Día del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti y Trans

POPURRI

orgulo2010Hoy se conmemora y celebra el Día del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Trans. En nuestra región las actividades comenzarán a partir de las 18, en el Monumento a San Martín.

La convocatoria de hoy se propone seguir activando y organizando la participación en la audiencia pública, a desarrollarse en la Legislatura de Neuquén el próximo 2 de julio, en la que se debatirá acerca del proyecto de Ley de Matrimonio de parejas del mismo sexo, que cuenta con el voto favorable de la Cámara de Diputadas/os de la Nación y que se tratará el 14 de julio en el Senado de la Nación.

Este tipo de audiencias públicas, se están desarrollando a instancias de la presidenta de la Comisión de Legislación General del Senado, Liliana Negre de Alonso, quien consiguió que el pleno del Senado apruebe una resolución para que la Comisión de Legislación General se constituya en “Audiencia Pública” en una serie de provincias argentinas, con el objetivo de recibir “opiniones” y garantizar un debate “federal”, cosa que no hacen con ningún otro proyecto ley en una clara maniobra por dilatar el debate y condicionarlo con la participación de los grupos anti-derechos.

¿Por qué se celebra el 28 de junio?-Los disturbios de Stonewall

Los disturbios de Stonewall fueron una serie de violentos conflictos entre los agentes de policía de la ciudad de Nueva York y grupos de gays, lesbianas y trans, que se inició durante la madrugada del 28 de junio de 1969, y duró varios días. Se consideran como uno de los eventos más trascendentales de la historia del movimiento de liberación gay, lesbico, trans. La lenta pero consistente apertura social hacia la aceptación y mejor entendimiento de la diversidad sexual que podemos comenzar a ver hoy tiene su origen, en gran medida, en una calurosa noche de verano del año 1969, cuando un grupo de gays, lesbianas, travestis, drag queens y transgéneros decidieron dejar de ser víctimas y empezar a luchar por sus derechos.

Aunque los enfrentamientos de “Stonewall” se han considerado tradicionalmente como la primera protesta masiva de gays y lesbianas en busca de la igualdad, nuestra investigación arrojó que con anterioridad a “Stonewall” ya había grupos organizados de gays y lesbianas realizando protestas a través de los Estados Unidos. A continuación enumeramos solamente algunas de estas demostraciones:
• 17 de abril de 1965: Miembros de la organización Mattachine Society protestan frente a las Naciones Unidas y la Casa Blanca en contra de las injusticias del gobierno cubano de Fidel Castro cometidas contra los homosexuales, a quienes puso en campos de concentración.
• Abril y mayo de 1965: La Janus Society protesta en Filadelfia contra el dueño de un restaurante que se negó a servirle a un grupo de personas a quienes identificó como homosexuales y lesbianas.
• Abril de 1966: La Mattachine Society de Nueva York protesta el cierre de las barras gays y las políticas gubernamentales de revocación de licencias de vender bebidas alcohólicas a los establecimientos homosexuales.

Historia
La aplicación de la ley de redadas en bares y discotecas gays eran parte habitual de la vida de la diversidad sexual en las ciudades a través de Estados Unidos, hasta la década de 1960, cuando las constantes redadas en los bares de muchas grandes ciudades se fueron tornando cada vez menos frecuentes. La mayoría concluye que la disminución de estos ataques se puede atribuir a una serie de desafíos judiciales y al aumento de la resistencia del “Homophile Movement”.

Antes de 1965, la policía con frecuencia registraba la identidad de todos los presentes en la redada, y en ocasiones proporcionaba la información a los diarios para su publicación. Además utilizaba cualquier justificacion conveniente para hacer los arrestos bajo cargos de indecencia, incluyendo besos, estar tomados de la mano, estar vestido “con ropas del sexo opuesto”, e incluso el mero hecho de estar en el bar al momento de la redada.

En 1965, dos importantes figuras fueron cada vez mas prominentes. El primero fue John Lindsay, un liberal republicano que fue elegido alcalde de la ciudad de Nueva York en una plataforma de reforma. El otro fue Leitsch Richard, que se convirtió en presidente de la Mattachine Society (primera organización gay de EE.UU.) en la ciudad de Nueva York aproximadamente en la misma fecha. Leitsch es considerado relativamente mas militante en comparación con sus predecesores y además creía en la acción directa utilizando las técnicas de los otros grupos de derechos civiles que actuaban en la década del 60.

