Lozada fue apartado de la causa de “gatillo fácil”

Derechos de la humanidad, SECCIONES
lozada
Foto de la cuenta de facebook "Yo apoyo a Lozada"

La Cámara Segunda del Crimen hizo lugar a la recusación presentada por la defensa del cabo de la policía y apartó al juez de instrucción de Bariloche que lo había procesado por homicidio doblemente calificado.

Con el voto de César Eduardo Lanfranchi al que adhirieron Héctor Leguizamón Pondal y Miguel Angel Lara, el Tribunal resolvió hacer lugar a la recusación planteada por el defensor del policía Sergio Colombil, Marcelo Ganuza. Dispuso el apartamiento del magistrado, Martín Lozada, y decretó la nulidad de la declaración indagatoria, del procesamiento y de la prisión preventiva dictados por el titular del juzgado de instrucción Nº2.

Colombil está acusado de ser el responsable de disparar al adolescente de quince años, Diego Bonefoi, el 17 de junio a las 4.30, cuando intentaba detenerlo ante una presunta denuncia de robo que hasta el momento no fue probada.

Lozada había procesado al cabo por el delito de homicidio calificado por alevosía y por haber abusado de sus funciones en el ejercicio de su cargo de empleado policial. Había dictado, además, la prisión preventiva. En su resolución aseguró que el imputado: “aprovechando su calidad de empleado policial en funciones, en franco abuso de su cargo y por fuera de las potestades que le fueron conferidas por el Estado democrático y constitucional de derecho para velar por el orden público, le quitó la vida de modo jurídicamente injustificable”.

Entre sus argumentos Ganuza aseguró que el juez: “Fue personalmente al barrio alto a hablar con manifestantes y saqueadores para calmarlos, a los familiares del Sr Bonefoi a llevar consuelo y no a la esposa e hijos del imputado, al que condenó antes de procesar y al que desprecia”. También mencionó las declaraciones formuladas a la prensa por Lozada que “muestran simpatía y favoritismo hacia la familia del fallecido”.

El magistrado alegó que “Se reunió con el imputado previo visitar el domicilio de la familia Bonefoi en horas del mediodía del 17 de junio pasado. Se presentó allí a instancias de la madre del joven fallecido, que según expresó de modo angustiante, estaba siendo reiteradamente atacada por personas que identificó como miembros de la Policía de Río Negro”.

“En cuanto a ciertas declaraciones (…), ante lo dramático de los hechos, y frente a una inusitada demanda de información, durante la mañana de acontecido el hecho, informó acerca de aquellas circunstancias que ya se encontraban plasmadas en el acta de procedimiento (…) Ni más ni menos que la verdad material de lo que hasta entonces habría conocido y era susceptible de ser comunicado sin poner en peligro el éxito de la pesquisa”, aseguró.

Lozada descartó, al momento del procesamiento, que el arma hallada a metros de la víctima fuera de Bonefoi, ya que los policías que acompañaban a Colombil aseguraron que sólo se oyó una detonación. El camarista Lanfranchi sostuvo en su voto, en relación al arma, que “las palabras del juez (a la prensa) en realidad no coinciden con la comunicación auténtica de datos concretos, según fueron asentados en el acta, sí constituyen en cambio una manifestación de un juicio”.

La investigación estará a cargo del magistrado Gaimaro Pozzi.

Resolución de la Cámara Segunda del Crimen

3 comments

Deja un comentario