La segunda fase de la crisis mundial del capitalismo

POPURRI

chanchito

En varias conferencias y algunos artículos que fueron publicados por organizaciones sindicales y políticas, exponía durante fines del 2009 que: “La crisis financiera, provocada por la rapiña desmedida de ganancias del capital financiero internacional, y de los negociados con las hipotecas, en primera, segunda y tercera instancia, provocaría en el mundo desarrollado un efecto domino, que se trasladaría primero al proceso productivo, y de allí a los que en última instancia deberían hacerse cargo de los desaguisados del capital financiero: los trabajadores. No solo con sus salarios, sino también con la pérdida de sus conquistas sociales, y la atención estatal de salud, educación, vivienda y seguridad social”.

Los gobiernos capitalistas, en particular EEUU, aunque también lo hicieron España, Italia, Reino Unido, Alemania, y demás países de la zona euro, invirtieron alrededor de 2 billones de dólares para rescatar a los bancos de la quiebra, situación que se financió con bonos del Tesoro, y emisión monetaria, para mantener el nivel de la tasa de ganancia capitalista, esto se corrobora por el hecho de que muchos de los bancos y empresas que recibieron ayuda de los diversos gobiernos, demuestran pingues ganancias en sus balances 2009. Sin embargo, se niegan a devolver lo recibido de los gobiernos, y pretenden una financiación a largo plazo (20 años con una tasa de interés no mayor al 2 por ciento anual), financiación que por supuesto deberá ser costeada por los gobiernos a costa de sacrificar otros gastos, como los destinados a salud, educación, viviendas, seguridad social, creación de empleos, etc. O sea que la crisis con la cual se enriquecieron el capital financiero, y sus cómplices empresarios a ellos ligados, se descargasobre los trabajadores y los sectores medios de la sociedad de sus países.

Este panorama es el que se visualiza en la crisis de Grecia, que amenaza con extenderse a España, Irlanda, Portugal, Italia e Inglaterra. La crisis entra en su segunda fase, el pase de factura de los mismos que la provocaron a los países y gobiernos que salvaron su situación, obligando a estos a un ajuste fiscal fenomenal que deberán pagar los trabajadores y sus conquistas laborales y sociales.

Las crisis, como los procesos de transformación social, comienzan por el eslabón más débil del sistema capitalista. Es evidente que en la zona euro los países más débiles son Grecia y Portugal, aunque la crisis impactó muy fuerte en España e Irlanda por ser los dos países más ligados al capital financiero internacional y a la timba financiera que el mismo proponía con las hipotecas y el negocio inmobiliario. Es de hacer notar que Irlanda siempre fue puesto como ejemplo de desarrollo sustentable capitalista, en particular por numerosos economistas ortodoxos, y por el Dr. Rodolfo Terragno. Parece que la debacle general llego al país estrella del liberalismo económico en Europa, de la misma forma que sucedió con Argentina en 2001.

Grecia debe pagar este año de deuda externa 70.000 millones de dólares, que no tiene pues la crisis y la fuga de capitales los dejaron en default. Se abren dos posibilidades: que los países de la euro zona rescaten a Grecia prestando a largo plazo, o que Grecia efectúe un durísimo ajuste fiscal, para demostrar que está dispuesta a pagar y lograr la refinanciación de parte de sus deudas. Se habla de un ajuste que implicaría congelamiento salarial, flexibilización laboral, y restricción del gastos social al mínimo posible, al menos por 3 años.

Similar situación puede verse en Irlanda, donde los bancos ingleses poseen deuda por 193.000 millones, por lo que la suspensión de pagos de Irlanda arrastraría a Gran Bretaña. Lo mismo sucede entre España que debe a bancos alemanes por 240.000 millones de dólares, con lo cual podemos hablar de una situación de default europeo, que de generalizarse llevaría a una crisis financiera que para cubrirla serían necesarios más de 600.000 millones de dólares. Posiblemente la solución vuelva a ser la misma, nuevo endeudamiento, emisión fiscal y monetaria, y rescate bancos que luego le prestan a los gobiernos, y estos exigen el pago, a lo que los gobiernos responden con un ajuste sobre los sectores populares. Esta es la lógica estructural del “capitalismo en tiempos del cólera”, infección del capital financiero dominante hoy de las relaciones intercapitalistas, a tal punto que ya no se negocian propiedades, maquinarias, procesos productivos, sino los equivalentes transables en los mercados financieros, y que determinan el destino de la producción real. Se negocian hipotecas, que equivalen a la posesión o derecho de posesión de una casa familiar. Se negocian acciones o debentures (títulos de deuda) de empresas cuya expectativa de ganancias, en un momento determinado es alta, si falla la situación o se desinfla la expectativa futura de ganancias, los poseedores se desprenden de los títulos, los títulos bajan, y la empresa entra en quiebra y despide a sus trabajadores. El politólogo argelino Samir Nair, en su artículo “Como materializar la solidaridad Europea”, dice: “La comisión de Bruselas se comporta como si no hubiera crisis y quiere obligar a los países a someterse a un pacto de estabilidad que Alemania, Francia y otros países violaron alegremente cuando les convino ( …para salvar a los banqueros.N.del A…)… Primero salvamos a los bancos, y después exigimos a los Estados que hagan asumir las restricciones del pacto de estabilidad a las poblaciones.”(*). Coincido plenamente con Nair.