A principios de 1966, las políticas de administración habían cambiado a causa de las denuncias formuladas por la Mattachine Society de que la policía estaba en las calles persiguiendo a gays y acusándolos por “indecencia”. El comisionado de policía, Howard Leary, dio entonces instrucciones a la fuerza policial de no forzar a los gays a infringir la ley y también requirió que cualquier oficiale de civil debía contar con un testigo cuando una persona gay fuera detenida. Esta política causó que los encarcelamiento de los varones homosexuales sea mucho menos común en la ciudad de Nueva York.

En el mismo año, con el fin de desafiar la State Liquor Authority (SLA) en relación con sus políticas sobre bares gay, Leitsch realizó un “tomada” (a un bar se le podía retirar su licencia para vender alcohol si le servía cono conocimiento a un grupo de tres o más homosexuales). Leitsch había convocado a miembros de la prensa y en una reunión prevista en un bar con otros dos varones homosexuales para poner a prueba la política de cierre de bares de la SLA. Cuando el camarero rechazó servirles, hicieron una denuncia.

La pregunta sigue siendo ¿por qué entonces el Stonewall Inn fue asaltado si los bares gay eran legales y en aumento. John D’Emilio, un destacado historiador, señala que la ciudad estaba en medio de una campaña de la alcaldía y John Lindsay, que iba perdiendo, tenía motivos para pedir una limpieza de la ciudad, en especial los bares. Así convirtió al Stonewall Inn en un blanco fácil porque funcionaba sin licencia de licores, y ofrecía “muchachos escasamente vestidos como entretenimiento e interpuso un elemento no regulado a Sheridan Square”.

El Stonewall Inn era frecuentado principalmente por hispanos, negros, los varones homosexuales, lesbianas y muchos eran trans o drag queens.


La incursión Stonewall y las secuelas

frente de Stonewall
frente de Stonewall

El sábado 28 de junio de 1969 por la mañana, poco después de 1:20 horas, la policía irrumpió en el Stonewall Inn, en bar gay del Greenwich Village. Una serie de factores diferenciaron la redada que tuvo lugar el 28 de junio de otras incursiones anteriores al Stonewall Inn. En general, el Precinto Seis de la policía avisaba al gerente de Stonewall antes de una redada. Además, las redadas eran realizadas en general a primera hora de la noche, con antelación suficiente para permitir que el bar vuelva al normal funcionamiento para las horas pico de la noche. Aproximadamente a las 1:20 horas, mucho más tarde de lo habitual, ocho oficiales del Primer Recinto, de los cuales sólo uno estaba de uniforme, entraron en el bar. Una vez allí anunciaron que iban a detener a las personas que “estuvieran sin identificación, vestidas con la ropa del sexo opuesto, y a algunos o todos los empleados”.

Durante esa intervención, varios clientes comenzaron a reclamar que debía hacerse algo para parar los abusos que cometía la policía neoyorquina contra la comunidad homosexual. Entre los abusos que cometía la policía estaba el conocido como “gayola”, que consistía en el cobro de dinero a los dueños y clientes de los establecimientos gays para asegurarles no ser intervenidos. El establecimiento que se negaba a pagar, era intervenido y sus clientes arrestados y sometidos a toda clase de registros indignantes y abusivos.

La policía entró al “Stonewall Inn”, cerró las puertas y mantuvo a todos los clientes dentro del negocio hasta que decidieran lo que iban a hacer. Alrededor de quince minutos más tarde, la policía anunció que dejarían salir a todos aquellos clientes que tuvieran identificación. Los que no presentaron identificación y todas las travestís fueron arrestados. Mientras tanto, ya la voz se había corrido de que “Stonewall Inn” estaba siendo intervenido y una muchedumbre se había arremolinado a las afueras del local.

Según iban liberando a los clientes, la multitud los aplaudía a las afuera y los ánimos empezaron a caldearse. Para ese momento, ya se habían congregado más de 400 personas. Pero lo que detonó la violencia fue el momento en que tres travestis fueron arrestadas y metidas en la patrulla de la policía, junto con el bartender y el dueño. Una de las travestis se bajó de la patrulla y un policía la golpeó y la subió por la fuerza nuevamente. Ahí fue cuando la multitud comenzó a quejarse de que se estaba cometiendo brutalidad policíaca y empezaron a insultar a los policías.

