Remedio de aloe vera

Senti Pensante

aloeveraplantaEl cáncer es una de las peores enfermedades. Quienes hayan visto, vivido de cerca el proceso mediante el cual una persona se va consumiendo, sabrán que cualquier cosa que pueda menguar el sufrimiento o acercar una posibilidad para curarlo son bienvenidas.

Muchas veces, los tratamientos tradicionales se agotan y nada más queda a pacientes y familiares.

Existe un tratamiento a base de aloe vera que ha sido muy difundido entre enfermos de cáncer.

Este tratamiento no pretende suplantar a ningún tratamiento tradicional, sino muy por el contrario, lo único que queremos mediante este artículo es ayudar y dar una esperanza más a aquellos que estén atravesando esta enfermedad.

Fray Romano Zago, fraile franciscano de Río Grande do Sul, compilo el saber popular y su experiencia en un libro titulado “El poder curativo del aloe vera”, allí el autor dice “nos gustaría que esta fórmula se aliara a todas las tentativas conocidas o que por ventura sean descubiertas, en un frente único, para erradicar, para siempre, este malharado (el cáncer) de la faz de la tierra”. Es por ello que nos sumamos a esa cruzada y transcribimos parte de su libro, para que sirva a quienes lo necesiten.

La fórmula

Medio kilo de miel de abeja. Que sea pura, natural, no refinada ni artificial.

40 a 50 ml de bebida destilada. Puede ser aguardiente, whisky o coñac, etc. No sirve el alcohol puro, vino, cerveza, licores.

-dos, tres o cuatro hojas de aloe, según la longitud de las mismas, la idea es que entre todas, colocadas en fila lleguen a un metro de largo aproximadamente.

La recomendación es retirar las hojas de aloe por la mañana, antes de que haya luz.

Luego se deben limpiarlas con un paño apenas húmedo (no mojar las hojas). Con un instrumento cortante, cuchillo, cortar las espinas de los bordes.

Picar las hojas in sacarle la cáscara y ponerlas en el interior de una batidora, junto con los otros dos componentes: la bebida destilada y la miel.

Se bate bien todo hasta que se obtiene una especie de crema verdosa. No se debe ni colar ni cocinar

Es muy importante: este líquido debe tener el menor contacto con la luz posible. Incluso mientras se la realiza es conveniente estar en penumbras. Es por eso que se busca para guardarla una botella oscura, o envolverlo en papel oscuro. Se puede dejar fuera de la heladera, pues no se deteriora.

¿Cuánto tomar?

Se debe tomar una cucharada sopera, de diez a veinte minutos antes del desayuno, almuerzo y cena. Agiten el frasco antes de servirse para que los elementos se vuelvan a mezclar, ya que la miel y el aloe se sedimentan.

Iniciado el tratamiento, ingerir todo el contenido. Siempre se debe continuar con controles médicos.

Si una vez terminada la primer botella, no ha habido mejora, es preciso repetir la operación, descansando solo entre tres y siete días para volver a comenzar a ingerirse el remedio. El tratamiento se debe repetir hasta curarse. Solo si después de tres o cuatro botellas sin resultados se puede duplicar la dosis, es decir, dos cucharadas en las comidas.

Explicación

En el mencionado libro, se explica que la miel es el vehículo en el que el aloe vera viajará por nuestro cuerpo, ya que la miel alcanza los puntos más distante de nuestro organismo.

En el proceso se realiza una limpieza general de todo el organismo, sobre todo en las sangre.

La bebida destilada dilata los vasos sanguíneos, lo que hace que se absorba mejor.

Como dijimos el libro de Fray Romano Zago, “el poder curativo de aloe vera”, enumera y registra numerosos casos d diferente lugares del mundo en donde esta fórmula logro curar el cáncer. Este artículo espera acercarles esta fórmula, junto con la fe necesaria para lograr un tratamiento efectivo. Suerte.


Más información sobre esta planta: http://es.wikipedia.org/wiki/Aloe_vera

3 comments

  • pucha, ando abombado hoy. quise entrar al 8300 y entré a la web de la revista para tí.

  • Eso se cura con una infusión de Aloe Vera y vinagre. No te pierdas la próxima nota de 8300web.

Deja un comentario