Por supuesto que la especulación financiera es prevista por los empresarios con lo cual ponen a buen recaudo sus ganancias fugando capitales a paraísos fiscales y dejando las deudas al Estado nacional que los solventó, a las pequeñas empresas que le vendían, y a los trabajadores a quienes normalmente dejan debiendo tres o cuatro meses de sueldo mas las indemnizaciones correspondientes. Este fue el caso de Zanón en Neuquén, y de otras empresas en el 2001 en Argentina, y es hoy el de Cerámica Stefani, así como los numerosos casos de empresas recuperadas a las que el gobierno nacional se resiste a dar una solución definitiva mediante una ley de expropiación. O sea Fondo del Bicentenario para pagar a la usura internacional sí, pero dinero para expropiar las fabricas administradas por los trabajadores no. Este es el modelo de capitalismo parasitario al cual se llegó por las características del propio desarrollo capitalista; centralización y concentración del capital como consecuencia de la irracionalidad en la producción de mercancías y competencia anárquica del capitalismo.

Hay que analizar que determinados representantes de gobiernos capitalistas, trazan planes para reconvertir el sistema financiero especulativo a un sistema financiero que sirva al desarrollo productivo. Sin embargo, este plan es resistido por los grandes centros financieros e inclusive el establishment económico, pues las tasa de ganancias mas suculentas las obtienen con la especulación financiera, situación que no logran con la producción y circulación de mercancías.

Por otra parte, los gobiernos por el endeudamiento que tienen con los organismos financieros u otros países capitalistas (China posee títulos de la deuda de EEUU por 800.000 millones de dólares y otro tanto Japón) se encuentran absolutamente comprometidos de conjunto en medidas de corte similar para resolver la situación, o sea descargar la crisis en los países más débiles y en los trabajadores. Por ello fracasa la reunión de los ministros de Finanzas del G-7, realizada en una ignota y remota localidad de Canadá, el domingo 7 de febrero de 2010, para acordar el salvataje a Grecia e impedir el contagio del foco infeccioso a Portugal, España, e Irlanda. El fracaso se debe fundamentalmente a que quienes podrían acudir a salvar a Grecia, están sometiendo a sus propios pueblos a un ajuste fiscal fenomenal (es el caso de Alemania), y que deberían explicar a la comunidad por qué se presta a otro país a costa del ajuste a su propio pueblo. También deberían decir por qué el costo no lo paga el capital financiero. Deberán explicar por qué si Grecia no paga no  sufren las consecuencias exclusivamente los bancos que prestaron. Dice Samir Nair en el artículo antes mencionado, exponiendo las posibles soluciones a la crisis, “la primera es simbólica y devastadora para el proyecto europeo: salir del euro. Queda excluida por mil motivos. La segunda solución es poner a los países afectados bajo la tutela del comité de Bruselas. Ya es el caso de Grecia. Las reformas impuestas son conocidas de todos recorte de políticas públicas, desregulación del mercado laboral, reforma del sistema de jubilaciones, etc., etc., etc. Animo al Gobierno que tenga que asumir esa tutela!!!”.(*):

Lo que queda claro es que esa situación no sucederá porque esos mismos bancos, y el establishment de las corporaciones internacionales son dueños de la deuda de todos esos países, con lo cual una debacle de un banco arrastraría a la de otro, y la de estos a la de los países. Este es el grado de parasitismo e interconexión del capitalismo senil, como lo llamo Samir Amin (economista egipcio, en el artículo del mismo nombre).

Además, los bancos y organismos internacionales de crédito, están sólidamente unidos al complejo militar industrial de los EEUU y la OTAN, con lo cual no permitirían a ningún gobierno jugar en esos términos lo que significaría pérdidas cuantiosas para el capitalismo financiero internacional.