La gente comenzó a tirar monedas a la policía en abierta referencia a la “gayola” y como forma de insultarlos. Pero cuando se terminaron las monedas, empezaron a lanzar botellas, latas, piedras y toda clase de objetos. El inspector Pine y sus hombres se refugiaron nuevamente dentro del bar. Una vez dentro, comenzaron a destrozarlo y a golpear a mansalva al resto de los clientes que quedaban dentro, incluyendo a un cantante heterosexual. La gente destrozó las ventanas del local desde afuera para ganar acceso al interior, donde se encontraba la policía. Alguien empezó a rociar líquido de encendedores para quemar la barra con la policía dentro. Otros arrancaron los parquímetros y comenzaron a usarlos de proyectiles. El grito de lucha era: “Gay power!”.

El inspector Pine ya tenía pensado dar la orden para disparar contra la muchedumbre, cuando escuchó las sirenas de los refuerzos. La Unidad de Operaciones Tácticas, un escuadrón antimotines de control formado originalmente para contrarrestar a los manifestantes contra la guerra de Vietnam, entró en acción y logró inicialmente controlar a la masa de gente. Sin embargo, y contrario a lo que esperaban, la muchedumbre comenzó a reorganizarse a las espaldas de los agentes de operaciones tácticas y los enfrentaron lanzándoles toda clase de objetos. La patrulla de la fuerza táctica llegó para dispersar a la multitud, pero fallaron en dividir a la muchedumbre que logró mantener la resistencia.

Finalmente la escena se fue aquientando, en la primera noche trece personas fueron detenidas y cuatro agentes de policía, así como un número indeterminado de manifestantes, resultaron heridos. Se sabe, sin embargo, que por lo menos dos manifestantes fueron golpeados brutalmente por la policía, y que la multitud estimada en más de 2000 personas luchó contra más de 400 agentes de policía.

marcha gay

Legado
Las fuerzas que estaban latentes antes de los disturbios eran ahora visibles. La idea de comunidad creada por las organizaciones homosexuales en las dos décadas anteriores formó el entorno perfecto para la creación del Movimiento de Liberación Gay. A finales de julio el Frente de Liberación Gay (GLF) se formó en Nueva York y para fin de año se lo podía encontrar en las ciudades y universidades de todo el país. Organizaciones similares fueron creadas en todo el mundo, incluyendo Canadá, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Holanda, Australia y Nueva Zelanda.

Al año siguiente, en la conmemoración de Stonewall Riots, el GLF organizó una marcha de Greenwich Village a Central Park. Entre 5000 y 10000 hombres y mujeres asistieron a la marcha. Muchas marcha del orgullo eligieron el mes de junio para celebrar sus desfil, las principales ciudades estadounidenses como Nueva York, Chicago, Houston, San Francisco, Seattle , Minneapolis y Columbus, así como otras ciudades como Toronto, eligieron el último domingo de junio, en honor de Stonewall, para llevar a cabo las celebraciones del orgullo.

El real Stonewall Inn estubo vacante y cerrado durante la mayoría de las años desde 1970 a 1980. Se volvió a abrir después de su primera renovación a principios de 1990. Una segunda renovación a fines del decenio de 1990 trajo nuevas en multitudes a su nuevo diseño. El club se mantuvo popular hasta que la gestión perdió su contrato de alquiler en 2006. La nueva gestión reabrió la última versión de Stonewall en febrero de 2007.

En 2006, en el aniversario de los disturbios de Stonewall, Islandia aprobó una ley de concesión de las parejas del mismo sexo derechos legales iguales a los de las parejas heterosexuales.

Además, las autoridades dejaron de ver a la comunidad homosexual como un grupo de seres marginados, y se dieron cuenta de que eran un grupo sólido y unido que podían hablar con una sola voz y hacerse escuchar. Las políticas gubernamentales de la ciudad de Nueva York, relacionadas con intervenciones policíacas en establecimientos homosexuales, fueron revisadas y enmendadas para lograr un trato más igualitario.

También el activismo de los homosexuales a nivel mundial cobró fuerza y surgieron más organizaciones enfocadas a la lucha por los derechos de gays, lesbianas y trans. Muchas de esas nuevas organizaciones aún están muy activas en la lucha por las causas de la comunidad.

Ciertamente, los motines de “Stonewall” marcaron el momento histórico en que gays, lesbianas y trans hicieron algo más que “salir del closet”. En esta ocasión salieron de años de silencio e hicieron escuchar su voz y su fuerza.

Fuente: Comunidad Homosexual Argentina

Deja un comentario