“El apoyo del Estado es sólo para los grandes ganaderos y no para los crianceros”

Movimientos sociales, Tierra

chivosAlberto Neculuam -integrante de la comunidad Cheuquel, en la zona centro de Neuquén- dice que las políticas del Estado sólo beneficia a los grandes productores de ganado. Pero que los crianceros sufren trabas y hasta persecuciones legales. Cuenta cómo les cuesta llegar a los puestos de veranada. Y habla sobre la falta de trabajo y educación.

La comunidad Cheuquel está ubicada en el centro de la provincia de Neuquén, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Zapala. La principal actividad económica es la ganadería de trashumancia. Alberto Neculuam -integrante de esa comunidad- le contó al programa La Palangana cuál es la situación en la que viven en esas regiones olvidadas por el brazo del Estado y de la sociedad. Esta es parte del diálogo de Neculuam con el periodista Marcelo Pascuccio esta mañana.

¿Por qué ustedes nunca son noticia?
A veces a la realidad la van tapando con otras cosas. Hoy por hoy la televisión pública está abocada de lleno al deporte, que no me parece esté mal, pero descuidan un montón de información que hace a la realidad del interior.

¿Siguen encontrándose con nuevos alambrados?
Esto es habitual de todos los años. Cada vez que vamos a la veranada o aparece un nuevo supuesto propietario o aparecen nuevos alambrados que en el momento de regresar de la veranada, vemos que los integrantes de la comunidad aparecen como usurpadores.

¿Hay iniciadas acciones judiciales contra vernadores?
Hace menos de un mes, tuvimos que declarar dos miembros de la comunidad en el juzgado de Zapala porque están acusado de usurpación, y esto afecta no solamente por no tener el lugar al regreso de la veranada, sino también psicológicamente a la persona. No puede trabajar en la ciudad porque no tiene laburo, y en el campo no lo dejan. ¿Qué quieren hacer? ¿Un subsuelo para que pueda vivir?

El hecho de que se le cierren los caminos para la veranada ¿qué significa?
Una dificultad mucho más que compleja. O son mucho más kilómetros los que hay que transitar, o usar las rutas, pero no en todas las rutas se pude circular por la banquina. A veces hay que ir sobre la cinta asfáltica, y esto provoca accidentes.

¿No hay refugios para la veranada?
Los lugares de la ruta ni siquiera se piensa en refugios para el veranador. Solo para vehículos. Está bien, pero se han olvidado que hay gente que tiene que ir para la cordillera y no tiene desde donde.

¿No es contradictoria la política de apoyo al productor, como la certificación del chivo del norte con la falta de rutas de arreos?
Si, cuando se habla del beneficio, de las políticas de respaldo a emprendimientos para salvaguardar el desarrollo de los pequeños productores en la zona rural, tenemos la contradicción de quiénes son los que más se benefician. No al que tiene animales, sino al capitalista. El que tiene menos ganado es el que menos puede acceder a este tipo de emprendimientos. A la hora de los hechos, son muchos más los trámites que lo que puede recibir el pequeño productor para poder desarrollarse.
El gran productor es el que tiene apoyo. Uno por la cantidad de ganado que posee. Y luego por la posibilidad de pago de crédito que tienen. La trashumancia tiende a desaparecer. Es porque cortan los callejones por alambrado y cuando uno reclama dicen que es propiedad privada y no se puede hacer nada.

Alberto Neculuam, en diálogo con Marcelo Pascuccio de La Palangana

Deja un comentario