Hugo Cañón: “El Código Contravencional es canilla libre para la policía”

Derechos de la humanidad, Política

Fiscal Hugo Cañon. Foto FM UNC-Calf
Fiscal Hugo Cañon. Foto FM UNC-Calf

El ex fiscal general de Bahía Blanca, Hugo Cañón, criticó duramente el proyecto de Código Contravencional del gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli. Dice que le da mas poder a la policía, y que tendrá una manejo al margen de la ley. Los riesgos y las víctimas.

Hugo Cañón fue hasta marzo Fiscal federal de Bahía Blanca, y ahora preside la Comisión por la Memoria. Junto con otras 84 organizaciones sociales, acaba de lanzar sus críticas más duras contra el proyecto del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, para implementar el Código Contravencional de Faltas. Una iniciativa que avanza sobre los sectores más pobres y desprotegidos, y que permite detenciones a vendedores ambulantes, lavacoches y chicos en general.

Esta mañana, el periodista Marcelo Pascuscio lo entrevistó para el programa radial La Palangana. Allí Cañón reconoció que este código es “una vuelta al autoritarismo mas grave”, en el marco de contexto general de disciplinamiento y control social “en forma absoluta” y a cargo de la policía.

“Este código –dijo- implicará además la creación de una burocracia especial para este fin, que no dependerían de la justicia, sino de una burocracia creada específicamente para esto en acuerdo entre los intendentes y el gobernador. Por eso, cualquier puntero puede ser designado con esta llave maestra que autoriza a la policía a hacer allanamientos o detener a personas por circunstancias tales como llevar una llave en su poder que no sea la de su casa, o al cerrajero que hace la llave, a la persona que –según la ley- mendigara, o durmiera en un lugar pública”.

Cañón resaltó la contradicción que existe entre una Constitución Nacional que impone un mandato de garantizar a todas las personas trabajo, salud, educación y una vivienda digna, pero que por otro lado “el Estado no le da vivienda, pero si alguien duerme al aire libre porque no tiene lugar para vivir, puede ser pasible de un arresto o de una multa que es de una enormidad para una persona que está por fuera de cualquier posibilidad de ingresos”.

Por otra parte, este Código prevé lugares de detención nuevos, que no existen, y que se construirán en el futuro. “O sea que mientras tanto los detendrán en comisarías, cosa que la Corte Suprema impide detenidos en comisarías”, explicó.

La peor del mundo

“Esto va de la mano del tema de la delincuencia policial” dijo Cañón. Explicó que la bonaerense “es la policía mas corrupta del país, asociada al crimen, a los piratas del asfalto o a la trata de personas. Estos son los crímenes graves que deberían ser atendidos, pero en lugar de eso, se les da mas posibilidades de mantener una caja de recaudación propia porque si alguien para por debajo de la mesa un importe necesario para zafar, lo hará”.

En este contexto, recordó que la desaparición de Luciano Arruga en La Matanza, “tiene que ver con la negativa del chico de robar para la policía. Se resistió, y lo desaparecieron. La policía hace 40 años tenía fuentes de recaudación, que eran básicamente la quiniela y la protección. Pero hoy en día ha aumentado los fondos con el delito, utilizando la mano de obra barata del desocupado y del chico que está en la calle para que recaude para ellos”.

Mano dura

Para el ex fiscal Cañón, se ha ido instalando un discurso mediático que genera temor y miedo, sobre todo en las clases medias. “Cualquier delito que afecta a gente de clase media, se repiten en forma sistemática y machacona. El otro de los factores es que hay en sectores de la sociedad esa actitud de autoritarismo y esa necesidad autoritaria de buscar alguien protector desde el Estado que venga a poner orden. Eso significa mano dura al margen de la normativa vigente. Y tener una imagen de limpieza en todo sentido: sacar de circulación a los “delincuentes menores”, y eso puede significar muchas cosas. Desde el encierro al gatillo fácil”.

Opinó que esta actitud, implica “levantar un paredón”, que se materializa a través de las razzias y los procedimientos que permite realizar este nuevo código. “Es una política muy perversa que tiene que ver con el poder real que quiere ganar espacios, y la búsqueda de impunidad de los grandes crímenes. Creo que tiene que ver con que ante la posibilidad de los juicios por lesa humanidad, que buscan crear sensación de inseguridad para que venga una mano dura. Hay sectores del gobierno, como es el de Scioli, que apunta a estas alianzas estratégicas con el poder”.

Llamado a reaccionar

“La convocatoria que hicimos ayer con la CTA, Comité contra la Tortura, el Cels, la APDH y más de 85 organismos, tiene que ver con instalar una bisagra en la sociedad civil para defender la legalidad, pluralidad, el derecho, las diferencias, al excluido, al marginado. Esto va siempre apuntado a los jóvenes, los negros, los desclasados. Y darles discusión pública a aquellos que sectores que se amparan en el discurso de Susana Giménez, Mirtha Legrand, y Marcelo Tinelli, que convocan desde esta aristocracia mediática que nació en Argentina, a la represión y la mano dura”, aseguró.

Comité contra la Tortura

Cañón dijo además que la creación del Comité contra la Tortura –como el que se impulsa aquí en Neuquén- “es sumamente útil. Argentina está obligada a que haya comités en todo el país y a nivel provincial, para monitorear todos los centros de detención. Pero nuestro país tiene un atraso de varios años en implementar este protocolo. Son pocas las provincias que lo tienen”.

Deja un comentario