Svampa: “La criminalización es un mecanismo de control social”

Movimientos sociales

criminalizacionPara la filósofa y socióloga Maristella Svampa, la criminalización que realizan sectores de derecha sobre las organizaciones sociales y el pueblo mapuce, es parte de una política de control social. Asegura que surgen en forma regular, y que se trata de una práctica peligrosa, porque abre el camino a la represión.


No es un hecho aislado ni tampoco es la primera vez, porque la criminalización es un discurso y una práctica. Un mecanismo de control social que se viene desarrollando desde los 90 hasta esta parte y que ha tenido momentos de inflexión”, aseguró Maristella Svampa, la filósofa y socióloga en diálogo con el periodista Marcelo Pascuccio del programa La Palangana.

En la entrevista realizada esta mañana, Svampa recordó que “la primera vez que se busca deslizar -como argumento para criminalizar a los nuevos levantamientos- hablando de las FARC, la Eta o de rebrote subversivo, fue en Cutral Co en 1996 y en 1997 en General Mosconi”.

Por eso señaló que no es ésta –cuando los estancieros de Neuquén salen con ese discurso a través de los medios- la primera vez que se usa este argumento, al que calificó de “tosco e inverosímil”.


Antecedentes

También en 2002 se habló de complot piquetero; en 2004 y 2005 hubo una embestida muy fuerte del gobierno kirchnerista contra organizaciones críticas con el gobierno. Y en este momento podemos decir que hay una embestida generalizada, una criminalización de sectores de derecha hacia no sólo las organizaciones territoriales, sino hacia las organizaciones mapuce, como advertimos en el caso de Neuquén”.

En este sentido, dijo que estas prácticas discursivas tienen un tinte peligroso. “Primero porque Neuquén no es una provincia cualquiera, sino que registra una fuerte tradicional de estigmatización, criminalización y represiones feroces que han terminado con el asesinato de militantes o de personas en manifestaciones. Y por otra parte porque efectivamente estamos en una nueva etapa del conflicto que protagonizan las organizaciones indígenas o los pueblos originarios en América Latina, que está ligada a la defensa de los territorios ante el avance de las fronteras: la frontera de explotación hidrocarburífera, forestal, minera, o el avance de emprendimientos turísticos que avanzan sobre territorios ancestrales”.

La derecha y los medios

“La derecha y los grandes medios de comunicación están haciendo una asimilación muy fácil y arbitraria entre protesta social y delito, y entre protesta social y violencia política. Sobre todo este segundo elemento es fundamental. He leído artículos en las últimas semanas que dicen que los piqueteros se están armando. Hay afirmaciones rápidas, para nada constatadas, que llevan a agitar de manera muy peligrosa el fantasma de la violencia política, y esto –mas tarde o mas temprano- termina golpeando a los sectores populares o se termina expresando en represiones a los sectores populares organizados”.

Fue en ese contexto que –recordó- un grupo de intelectuales e investigadores publicaron una declaración en el diario Página 12 “muy preocupados también por este discurso tan fuerte de los medios, y por el hecho de que nos encontramos atrapados entre dos discursos binarios: el del gobierno que sólo ve una suerte de feroz derecha del otro lado, cuando en realidad hay mas matices y posicionamientos, y del otro lado el discurso de la derecha, sobre todo a través de los grandes medios, que está absolutamente enfrentada a este gobierno. Y los rehenes actuales son las organizaciones sociales”.

“Hablar de las organizaciones indígenas en argentina, implica hablar de aquellos que han sido marginados históricamente y el objeto del primer genocidio histórico, no reconocido. Al alba de la conmemoración del bicentenario, es poco lo que se dice desde el discurso oficial sobre los pueblos originarios. Hay un clima festivo, pero debería haber una reflexión profunda acerca del carácter excluyente que ha tenido este modelo con los sectores populares y las poblaciones indígenas”, consideró.

Una nueva derecha

“Es difícil evaluar si estamos ante una nueva derecha” dijo Svampa. “Hay un discurso acerca de la derecha que el gobierno ha desarrollado y que me parecen muy simplista. Sobre todo a raíz del enfrentamiento con los sectores agrarios, buscó instalar un discurso binario. Hay muchas derechas en Argentina. Y mas allá del avance real que hay, no es una derecha unificada. No es un solo bloque. El discurso criminalizador está en el poder. Y en el poder no sólo están los sectores de derecha sino también el propio gobierno”.

Desprestigio

“Una cuestión preocupante es que este discurso no sólo frente a las organizaciones territoriales, piqueteros e indígenas, apunta sobre todo a denunciar y desprestigiar todo el trabajo de base que se hace y de reconstitución del tejido social que las propias organizaciones están haciendo. Gerardo Morales habla de una especie de contrapoder expresado por Milagro Salas. Los terratenientes en Neuquén están asustados por la recuperación de territorios que realiza el pueblo mapuce. Es ante los resultados concretos de las organizaciones sociales que se erige esta derecha, buscando deslegitimar el trabajo de éstos. Tratando de hacerlo ver como una invasión o un poder ilegítima. Que las organizaciones hayan avanzado en los últimos años, habla del poder que tienen para reconstituir el tejido social”.

“En los últimos años ha proliferado una visión de la política que acentúa el carácter antagonista del mismo. Y que leído en clave histórica acentúa el tema de la polarización y de los sistemas binarios: izquierda, derecha. Yo no creo que estemos ante este problema. Pero no por no reconocer los avances que tuvo la derecha, preocupante, pero no creo que el gobierno nacional, sintetice una propuesta de izquierda, que puede ser asimilable a un proyecto de cambio en la correlación de las fuerzas sociales. Creo que en realidad el gobierno kirchnerista está atravesado por rupturas de tipo simbólicas con respecto a los sectores de poder, pero con alianzas económicas fuertes que se han consolidado en los últimos años. Por eso trataría de no simplificar en ese sentido el escenario político”, aseguró.

0 comments

Deja un comentario