Recomendaciones para la cobertura periodística de casos de suicidio

POPURRI
periodismo3
Imagen tomada del sitio Justicia Global

Fueron publicadas en el sitio del ministerio de Salud de Nación, a raíz de lo sucedido en Rosario de la Frontera, Salta.

“Existe evidencia suficiente para sugerir que algunas formas de cobertura periodística y televisiva de los suicidios están asociadas con un aumento de estas conductas estadísticamente significativo. Si bien con frecuencia este tema es de interés periodístico y los medios de comunicación tienen derecho a informar al respecto, es importante tener en cuenta que la reproducción del hecho genera un impacto sensible, preferentemente entre la gente joven”, asegura el ministerio en su informe.

Estas son algunas de las recomendaciones:

  • “Si se está informando sobre el suicidio en general, deben usarse fuentes auténticas y confiables; mencionar estadísticas que deberán interpretarse cuidadosa y correctamente; los comentarios espontáneos deberán manejarse con cuidado a pesar de las presiones por tiempo, y tener mucho cuidado con las generalizaciones basadas en cifras pequeñas y las expresiones como “epidemia de suicidios” y “el lugar con mayor tasa de suicidios en el mundo”
  • “No se debe informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los cambios o la degradación social o cultural”
  • “En cuanto a la comunicación de un suicidio específico, deberán tenerse en cuenta a la hora de informar evitar la cobertura sensacionalista, particularmente cuando involucra a una celebridad”
  • “Es importante no reproducir las fotografías de la víctima, no informar sobre el método empleado y sus detalles, y la escena del suicidio, para evitar comportamientos imitativos”
  • Los titulares en primera página nunca son la ubicación ideal para informar sobre un suicidio y la información acerca del suicidio como algo inexplicable o simplista tampoco es apropiada porque nunca es el resultado de un solo factor o hecho”
  • El suicidio no deberá describirse como un método para enfrentar problemas personales tales como bancarrota, incapacidad de aprobar un examen o abuso sexual y los informes deberán tener en cuenta el impacto sobre las familias y otros sobrevivientes en términos del estigma y el sufrimiento psicológico”
  • Es contraproducente glorificar a las víctimas de suicidio como mártires y objetos de adulación pública porque puede sugerir, a las personas vulnerables, que la sociedad honra el comportamiento suicida. Lo correcto es poner el énfasis en lamentar la muerte de la persona o describir las consecuencias físicas de los intentos de suicidio para que actúen como elemento de disuasión”

QUÉ HACER

• Trabajar estrechamente con autoridades de la salud en la presentación de los hechos
• Referirse al suicidio como un hecho logrado, no uno exitoso
• Presentar sólo datos relevantes en las páginas interiores
• Resaltar las alternativas al suicidio
• Proporcionar información sobre líneas de ayuda y recursos comunitarios
• Publicitar indicadores de riesgo y señales de advertencia

QUÉ NO HACER

• No publicar fotografías o notas suicidas
• No informar detalles específicos del método usado
• No dar razones simplistas
• No glorificar ni hacer una cobertura sensacionalista del suicidio
• No usar estereotipos religiosos o culturales
• No aportar culpas

El banco de datos de la Organización Mundial de la Salud contiene datos por edad y género a partir de 1950. Organizaciones que pueden suministrar información son el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF), el Instituto Interregional de Investigación del Crimen y la Justicia de las Naciones Unidas (UNICRI), el Fondo para el Desarrollo de la Mujer de las Naciones Unidas (UNIFEM), entre otras.

Informe completo del ministerio de Salud de la Nación

4 comments

Deja un comentario