La otra alternativa es la típica salida del capitalismo a sus crisis: La guerra. Ya se escuchan alertas sobre la amenaza de EEUU a Irán por el uranio enriquecido, o la posibilidad de que el Estado de Israel, fiel defensor de los intereses norteamericanos en Medio Oriente, ataque Irán con armas nucleares o convencionales para destruir las plantas de enriquecimiento de uranio. Típica actitud de la teoría del “ataque preventivo” utilizada por Hitler para anexar Austria en 1937, y que utilizó EEUU, para invadir Irak, situación que luego se comprobó como falsa de toda falsedad, pero la guerra y las ganancias de las corporaciones que para ella trabajan siguen desarrollándose aún hoy en Irak y Afganistán, cuyo retiro de tropas es promesa incumplida de Obama al pueblo de los EEUU.

También se especula con la confrontación primero económica, y luego de chantaje atómico entre China y EEUU, y hasta con una guerra comercial entre la comunidad Económica Europea y los EEUU.

Esta situación internacional es la que lleva a nuestro gobierno a crear el Fondo del Bicentenario, lo que permitiría pagar al Club de París y a los holdout (tenedores de bonos de deuda argentina que no entraron en el canje del 2003-05), para adquirir nueva deuda, para pagar más deuda, y así de seguido. El problema de la deuda dejo de ser un problema de pago y renovación de deuda, para transformarse en una forma de dominación económica, política y social de los pueblos del Tercer Mundo por parte de los países desarrollados y del establishment financiero internacional. Quien pretenda seguir pagando, sin una profunda auditoria e investigación sobre la validez del origen de las deudas, aun con la excusa del desendeudamiento, no hace más que consolidar la dependencia y postergar un proceso de emancipación nacional.

El pago de la deuda al capital financiero internacional y a las corporaciones implica siempre ajuste económico que perjudicara a los sectores más débiles económicamente y a los trabajadores, pagar implica siempre sea para Grecia, España, Irlanda o Argentina hambre y desocupación para el pueblo.

Existen quienes dicen que las deudas hay que pagarlas, uno puede contestar junto a Dr. Alejandro Olmos Gaona, las deudas sí, las estafas no, aunque las hayan reconocido gobiernos democráticos, que se doblegaron y sometieron al capital financiero internacional.

La deuda externa desde su origen ha sido una estafa comprobada en el caso argentino por el fallo del juez Ballesteros. Entre 1983 y el 2003 se recibieron 200.000 millones de inversiones y prestamos, y se pagaron 205.000 millones de dólares. Desde 2003 a la fecha se pagaron aproximadamente 50.000 millones de dólares. El fondo del Bicentenario destinaria 6.500 millones de dólares para pagar la estafa al club de Paris, cuya deuda se origino en 1957, por un préstamo de la revolución fusiladora a bancos europeos para sostener el valor de la moneda, por 700 millones de dólares, continuó con 10.000 millones de dólares para compras de armas a Francia por parte de la dictadura militar 1978, y se recicló al haber sido estatizada la deuda privada, primero por Cavallo como presidente del Banco Central, (1983) para compensar desfasajes del valor del dólar por exportaciones durante el periodo de gestión económica de Martínez de Hoz. Esta deuda fue avalada por el Dr. José Luis Machinea, nuevo presidente del Banco Central, del Dr. Raúl Alfonsin (1985).

La deuda pública y externa es el cordón umbilical que nos mantiene unidos a la dependencia y al sometimiento de los grupos financieros internacionales. Hay que cortar ese cordón exigiendo se investigue el origen y desarrollo de la deuda, así como sus renovaciones fraudulentas, y cesar el pago hasta que esta situación se aclare completamente, de otra forma seguiremos ligados a los vaivenes del mundo financiero internacional, y se producirán en consecuencia nuevos sufrimientos al pueblo argentino.

Nota al pie: (*) Articulo diario “Rio Negro” 16-02-2010, página 20.

