Historia de un parto en casa

POPURRI

parto naturalEl 90 por ciento de las mujeres recuerda su paso por el hospital antes de parir como una experiencia traumática y poco feliz. Sin embargo desde hace un tiempo las mujeres han decidido empoderarse también de sus partos.

La idea de parir en casa o del parto humanizado la había escuchado en algún Encuentro Nacional de Mujeres, pero no dejaba de parecerme algo bastante lejano en lo personal y también como práctica social.

Sin buscarlo, en medio de una visita a lugares por conocer pero muy cercanos, me presentaron a Deisy, “La colo”.

Escuché su relato junto a otras personas y lo sentí impresionantemente enternecedor e impactante. Me emocionó su Felicidad y su Orgullo al vivir ese Acto de Amor, junto a su compañero Martín y su familia, de forma natural, libre, sin violencia, ni presiones.

Si existe o no el instinto materno es discutible, muchas opiniones hay al respecto. De lo que no queda duda, es que somos libres y capaces de decidir que hacer con nuestros ovarios, y con nuestros cuerpos.

De hecho, considero que más gente debe conocer su experiencia y el de muchas otras madres audaces. Por esto, La colo me permitió compartirles la memoria de su parto, para salvar dudas o para crearlas, para confirmar certezas o desterrarlas. De algo estoy segura… ¡Algo les va a generar!

Mi parto en casa

20 de junio de 2009, 05:20 hs.

“Me levanto con ganas de hacer pis, apenas me siento en la cama me mojo toda…, no! Me meé! pensé, fui al baño me limpie y cuando me sequé con el papel noté que me salía algo mocoso y rosado.

Una hora después llame a Ceci -la partera- porque no paraba de perder liquido.Ella me dijo que no me asuste que era normal, que me relaje y que trate de controlar las contracciones, que había que esperar que la cabecita de Liwen baje para hacer un tapón y dejar de perder líquido, y que lo que me había pasado era que había roto bolsa. Y que si podía que duerma.

Trate de dormir pero era imposible, las contracciones eran cada vez mas intensas y mas seguidas.

A las 8:10 de la mañana me mandó un mensaje preguntando como estaba, y cada cuanto eran las contracciones. Le dije que de las 7:00 a las 8:00 variaban entre 3 a 5 minutos (cada 3 minutos en 1 hora trabajo de parto) así que me dijo “OK, me baño y vamos para allá!!”. NOOOO!! Ya está, ya nace! Ya lx voy a conocer! Pensé.

Prendí la computadora y puse la música que había bajado para el parto. De a poco se fueron despertando lxs tixs de Liwen. Contentxs y emocionadxs por la experiencia que íbamos a vivir todxs! Entre las contracciones caminaba mucho, de una pieza a la otra. Iba al baño me sentaba en el inodoro, trataba de hacer movimientos con la pelota que me pasaron las chicas. Mi compañero en todo momento estuvo conmigo agarrándome para que no me caiga ya que el día anterior había sido su cumpleaños y nos habíamos quedado hasta las 3:00 de la mañana. Era una zombi con contracciones.Las tías preparaban todo para la llegada de Liwen, limpiaron como nunca en su vida! Plancharon su ropita, las sabanas. Iban preparando los calentadores eléctricos para tener el lugar acondicionado para el momento del parto.

A las 10:00 ó 10:30 hs. llegaron la Fer (también partera) y la Ceci. En ese momento estaba en la pieza acostada en la cama, ya mi cuerpo sentía cada vez más el cansancio de no haber dormido. A penas llegaron me saludaron y me daban aliento para que no decayera, me tomaron la presión, temperatura, escucharon los latidos del corazoncito de Liwen. Y me dijeron que cuando les diga me hacían un tacto para ver como estaba de dilatación. Cuando me hicieron tacto, pensábamos que tendría unos 4 ó 5 cm. de dilatación; pero cuando me dijeron que tenia 7 cm. No lo podía creer, estaba dilatando re bien. Me costaba creer lo que estaba pasando, ¡Vas re bien! ¡Genial! Me decían las chicas. Martín también; él en todo momento me decía palabras alentadoras, que me daban muchísima fuerza.

Lo mas lindo era que las chicas, no nos invadían. Nosotrxs estábamos en la pieza y ellas en la cocina, iban a echar un ojo de vez en cuando. Y cada tanto a controlar que el corazoncito esté latiendo bien. En las ultimas contracciones me quedaba dormida, entre medio, ya no podía mas del cansancio. Estoy muy cansada- le decía a Martín- Ya falta poco- me decía…

