Denuncian a profesores de la Facultad de Roca por violencia y abusos

Géneros, SECCIONES

AlertaLa violencia y los abusos hacia las mujeres parecen naturalizarse en espacios que antes nos inspiraban confianza o al menos eran lugares “impensados” de producirse tales hechos. Primero el consultorio ginecológico, ahora el aula universitaria.

La Comisión de Mujeres de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Fadecs) de Roca denunció, mediante la presentación de un protocolo, situaciones violentas y de acoso hacia estudiantes mujeres  por parte de docentes de distintas carreras.

Miradas inadecuadas, comentarios fuera de lugar relacionados al cuerpo o al sexo, “favores” para apobar la materia y mails o mensajes de texto no relacionados a lo académico, son sólo algunas de las cosas por las que estar alerta. A partir de sucesivas denuncias, la Comisión decidió realizar un “protocolo de alerta para los y las estudiantes para concientizar la problemática del abuso de poder por parte profesores, ya que se naturaliza”, explicó Catalina Arca, integrante del grupo que funciona en la Fadecs hace ya un tiempo.

La que dio el primer paso y se animó fue una estudiante de la carrera Comunicación Social, quien acudió a la Comisión y les confió lo que le había sucedido con un profesor. “Nos contó que le hizo comentarios fuera de lugar sobre su cuerpo y que no era la primera vez que le pasaba. Gracias a esta denuncia, hablaron otras compañeras contándonos que conocían chicas que no se animaban a hablar por temor a perder la materia“, relató Catalina.

Así los comentarios recorrieron los pasillos de la Facultad, y varios docentes de todas las carreras (Comunicación Social, Sociología, Abogacía y Trabajo Social) fueron acusados de acoso, humillaciones por el sólo hechos de ser mujer, insinuasiones, entre otros. “Compañeras de Trabajo Social nos contaron que tienen  un profesor que les pide mejoramiento de notas a cambio de favores sexuales”, confió Catalina.

Al igual que en el consultorio, en las aulas se reproduce la relación asimétrica entre profesor/estudiante, médico/paciente. De esta manera, es posible trasladar las apreciaciones de la pscicóloga y psicoterapeuta, Susana Velázquez, sobre los “ginecoabusos”, a estos acosos que se dan en el ámbito académico. “¿Qué podemos considerar abuso sexual en el consultorio? Las siguientes acciones: avances sexuales basados en una relación asimétrica, con predominio de la relación poder-saber que constituye abuso ético y mental. El hecho de que el profesional haya pasado los límites de lo que se espera en una consulta produce en la mujer un quiebre de lo que vino a buscar: seguridad, confianza e idoneidad”, definió la profesional durante la capacitación “Violencia de género y ‘ginecoabusos”, realizada en marzo en Neuquén.

Catalina aseguró que la situación es grave ya que el círculo de silencio mantenido por toda la comunidad académica, lleva a que las mujeres no se animen a denunciar. Para romper con esto es que decidieron, en una primera etapa, empapelar la Facultad con el protocolo de alerta. Como segundo paso, están evaluando realizar un escrache a los profesores y  llegar al Consejo Directivo de la institución para tratar el tema.

“Empezamos a averiguar con qué herramientas contabamos dentro de la Facultad para poder accionar y/o sancionar a estos profesores. Buscamos ordenanzas y encontramos que uno de los docentes al cual denunciaron ya tiene otro sumario por lo mismo, aunque esto pasó hace 10 años atrás y lemantablemente el archivo está cerrado, y es como sino existiese. No queremos que esto vuelva a pasar, ni que este profesor siga dando clases”, concluyó la estudiante.

Más información:

“Universitarias denuncian violencia y abuso en las aulas” – Blog Hijas de Eva

Descargá el protocolo y pegalo en tu aula/escuela/Facultad.

