¿Es peligrosa la vacuna de la gripe A?

Cotidianas, Educación, Política, SECCIONES

Droplet on the Point of Hypodermic NeedleSe ha lanzado la campaña de vacunación contra la gripe A H1N1. Vacunas donadas por España a Latinoamérica, vacunas que durante el año pasado levantaron sospechas sobre su efectividad.

No es para entrar en pánico, pero el debate aún no ha sido saldado. investigar. Desde la madre patria y Europa, se ha denunciado que la declaración de la pandemia obedece más a la presión de los laboratorios que ha la realidad. Wolfgang Wodarg, presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa, acusó al lobby de los laboratorios farmacéuticos de organizar un pánico sin precedentes en torno a la gripe A, una pandemia que nunca debió de serlo.

Desde las páginas oficiales se desmiente que la vacuna contra la gripe A (H1N1) en Europa no ha tenido efectos secundarios significativos, aunque las cifras presentadas por la Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos, registran los datos al respecto. Durante la campaña de vacunación grupos de presión declararon que las vacunas no eran fiables. De las más de 36 millones de dosis administradas en Europa sólo en 13.000 casos se presentaron reacciones adversas, la mayoría de ellas sin gravedad. Tampoco hay indicios de que la vacuna contra la gripe A aumentara el riesgo de aborto en las mujeres embarazadas.

Sin embargo se ha denunciado que las vacunas contienen mercurio.

El experto en temas sanitarios Miguel Jara, autor del libro “La salud que viene’‘, alerta de la extremada peligrosidad de los adyuvantes, potenciadores y conservantes que llevan las vacunas que se están administrando. Uno de los más preocupantes es el tiomeral (o timerosal), que se encuentra en Focetria, en Pandemrix y en una de las dos versiones (la multidosis) de Panenza, la vacuna destinada a las embarazadas. La diferencia entre Panenza y el resto es que no lleva coadyuvantes, por lo que se reduce el riesgo a una reacción perjudicial al medicamento. Sin embargo, el Ministerio se ha “olvidado” del timerosal, que es un excipiente que lleva mercurio, lo que afirman que puede provocar una serie de trastornos, incluido el autismo. “La Audiencia Nacional española ha admitido a trámite una reclamación de responsabilidad patrimonial al Ministerio de Sanidad y los laboratorios GlaxoSmithKline, Sanofi Pasteur MSD, Wyeth, Lederle y Berna Biotech España, fabricantes de vacunas con timerosal, por los posibles daños que haya causado”, explica Jara. La demanda está impulsada por la Asociación Vencer el Autismo (AVA) y la Asociación para Protección Ambiental a través del Ecoturismo y en la Defensa de la Salud (ANDECO), en nombre de, al menos, 59 familias afectadas.

Desde Radio Nederland se ha tocado el tema y se explica que Timerosal es un compuesto orgánico que contiene mercurio y funciona como conservante, y que una vacuna normal, por ejemplo contra la polio o el sarampión, viene en una dosis por envase. En el caso de la vacuna contra la gripe, en cada frasquito vienen 10 dosis. Esto se debe a que la gripe H1N1 es una pandemia, por lo que se necesita disponer de muchas dosis de manera rápida. En este caso, la idea de ‘un compuesto que contiene mercurio’ es más alarmante que la realidad..

Cuando el frasco se abre la vacuna necesita ser protegida de los microbios, lo que se consigue con conservantes. El agregado de timerosal es por lo tanto una excepción, que responde a circunstancias especiales. Y según Marien Weststraten, del Instituto Holandés de Vacunas (NVI) el compuesto no causa ningún tipo de daño al organismo.
“No se trata del tipo de mercurio que podemos encontrar en los termómetros de antaño. Es un compuesto orgánico de mercurio que sale del cuerpo después de una semana de la vacunación. Es bueno aclarar también que cada dosis contiene una concentración mínima de este conservante”.

Salud: Gripe A

A la Organización Mundial de la Salud (OMS) se le acusa de haber sucumbido ante el llamado marketing del miedo y de favorecer los intereses de grandes laboratorios mundiales: la gripe A está en la base de las críticas.

La acusación de Wolfgang Wodarg, médico y epidemiólogo Presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa se dirige de forma directa a la Organización Mundial de la Salud, que “habría sucumbido a los intereses de firmas farmacéuticas que buscaban enriquecerse con la histeria generada por la gripe A”. Al mismo tiempo, el Parlamento Europeo decidió iniciar una investigación independiente sobre el papel de la OMS en torno a la gripe A.

Pablo Gámez del programa “El Agora” de Radio Nederland habló sobre el tema con Miguel Jara, autor del libro Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, y explica “el marketing del miedo”.


Deja un comentario