LIC. JUAN JOSE GONZALEZ.

5 comments

  • Pregunta: ¿Por què estos defensores del tesoro del Estado chillan ahora que se està por pagar la deuda? ¿Què hicieron hace 25 años cuando Machinea, Ministro de Economìa de Alfonsìn, avalò la totalidad de la deuda, contrariando asì el famoso fallo del Juez Ballesteros que declarò la ilegalidad? Este comentarista ¿como se llama? Juan Jose Gonzàlez (mucho gusto) seguramente estarìa enfrascado con los discursos de Fidel Castro, Juan Manuel de Rosas, Peròn, con la tercera posiciòn, la cocina de Doña Petrona y demuestra que en comentarios de pocos pàrrafos es capaz de citar a Irak, Hitler, China, el Fondo del Bicentenario, el Club de Parìs, El Tercer Mundo, Grecia, España, Irlanda, Alfonsìn, Machinea, la Comunidad Europea,Martinez de Hoz, Cavallo de una. Le faltò mencionar a Maradona, Ben Ladem, la teorìa del trompo, la cinta de moebius, Petinatto, Artigas, Escudè, y alguna situaciòn màs.
    Su poder de sìntesis y cohesiòn resultan admirables en el abordaje de temas varios en espacios breves. Para una pròxima entrega segunramente analizarà la historia desde Roma hasta la 1ª guerra mundial en una servilleta de papel. Reìte de los resùmenes Lerù. De todos modos, su discurso es un refrito de lugares comunes con consignas panfletarias que se las escuchè hasta a Tarifeño.
    En cuanto a Pino Solanas casi no me quedan dudas, en esas èpocas de Alfonsìn estarìa filmando documentales en la Antàrtida sobre el ciclo reproductor de la Foca y por entonces no existìa ni Internet, ni los celulares ni los GPS por eso se desayunò hace poquito de la cuestiòn esta de la deuda externa.-
    La izquierda argentina està nacida para resultar funcional a la derecha y a los ogolipolios financieros, que cobra altas comisiones por el status actual de la deuda externa y que son los que fogonean para que del modo que sea no se pague deuda externa.
    Como decìa Pablo de Rokha (te lo vuelvo a citar): “No conviene estar a la izquierda de la izquierda, porque como el mundo es redondo, y gira, el distraìdo de pronto puede encontrarse a la derecha”. Salute
    Ùltima pregunta: Si me tiro un pedo para el lado del Oeste ¿el amigo Gonzàlez considerarà que puede producir un terremoto en Chile y con eso hacer tambalear a Piñera y por consiguente hacer subir el valor internacional del cobre y de los locos?, perjudicando asì a los orfebres de Tanzania y a los restaurantes de Parìs.

  • No entiendo por qué tanta agresión Quique…uno puede no estar de acuerdo desde dos lugares: uno teórico ( el marco de análisis) y otro político-personal ( teniendo en cuenta posturas); ninguno de los dos desacuerdos debería dar lugar a la agresión. Sólo agreden los que no tienen argumentos o no pueden defenderlos.
    Creo ver en tu postura un poco de las dos cuestiones…obviamente no compartis el marco teórico del artículo pero parece que también le tenés ganas al autor. Me parece que podríamos elevar el nivel de la discusión.
    Independientemente de esa cuestión…no admitir que este modelo político de aplicación del nuestro viejo conocido, el capitalismo, está llegando a su propio límite y generando crisis sería vivir fuera de la realidad. Ahora qué análisis de la crisis y de las posibilidades de superación hagamos…eso ya corre por cuenta de nuestra ideología. De todo modos…el capitalismo es como el ave fénix, siempre renace de la mano de algún Keynes de ocasión así que habrá que seguir observando y analizando.
    Ojalá las izquierdas ( porque parece que no es una sino varias),algunas por lo menos, no quedaran tan a la derecha…no creo que el caso de Gonzalez sea ese justamente. Hay que profundizar el análisis

  • Juan Jose Gonzalez
    Respuesta: Quiqie no expones ni un solo argumento o razon para rebatir lo que digo. Solo te limitas a una serie de epitetos, inexactitudes, y falta información. Vengo escribiendo contra el pago de la deuda desde hace mas de 27 años, y denunciando el mismo. Asi que no empece ayer. Los discursos de Fidel si, ahora con Juan Manuel de Rosas y Peron le errastes al vizcachazo. En la epoca de Alfonsin Pino Solanas filmo El Exilio de Gardel y Sur 2 excepcionales peliculas sobre el exilio de los compañeros perseguidos por la dictadura. Esa frase tuya demnuestra tu ignorancia en varios aspectos.
    Lo de los “ogolipolios”, supongo que quisiste decir oligopolios financieros, son los mismos los que tienen la deuda que a los que se le dan los nuevos titulos, y la tasa es apenas el 1,5 % menor, pero el gobierno kirchner les reconoce 5.000 millones de dolares en ibtereses caidos del 2005 hasta hoy cuando Nestor habia dicho que el que no entraba en el canje anterior se jodía. Parece que no se jodieron tanto. con respecto a tu postura sobre la funcionalidad de la izquierda funcional a la dependencia y el capitalismo son los que por pensar que viene el cuco (derecha conservadora), piensan que hay que callarse la boca frente a neodesarrollismo liberal (Kirchner) que igual mantiene al 40 % de la poblacion bajo la linea de la pobreza, y paga a los usureros internacionales, y pacta con las mineras y petroleras que saquean a la Nación. La frase que utilizas es de un poema de Armando ÇTejada Gomez, llamado “La veleta y el Viento”, y no de Pablo de Rokha, a quien no tengo el gusto de conocer.
    En definitiva expone argumentos y razones y no insultos o agravios que en nada ayudan a la discusion. Informate antes de hablar. Como decia el autodidacta porteño Roberto Galan: “Lean jovenes argentinos, lean”

Deja un comentario