En eso, me dieron intensas contracciones, una tras otra, y con cada una de ellas perdía muchísimo líquido. Martín llamo a la Ceci, me miró y me dijo que iba bien, que iban a ser así las contracciones. Ceci se puso en cuclillas esperando a que empiece a parir. De pronto empecé a pujar instintivamente, a gritar en cada pujo, a sacar esa animal que estaba dentro mío. El cansancio me estaba superando- no puedo, no puedo más- le decía a Martín. No bonita, vos podés, vos sabés como hacerlo. Hasta que me dije ¡Si, es verdad, yo puedo!, me levante, me puse en cuatro me saqué la ropa y empecé a pujar, pujar; sentía cada movimiento de como se iba abriendo paso mi bebe, instintivamente me movía para ayudarlx a salir. Hasta que sentí que ya estaba afuera y le toque su cabecita con mi mano. Re emocionada seguí, hasta que ya tenía toda su cabeza afuera. En eso la Ceci me dijo -Pará un poquito que se le enredó el cordón, lo quiso sacar pero no podía, yo seguía pujando porque no podía controlarlo. Y cuando escuché que dijo que tenía el cordón re apretado, mi cuerpo me ayudo a contener los pujos. Ella le cortó el cordón por fuerza mayor, eso era lo que no lx dejaba salir. Apenas se lo cortó cayo Liwen.

Llorando me senté en la cama esperando ansiosa por abrazarlx, besarlx y tenerlx en mis brazos. Pero Liwen no lloraba y eso me había desesperado, esta bien? Llorando les pregunte -Si, no reacciona. Yo quería que llore! Para saber que estaba bien! Hasta que largo el llanto! Y todxs lxs que estábamos en la pieza nos pusimos a llorar. Lo agarré y lo puse en mi pecho, le mire su carita y lloraba. Gracias! Era todo lo que podía decir en ese momento. Y sabes que es? Me pregunto la Fer; -NO- ,…y fíjate me dijo. Cuando me fui a fijar me reí (porque nosotrxs queríamos una “nena” y la nena había salido con bolas!) ¡Es un nene!, pero poco me había importado que era. Era Liwen!! La personita más deseada y esperada por todxs nosotrxs!

Después que nació y lo tuve en mis brazos, se me fue el cansancio, y estaba con todas las pilas! Y con mucha hambre!! Así que mientras el tío Mato cocinaba. La Fer y la Ceci me hicieron el control a mi y al bebé. Yo quedé re bien, ni un desgarro tuve, y mi bebe estaba súper bien también. Ellas quedaron chochas, ya que era el segundo parto en casa de Ceci y el primero de Fer. Yo no caía de lo que había pasado, de lo que había hecho. Fue genial, lo hiciste todo sola, sacaste todos tus instintos, me decían las chicas.

Hoy cuando veo la filmación, me da gusto haber tenido esa seguridad y confianza en mi misma, por que gracias a eso le pude dar un nacimiento libre y sin presiones a mi hijo!”.

14 comments

  • Yo tampoco paro de llorar!! que hermoso lo que compartis que hermoso todo!! yo tengo un bebe de 3 años y que nacio en un sanatorio privado, fue una experiencia grata pero siempre quise tener a mi proximo bebe en mi casa, con mis cosas CON MIS TIEMPOS!! debe ser un momento hermoso y mas poderlo compartir con mas personas no solo con mi marido poder tener a mi mama cerca seria precioso!!
    como podria hacerlo, sabes de algun numero de telefono con quien me pueda comunicar para poder repetir tu experiencia???

    un saludo y gracias por compartir tu experiencia!!

  • Alma, estamos intentando ponernos en contacto con la partera que Asistió a Deysi. En cuanto podamos, socializamos los datos!
    gracias por todo!

  • COLO SOS UNA GENIA!… soy una de las parteras! El Parto de Colo fue una experiencia única… quieren contactarse con Ceci??! Yo soy de Mendoza, no estoy muy cerca que digamos..

  • Hola yo soy la partera!! Colo no puedo parar e llorar, igual q ese dia! no puedo creer q ya haya pasado un año!!
    Fer ya les paso mi mail, estoy para lo q necesiten!

  • Uffff
    Que experiencia…….cada palabra que decías no podía dejar de identificarme, Con Agustina también decidimos tener a PAMPA en casa, en ningún momento pensamos que podía ser de otra forma, nunca nos imaginamos en un hospital o en un Sanatorio rodeados de gente que no conociéramos, queríamos que fuera en nuestro lugar rodeado de los ruidos, olores y el calor de nuestro hogar que nos habían acompañado siempre.
    A lo largo de este proceso se nos cruzaron muchos miedos, los propios de la pareja que surgen al tomar esta decisión, también los miedos generacionales y culturales de nuestra familia, que a veces se les hace muy difícil acompañar una forma distinta de ver la vida, y otra son los miedos que son filtrados por la medicina tradicional.
    En la cual nosotros habíamos sido tratados ( la circular simple y doble de cordón, el dolor insoportable de las contracciones, los desgarros ), pero esos miedos no paralizaron nuestra decisión, al contrario nos dio fuerza para investigar, buscar información, compartir experiencias con gente que había elegido el mismo camino.
    Esto nos sirvió para tomar CONCIENCIA , que esto no solo es a favor de una madre que no quieren que le realicen una Cesaria innecesaria, que te hagan una episiotomía o que te inyecten oxitocina para inducir el parto y no esperar los tiempos naturales; esta decisión es a favor de la vida, de la vida que viene en camino.
    Que esta vida no sea violentada, que no la aspiren, que no le corten el cordón cuando este no dejo de latir, que no la bañen en el momento, sacándole las defensas naturales que deja el liquido amniótico, que se la lleven lejos de su madre después de nacer.
    Fueron muchas cosas que nos dieron fuerza para seguir a delante y por sobre todo, que lo pudimos hacer los dos juntos y unidos; esta forma de hacernos cargo de nuestro destino, El poder PARTICIPAR nos acerca un poco a la plenitud.

