Lunes 8 feb, 2010
1

La urbanización del Lote Z1 segregará y marginará a jóvenes pobres neuquines

mapa neuquenNo hace falta buscar nuevas tierras, hace falta poblar la ciudad. El último registro de tierra disponibles de mediados de los ochentas, señalaba que cerca del 40 por ciento de la tierra estaba “vacante” (baldíos, espacios sin habitar). Si bien la ciudad creció desde entonces, la densidad poblacional de los barrios consolidados (con todos los servicios) demuestra que se deberían repoblar. Los barrios viejos tienen pocos y viejos pobladores, los barrios nuevos no tienen casi nada, muchos jóvenes con hijos/as, muchas necesidades y poca ayuda. Entonces, ¿por qué condenarlos a eso? Quizás porque en el fondo se piensa que eso es lo que se merecen, quizás porque la patria contratista lo necesita.

De acuerdo a lo que señalan los estudiosos en la actual ciudad de Neuquén podrían vivir tres o cuatro veces la cantidad actual de habitantes (225 mil habitantes en sus 12.828,8 ha; cuyas 4.492,5 hectáreas de parcelas están mensuradas, considerando las superficies correspondientes a calles). (Toda la info en http://www.muninqn.gov.ar/ceim/censos.asp)

Como si fuera un chiste de mal gusto a nuestras parejas de jóvenes se les esta augurando  la llegada de la tierra prometida, el lote Z1. La denominación zeta, demuestra a las claras que este lote es uno de los últimos, se encuentra en el lejano oeste neuquino, más allá de las tomas Cuenca XV, más allá de Hipódromo y la inundación. Es un sector alejado, al borde de las bardas, lejos de los servicios de agua, luz, gas, transporte público, recolección de residuos, asfalto, alumbrado público, salud y educación. Es decir, la tierra prometida no es ni más ni menos que casi el exilio.

En Neuquén, como en tantos lados, la demanda de los más necesitados solo obtiene demagogia donde se dilapidan recursos de todos/as en lugar de optimizar lo ya hecho, la experiencia y la solidaridad.

La historia demuestra que el futuro no llega a todas partes al mismo tiempo.

De acuerdo al Centro de Estadísticas Municipal el 70, 64% de la población de Valentina Norte Rural, el 56,16% de HI-BE-PA (Hipódromo, Belén y Paraíso, tomas que poco a poco se van consolidando como barrio y ya tienen derecho a ingresar con identidad a una estadística) y el 67,45% de Colonia NUEVA ESPERANZA, todos barrios de la ciudad de Neuquén Capital encabezaban el listado de necesidades básicas insatisfechas (NIB) de acuerdo al censo 2001.

Hay experiencias como la Ciudad Industrial Jaime de Nevares, donde también se hizo todo mal. Allí se intentó crear un barrio para quienes trabajaran en el “prometedor” PIN (Parque Industrial de Neuquén). Los tiempos fueron otros y el PIN no arrancaba y las elecciones necesitaban obras que mostrar. Se entregaron las viviendas electoralmente, y desde entonces el barrio es sinónimo de marginación y marginalidad. La marginación hace a la marginalidad.

¿Por qué se insiste en condenar al círculo vicioso de la marginalidad (económica-social-individual) a nuestros jóvenes?

¿En que condiciones vivirán en lo inmediato aquellos “primeros pobladores”?¿Cuánto les costara la vida? ¿Irán al centro de la ciudad donde se tramita la ciudadanía?. Sabemos que a la periferia el Estado solo llega en forma de violencia.

¿En que manual de urbanismo esta este ejemplo que se pretende impulsar en Neuquén?.pua

¿Cuánto será el costo para “estirar” la ciudad hasta allí? ¿Cuánto se demorará? ¿Cuánto costará el mantenimiento de los servicios? ¿Quién los pagará? Son preguntas que no se han presupuestado.

Solo la especulación financiera justifica tener terrenos baldíos o “construcciones precarias” casi deshabitadas. Los propietarios/as esperan a que las mejoras lleguen a la puerta de la casa y así poder vender más caro. Existen muchos espacios en altura desaprovechados. Barrios con todos los mencionados servicios con baja densidad y población adulta, mientras segregamos a barrios marginados y marginales a quienes atraviesan el delito de ser jóvenes y pobres, violando el famoso PUA, donde se fijan pautas para el crecimiento armónico de la ciudad, es decir donde todos tienen lo mismo.

Primero poblar la ciudad es una buena idea

Vale la pena refrescar datos de nuestra ciudad, que no pueden ser desconocidos por nuestros empleados/funcionarios municipales, ya que están en su propia página web.

La superficie del Área Centro es de 245,81 hectáreas y su densidad es de 44,95 habitantes por ha. El Área Centro Sur posee 75,11 ha y tiene una densidad de 29,10.

Santa Genoveva posee 140,86 hectáreas y posee una densidad de 39,05. La Zona Militar posee 273,48 ha y una densidad de 4,40. Alta Barda 106,50 ha- 27,02 de densidad; Terrazas Del Neuquén 90,36 ha, 24,02 den.;14 de Octubre-Copol  37,76 ha, 37,90 den. Los barrios de mayor densidad son San Lorenzo Norte donde en 113,25ha y una densidad de 105,12 hab por ha; y en Villa Ceferino con 108,65 de densidad en 116,27ha.

¿Cómo se supone que tanto municipio y provincia darán servicio a una nueva ciudad que se erigirá en el lejano oeste neuquino si a veces no puede hacerlo en la ciudad ya constituida? Es una pregunta sin respuesta.

Más información: Promesas de Sapag y Farizano

Compartir:

Un comentario

  1. nicolas dice:

    hola como hago para entrar yo a ese loteo

Comentar

XHTML: Puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>