7 comments

  • Qué pasó, qué pasó que el ALERTA dado por las estudiantes de la Facultad de Derecho y Cs. Sociales tuvo un paso fugaz por el diario Río Negro On Line, para quedar sólo instalada en el Blog Hijas de Eva. Por un lado, se me ocurren varias preguntas: ¿a quién/es molestó tanto? ¿qué se silencia? ¿quiénes son fuentes confiables para el diario? ¿qué género deben tener las fuentes para tornarse creíbles? ¿será que el “derecho” insiste en descreer de las palabras de las mujeres? . Por otro lado, son esperanzadoras porque hablan tanto del empoderamiento de estas estudiantes, como de la posibilidad de transitar por otros espacios pedagógicos/ formativos, no curriculares, dentro de la Facultad. Además, a partir de visibilizar las prácticas extorsivas de profesores, “extienden” nuestros pensamientos al invitarnos a pensar en otros tipos de violencia. Hoy estas estudiantes nos han dado cátedra.

  • Prometedoras las acciones de las estudiantes de la Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales. Y me sumo con otros Alertas: Alerta que aquí estamos!! Alerta que seguimos cada día aprendiendo con otras a organizarnos y a desnudar las injusticas machistas y los abusos sean en el lugar que sean: en los consultorios, en las facultades, en las aulas, en las calles, en las casas, en los sindicatos. Alerta que llegamos para quedarnos (mal que les pese)!!. Alerta que vamos a poner obstáculos para que esto no se siga escondiendo en sumarios cajoneados. Alerta que estas manifestaciones existen aunque el diario Río Negro las censure. Alerta que las acciones existen. Alerta que las estudiantes van siendo otras. Alerta que no hay censura que las detenga. Alerta que queremos volver intolerantes los abusos también en la Universidad Pública!!

  • Cuando hagan una denuncia en serio por las vias institucionales correspondientes, aportando pruebas, nombres y datos que verifiquen lo sucedido seguramente el diario rio negro le dara mas espacio en sus paginas a este tema que de ser asi por supuesto es muy grave. No se apresuren ni hagan de esto una cuestion de debate de genero porque no lo es, estan dañando la reputacion de nuestra universidad sin aportar ni siquiera hechos concretos.
    Como estara tomado de los pelos el tema que el propio decano tuvo que empezar una investigacion de oficio porque nadie presento una denuncia seria al respecto. SI quieren atencion y mas espacio, hubeiran hecho una denuncia , con lo que se necesita para eso, la documentacion, las pruebas, los distintos sucesos y listo.
    Porque si no es muy facil salir a hablar, aprovechar un par de medios que no son serios (no quiero incluir a 8300 porque salvo en este caso generalmente comprueba las cosas antes de escribirlas) y difamar a personas.
    Espero no se ofendan, pero el 8300 deberia obligar a sus periodistas a trabajar mejor como estamos acostumbrados.

  • Mario: esta denuncia no daña la reputación de la univeridad, por el contrario revela el compromiso de sus integrantes por construir una organización que no sea indiferente a los malos tratos y a los abusos. Desde 8300 tampoco queremos actuar con indiferencia ante estas situciones.

  • Mario, las pruebas estan, la denuncia esta, es mas, hay una seria y muy jodida denuncia presentada hace 10 años.
    Hay prueba, hay denuncia, hay abogados y un sumario iniciado pronto a proseguir. Esta todo presentado “por las vias institucionales correspondientes”.
    No es difamacion en absoluto, te daria el nombre concreto de la persona que abusa de alumnos (psicologica y sexualmente) desde hace mas de una decada en las aulas de la Fadecs.
    El Rio negro ya tiene antecedentes de no publicar o mejor dicho… iniciar una investigacion cuando la denuncia del 2000 se presento, pero.. por arte de magia dejaron de lado esa investigacion, mi fuente: una persona de la redaccion de ese diario de ese momento.
    Te preguntaras porq? y bueh,, hay muchos “amiguismos e intereses politicos quizas…” Hay gente que quiere tapar “cosas..”
    Asi q felicito a quienes decidieron hacer algo al respecto y se vera en los proximos meses a que llega todo esto porq se estan moviendo los hilos.

Deja un comentario