    Gracias por compartir esta maravillosa vivencia, tus palabras me emocionaron mucho, y me permitieron tomarme un tiempo para escribir, sigamos multiplicando esta forma de vivir la vida.
    Saludos para tu familia.

    PABLO.

  • Hola Pablo q bien describis todo lo q se hace innecesariamente. Yo soy la partera q acompaño a Colo, a uds los acompaño alguien? de donde son? yo tb pari en casa y es super grato saber q somos cada vez mas!!
    Saludosa
    Ceci

  • Hay que tener en cuenta muchas cosas, yo iba a parto natural y mi bebe no quiso seguir bajando, se le atoro la cabecita y encima a mi se me fue la presion a las nubes, finalmente fue cesarea. Solo escuchamos un lado de la campana, que se hubiera hecho si algo se complica, no todo es tan soñado siempre…………..

  • Hola, gracias por compartir esta bella experiencia, un parto maravilloso!!!!!!!!!!!!! y qué rápido! felicito a la mamá!!!!!
    Yo estoy embarazada de tres meses y me estoy mudando con mi compañero y mi hija de 6 años a Neuquén capital, estoy buscando datos de partera para parto domiciliario, no sabía si se hacía en neuquén o no, si estaba difundido o no. Si alguien me pudiera pasar más datos de parteras allí se los agradecería mucho!!!!!!! gracias !!! y mil gracias por difundir esta práctica que tan bien nos hace a lass mujeres, los niños, y por eso mismo a la sociedad toda!!!! por un mundo con más amor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • AH! ahí vi el mail de la partera! por alguna razón lo pasé sin ver!
    Qué hermoso , claro e importante todo lo que describe Pablo!!!!! gracias!!!!!

  • La verdad que cada vez que leo el relato me vuelven todas las magicas sensaciones de ese momento tan maravilloso! Ojala que muchas mujeres mas puedan vivir ese grato momento de poder tener a sus hijxs en kasa! Parirlo libremente! Sin presiones ni apuros… Eso fue lo decidi desde el primer momento Pero pasaban los meses y no podia contactar a ninguna partera en la region! Hasta que el dia menos pensado conoci a Ceci! Ya entrando a mis 8 meses. Yo se que yo estaba destinada a encontrarla en mi camino. Para poder realizar lo que mi cuerpo,mi mente y mi corazon deseaban desde lo mas profundo de mi! Vanesa ojala te puedas contactar con Ceci para que tengas la opotunidad de tener un hermoso parto junto a tus seres keridos! Besos a todxs lxs que leyeron y les genero algo esta bella experiencia de mi hijx y mia!

  • Somos Isis y Cintia, somos mamás que parieron en casa. Luego de nuestra experiencia una revolución interior empezó a tomar forma. El respeto de nuestros cuerpos, nuestros tiempos, de nuestro entorno y de nuestros hijos nos motivó a tomar la decisión de llevar el nacimiento en aquel lugar donde nos sentíamos más seguras y más cómodas, nuestro hogar. Hoy, más de un año después, la experiencia del parto está tan presente en nuestro interior que sentimos la necesidad de contar muchas cosas. Llevar esa información al resto para que se multiplique. SE PUEDE PARIR DE UNA MANERA MÁS AMENA, RESPETUOSA Y AMOROSA. Nosotras como mujeres, PODEMOS PARIR EN LIBERTAD!.
    Es así, que entre charla y charla, surge la idea de recopilar relatos de más familias que hayan decidido parir y nacer de esta manera (somos muchos, y cada vez somos más), hacer entrevistas para llegar a lo profundo de la experiencia y a su vez contactarnos con parteras/os, aquellos que viven la realidad de ser guardianes del nacimiento como algo cotidiano. Una vez tengamos todo en mano, la idea es gestar y darle nacimiento a un libro, con el único y gran objetivo de DIVULGAR ESTA INFORMACIÓN PARA GENERAR CONFIANZA, porque creemos que el conocimiento y la información son las herramientas imprescindibles para poder elegir con seguridad y libertad, cómo, dónde y con quién queremos parir.
    Es por esto que nos encontramos en la búsqueda de familias argentinas que quieran compartirnos su experiencia, sus relatos, que deseen participar de una pequeña entrevista o encuesta, y que deseen formar parte de este proyecto.
    Si lo desean, pueden contactarnos por e-mail a las siguientes direcciones: coalova.isis@gmail.com , cintypmartin@yahoo.com.ar , parirnoslibres@yahoo.com.ar
    O contactarnos por facebook a Isis Coalova de Rough, Cin Martín o en la fanpage Parirnos Libres

Deja un comentario