Otra denuncia complica la situación del gremio judicial

Política

rubio1Hace menos de 24 horas, dijimos que el gremio Sejun se encamina a la normalización con las elecciones de febrero. Pero una nueva denuncia del sector de Rafael Rubio, demora el trámite y complica aún mas la interna.

La denuncia presentada ayer por el sector que lidera el subsecretario general del gremio Sejun, Rafael Rubio, ante el ministerio de Trabajo de la Nación (en la delegación Neuquén), pretende que se nombre como autoridades del gremio a aquellos que no renunciaron a la conducción hace quince días.  Es decir, ante la renuncia de Edgardo Chervabaz y el sector que encabeza, Rubio quiere ocupar esos lugares y disponer la forma en que se encararán las elecciones que -propone Rubio- deben ser después de la feria de enero.

Rubio acusó ayer de “dualidad de la representación” a Chevabaz, porque -dice- renunció a su cargo pero continúa manejando el proceso electoral con vistas a la normalización del sindicato. “Son renunciantes, continúan en el ejercicio de sus funciones y simultáneamente son candidatos a ocupar cargos sindicales en una elección que ellos mismos convocaron, desconociendo el mandato de los afiliados expresado en la elección de autoridades efectuada el 14 de Septiembre de 2009″ dice la denuncia sustanciada ayer.

EL dirigente enfrentado a Chervabaz, también lo acusa de llevar a cabo una maniobra “antidemocrática y destituyente”, y explica que -por ejemplo- demoró más de dos meses en presentar la documentacón relativa a la nueva conducción gremial surgida del comicio de setiembre de 2009. Pero también de haber renunciado con la intención de dejar sin quorum a la conducción.

La denuncia completa (que se adjunta a esta nota) termina reclamando la nulidad de la reunión del 3 de diciembre en que renunciaron la mayoría de los intergrantes del gremio; la nulidad de la convocatoria a elecciones realizada el miércoles; la cobertura de cargos de parte de quienes no renunciaron y la convocatoria a elecciones después de enero de 2010.

MINISTERIO II

Deja un comentario