Los mineros sean unidos

Cotidianas, El mundo, SECCIONES

argentina_chileLa comitiva argentina que asistió a la asunción del nuevo presidente chileno este 11 de marzo, estuvo integrada por los gobernadores Jorge Sapag, José Luis Gioja de San Juan y Celso Jaque de Mendoza. Férreos defensores y apostadores de la megaminería.

Claro, que quien dirigió la comitiva fue la presidenta Cristina Fernandez.

Las relaciones argentino-chilenas en materia de megaminería están fuertemente, y cada vez más, entrelazadas y pactadas. La continuación de un gobierno liberal, ahora más claro que antes, da por sentado que las negociaciones en torno a Pascua Lama serán totalmente a favor de la industria minera, en detrimento de los bienes comunes y la sociedad en su conjunto.

Este nuevo empresario que toma la riendas del país vecino, cuenta con una fortuna de dos mil millones de dólares, producto -entre otras cosas- de inversiones en LAN Chile, Chilevisión y el club deportivo Colo Colo. Esto le otorga el puesto 701° de los hombres más millonarios del mundo.

Su gabinete ministerial está conformado por un total de 22 ministros y ministras, trece son independientes, mientras la liberal Renovación Nacional (RN) y la ultraconvervadora Unión Demócrata Independiente (UDI) -partidos que forman la coalición derechista- se reparten cuatro carteras cada una. En tanto el ministerio de Defensa recae en un partido opositor, y son seis las mujeres que integran esta larga lista de ministerios. Se destacan:

  • Alfredo Moreno Charme, ministro de Relaciones Exteriores. Hombre de negocios antes que a un diplomático de carrera.Se desempeñó como director de la tienda Falabella y presidió en 2005 y 2006 el Instituto Chileno de Administración Racional de las Empresas (Icare). También fue Chicago boy.
  • Felipe Larraín, ministro de Hacienda. PhD en Economía de la Universidad de Harvard y profesor de esa misma rama en la Universidad Católica de Chile. Fue consultor del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano de Desarrollo y de Naciones Unidas, entre otros organismos internacionales, además de ser miembro del Foro Económico Mundial de Davos.
  • Joaquín Lavín, ministro de Educación. Miembro supernumerario del Opus Dei y principal líder de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI).
  • Juan Andrés Fontaine, ministro de Economía.  Es Socio y Director Ejecutivo de la empresa de asesorías económica y financiera Fontaine y Paul e investigador asociado del Centro de Estudios Públicos (CEP) y del Instituto Libertad y Desarrollo. Ingeniero Comercial de la Universidad Católica de Chile, y posee un Master en economía y realizó estudios de doctorado en la Universidad de Chicago.
  • Magdalena Matte, ministra de Vivienda. Es esposa del designado ministro de Hascienda, Hernán Larraín. Es ingeniera civil de la Universidad Católica, directora ejecutiva y principal accionista de la Papelera Dimar, una de las mayores distribuidoras del rubro en Chile.
  • Felipe Morandé, ministro de Transportes. Es Doctor en Economía en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos. Ha sido gerente de la División de Estudios y Economista Jefe del Banco Central de Chile, y consultor del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano de Desarrollo y de la CEPAL.

De esta forma, se concluyen veinte años de gobierno dirigido por la Concertación, alianza de centro izquierda que le permitió cierta estabilidad política a los gobiernos chilenos luego de la salida de Augusto Pinochet en 1990.

Sebastián Piñera y Michell Bachellet
Sebastián Piñera y Michell Bachellet

Según declaraciones del nuevo mandatario chileno y empresario, Sebastián Pinera, la prioridad de su gestión será la reconstrucción de Chile luego del terremoto del pasado 27 de febrero. Esta catástrofe le permitirá contar con el respaldo de la Concertación -impensado antes del sismo- para dar rápido tratamiento y aprobación a un conjunto de leyes que apuntan a modificar el presupuesto 2010 para reasignar partidas a la emergencia y apuntalar los programas de reconstrucción que estarán basados en la demanda de sectores claves como la construcción y los servicios.

Notas relacionadas:

La cara B del Acuerdo argentino-chileno

Sapag en la inauguración de Siminera 2009 en San Juan

Deja un comentario