueva etapa dentro de la Evolución Planetaria y más profundamente dentro de la evolución de la Conciencia Humana.

José Argüelles – Valum Votan. El trabajo de José Argüelles (Valum Votan, Cerrador del Ciclo) forma una conclusión esencial a la teoría de la noosfera que al mismo tiempo toma los primeros pasos hacia la creación de técnicas experimentales para precipitar realmente la noosfera hacia la manifestación conciente. La premisa fundamental de la teoría de la noosfera de Argüelles es que sólo puede manifestarse a través del esfuerzo conciente de una parte o al menos de una minoría humana informada e iluminada. La inclinación activista de Argüelles hacia la manifestación de la noosfera comenzó con su trabajo en la creación del Primer Festival de la Tierra Entera (1970), la visión de lo que fuera establecido como una aldea global vinculada por la plegaria y la meditación con otros puntos de eventos en el planeta. Este hito lo puso en contacto con el astrólogo y filósofo de sistema entero, Dane Rudhyar, cuyo libro Planetarization of Conciousness [Planetarización de la Conciencia](1970) es una declaración definitiva en la dirección de la comprensión espiritual de la noosfera como un órgano sensorial planetario abriéndose a la “conciencia galáctica”. La percepción holística de la Tierra fue expresada en el libro de Argüelles Mandala (1972), mientras que en la Visión Transformativa (1975), desarrolló una visión de la mente planetaria utilizando el modelo de los dos hemisferios del cerebro como analogía a los hemisferios globales de oriente y occidente, además de comprender un tipo de proceso dialéctico que evoluciona hacia un campo unificado de conciencia global.

Pero es en Tierra en Ascenso, un Tratado ilustrado sobre la Ley que Gobierna los Sistemas Enteros (1984, 1988, 1996), que Argüelles dio un paso completamente en la corriente para definir la noosfera. Mientras sintetizaba el trabajo de Teilhard de Chardin y de Oliver Reiser (en la primera edición de este libro él aún no había sido conciente de Vernadsky), la contribución principal de Argüelles fue establecer el principio del banco psi como el regulador y almacén de información y el mecanismo de recuperación de la noosfera. En la percepción de Tierra en Ascenso el banco psi/noosfera siempre ha estado operando mientras ha existido vida en la Tierra, pero hasta un momento en el futuro inminente, el Punto Omega de Teilhard de Chardin, ha permanecido en el inconciente. La descripción y definición del banco psi fue el primer paso en describir el mecanismo de la noosfera de la conciencia. De acuerdo con esto, el banco psi es responsable por moderar las diferentes etapas no sólo en la evolución de la vida, sino que también en la evolución de la conciencia. Esto es porque el programa del banco psi mantenido entre los cinturones electromagnéticos de radiación de Van Allen (como lo propuso Reiser) consiste en las estructuras de información del ADN reguladas en turno por un campo de cuatro “placas psi” bipolares –el verdadero aparato del tiempo de la noosfera.

En 1969, Argüelles ya había escrito del I Ching como un modelo de computador, un punto anotado en el Prólogo al I Ching y el Código Genético de Schönberger. Con el modelo del banco psi, Argüelles fue capaz de tomar el código I Ching/ADN como un tipo de programa computacional planetario e integrarlo en el código matemático del sistema del calendario Maya, el tzolkin. La clave matemática común, que descubrió Argüelles, fue que cualquier cuadrado mágico de ocho (la misma matriz matemática que el ADN/I Ching) tiene un arreglo de 260, esto es que cualquier fila suma 260, horizontal o verticalmente. Argüelles sabía que este número era la clave para la “matriz del tiempo” 13 x 20 (= 260) del tzolkin en la que está basado el calendario Maya. Utilizando la hipótesis de Reiser de campo psi como un tipo de cinturón de pensamiento del ADN ubicado en el campo de radiación, mientras encontraba el diseño clave para ubicar el ADN en la matriz del Tzolkin, Argüelles fue capaz de descrifrar un gran sistema de códigos subyacentes a los programas que gobiernan la manifestación histórica de la civilización y su transformación inminente hacia una etapa de civilización y conciencia galáctica –la noosfera manifestada.

Habiendo trabajado por muchos años con el tzolkin como una matriz de cuenta permutacional para la suprema perfección del calendario Maya entre todos los calendarios del mundo, y luego su decodificación noosférica en Tierra en Ascenso, Argüelles continuó con dos puntos de eventos noosféricos hitos. Uno fue la meditación sincronizada globalmente, la Convergencia Armónica, que realmente funcionó con el establecimiento de un campo de conciencia planetaria enfocando meditaciones programadas proféticamente para que ocurrieran en los sitios sagrados clave alrededor del planeta; y del texto acompañante, el Factor Maya. Un Camino Más allá de la Tecnología. (1987).

En el Factor Maya, con la comprensión de la matriz 13×20 del calendario Maya como el regulador temporal del banco psi regulador de la Tierra, Argüelles fue capaz de descifrar el código del calendario Maya y determinar que el Gran Ciclo de la Historia, los 13 baktunes o 260 katunes de duración, la base de la Cuenta Larga Maya, desde el 3113 AC al 2012 DC, también era inseparable de la matriz del tzolkin. Esto significa que toda la historia fue una función del programa del banco psi El Gran Ciclo, así definido, también dio un tiempo preciso al tercer y cuarto término de la ecuación holonómica –“el hombre transforma la naturaleza” –definida ahora como el ciclo de la historia desde el 3113 AC a 1987; mientras “la naturaleza evalúa la transformación del hombre” es definida por el breve lapso entre 1987 y el 2012. El quinto término y concluyente, “hombre y naturaleza sintetizados” comenzaría después del fin del ciclo de la historia en el 2012. ¿Es el 2012 el Punto Omega de Teilhard de Chardin? Si es así, entonces el período entre 1987 y el 2012 también definiría el tiempo de la transición biosfera-noosfera.

video (viejito, pero) que explica la noción de noosfera

Más info: http://www.noosfera.cl/epistemologia.php

2 comments

  • Muchísimas gracias por difundir el concepto de la Noosfera, una nueva etapa evolutiva de nuestro planeta y por lo tanto de toda la humanidad. Hay un libro muy interesante de la argentina Bianca Atwell, que ahora vive en una isla y se llama “Noosfera, la mente del Planeta Tierra”. En él explica muy claramente cómo estamos conectados con esa mente, cómo es nuestra relación biológica con el planeta y algunos ejercicios. Es un libro interesantísimo que me ha abierto los ojos en muchos aspectos.
    Muy bueno el sitio web, lo leo con regularidad.

Deja un comentario