La justicia rionegrina autorizó la realización del aborto a la adolescente abusada

Géneros

CDDLa solicitud la había hecho la dirección general de asuntos jurídicos del ministerio de Salud provincial. El caso se encuadra en lo que el Código Penal califica como aborto no punible.

El titular del Juzgado de Instrucción Nº 2 de San Carlos de Bariloche, Martín Lozada, autorizó a la adolescente de 17 años abusada sexualmente por su padre y su tío, a practicarse un aborto. Ambos fueron detenidos.

Lozada citó el artículo 86 del Código Penal que establece que el aborto no será punible: “Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios” o  “Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

“Esta última previsión ha venido generando polémicas y discusiones respecto a su alcance. Así, una corriente –amplia– sostuvo que comprendía también al embarazo producto de cualquier violación, incluso la que tuviera como sujeto pasivo a una mujer normal”, expresó el juez en su fallo. Y agregó: “Por el contrario, otra postura –restringida– entendió que la exculpación sólo regía para el caso de una mujer idiota o demente”.

“Soy de la opinión de que el art. 86, en lo que aquí respecta, no se contrapone al bloque constitucional consagrado por la Constitución Nacional y los tratados internacionales. Y ello es así, debido a que el principio que protege la vida desde la concepción es una norma de carácter general que puede admitir excepciones,tales las consagradas por la norma en cuestión”, sostuvo el magistrado.

En este sentido aseguró: “corresponde ahora preguntarnos si este caso concreto, en el que la menor de 17 años, embarazada como consecuencia de haber sufrido un abuso sexual por parte de su padre, se encuentra o no contemplado en alguno de los supuestos previstos por el art. 86 del Código Penal. La respuesta a dicho interrogante es afirmativa. T. N. se encuentra en la hipótesis prevista en el art. 86, inciso 2° de nuestro ordenamiento sustantivo, norma penal que protege -como principio- el derecho a la vida de la persona por nacer. Pero que al mismo tiempo lo reglamenta, legislando causas de justificación -los incisos 1º y 2º- que, por las razones más arriba expuestas, no están reñidas con el ordenamiento convencional ni constitucional”.

En sus conclusiones el juez manifestó que: “una vez formulada la indebida petición al órgano jurisdiccional, no puede éste prolongar la demora en la sustanciación de la cuestión, generando espacios de dudas, o apelando a artificios procesales por medio de los cuales dilatar aún más el tratamiento de tan dramática cuestión. Por el contrario, debe la judicatura responder con premura, interpretando los datos sociales que hacen a la cuestión, y aplicando el derecho en vigencia“.

Respecto de la necesidad de la autorización judicial, Lozada dijo:  “Como ha sido dicho en otras ocasiones, en los supuestos de abortos impunes regulados por el art. 86 del Código Penal no es necesario peticionar una autorización judicial para realizar la práctica médica tendiente a interrumpir la gestación. Ello, en lo fundamental, debido a que no existe en la citada norma disposición que permita inferir que un juez pueda autorizar o prohibir la conducta descripta”.

Incluso tuvo palabras para el personal de salud: “resulta de vital importancia que los profesionales de la medicina, a pesar de la vigencia de la norma, cuenten con protocolos, reglas o guías que se ocupen de la atención integral de los abortos no punibles. Instrumentos que, en definitiva, permiten reducir y evitar las barreras u obstáculos que se les presentan a las mujeres cuando acuden al servicio de salud pública, así como los numerosos abortos no punibles que se dan, innecesariamente, en la clandestinidad“.

De acuerdo al fallo, la intervención estará a cargo del ministerio de Salud rionegrino.

Descargar fallo completo

Más información

Blog Hijas de Eva

5 comments

Deja un comentario