Esto, también es África

El mundo, GUÍA COOPES, Política, SECCIONES

thumb.large.Simon_Townsley__InspirActionQuedamos siempre como aguafiestas, pero la culpa no es nuestra sino del capitalismo, las injusticias y la desigualdad. Sudáfrica gastará en el Mundial cuatro veces más de lo que invertirá en VIH/sida entre 2010 y 2011. Casi 6 millones de personas viven con VIH en este país.

A pocos días de que empiece el Mundial, el mundo vuelve sus ojos hacia Sudáfrica: por primera vez un país africano acoge la celebración de este encuentro deportivo. Pero Sudáfrica no es solo la sede del Mundial de Fútbol 2010, sino también uno de los países con mayor tasa de infecciones de VIH, con casi 6 millones de personas que viven con el virus.

Mientras miles de hinchas animan a sus equipos en Sudáfrica, 1.400 personas se infectarán cada día por el virus del VIH, y casi 1.000 morirán. El 18% de la población sudafricana entre 15 y 49 años está infectada, y hasta el momento ya hay dos millones y medio de niños que han quedado huérfanos.

Se estima que Sudáfrica debería destinar anualmente 1.500 millones de dólares a la prevención y tratamiento del VIH/sida. Sin embargo, en un estado que ha invertido cerca de 4.000 millones en el Mundial, sólo el 40% de los adultos que necesitan tratamiento antirretroviral acceden a él.

En Sudáfrica la esperanza de vida ha caído nueve años desde 1990, en gran parte debido al alto índice de contagios de VIH, y los niveles de inequidad son de los más altos del mundo: la mitad de la población del país (unos 25 millones de personas) sobrevive con sólo el 8% del PNB. El acceso a la sanidad refleja claramente no sólo esta inequidad, sino también el legado del apartheid, con claras diferencias en función de la raza.

Hablamos, a pesar de estas cifras, de la economía más fuerte del continente. Un país que según datos de InspirAction ha gastado alrededor de 3.800 millones de dólares en adecuar infraestructura y construir nuevos estadios. Un país que en unos días se verá inundado de extranjeros que acudirán a sus estadios, mientras que los aficionados del resto del continente sólo han comprado 40.000 entradas para asistir a la primera Copa del Mundo que se celebrará en suelo africano. Los altos precios tanto de las entradas como de los vuelos, y las escasas combinaciones aéreas dificultan que los africanos asistan a la gran fiesta del fútbol.

Nota y más información:

www.canalsolidario.org

www.inspiraction.org

2 comments

Deja un comentario