Hay 13 proyectos de la IIRSA en la norpatagonia

Política, Tierra
iirsa
Un mapà del proyecto de inversión sudamericano

Una funcionaria del Copade informó que hay 13 proyectos aprobados en Río Negro y Neuquén vinculados con la cuestionada Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA). ¿Qué se esconde detrás de esta Iniciativa?

Entre el 18 y el 20 de noviembre se realizará en Santiago de Chile un foro sobre metodología de evaluación ambiental y social estratégica promovido por la IIRSA. Allí se reunirán representantes de entes responsables de infraestructura de Transporte, Comunicaciones y Energía de los doce países sudamericanos: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

La enviada del Copade al foro, Jacqueline Smith, explicó que se busca estudiar el impacto del grupo de proyectos incluidos en el llamado “Eje del Sur”, que cruza la patagonia argentina y chilena y se divide en los grupos: concepción-Bahía Blanca-Puerto San Antonio, y Corredor Turístico Binacional de la zona de Los Lagos.

Smith informó también que ya hay previstos 13 proyectos del IIRSA que se prevén desarrollar en las provincias de Río Negro y Neuquén.

¿Qué es la IIRSA?

Actualmente el desarrollo de infraestructura en nombre de la integración económica regional es uno de los desafíos más grandes para la sustentabilidad del ambiente y las comunidades y para la equidad social.

La IIRSA es un ejemplo dramático de estas nuevas tendencias. Esta iniciativa propone una serie de mega-proyectos de alto riesgo, que acentuarán el endeudamiento y acelerarán a gran escala alteraciones a los paisajes y a las formas de vida en la región.

La Iniciativa entiende los bosques, los ríos y los humedales e incluso las montañas como barreras al desarrollo económico y a las vías de comunicación que son uno de sus ejes. Caminos y mejoramiento en áreas de transporte en general se vuelven medios para extraer los recursos naturales. La gente, la industria y los gobiernos, se supone, serán los beneficiarios.

Según la Base de Datos del Poryectos del IIRSA del 22 de noviembre de 2008, del total de proyectos el 57,5 por ciento corresponde al área de transporte, para lo que se invertirá casi el 60 por ciento del total de la inversión. El 11 por ciento son proyectos de generación de energía que insumen algo más del 40 por ciento de la inversión.

IIRSA está coordinada por los 12 gobiernos sudamericanos, con el apoyo técnico y financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (FONPLATA) -fuertes defensores del ALCA- entre otros bancos de desarrollo y consiste en:

  • 10 ejes de integración económica que cruzan el continente y que requieren inversiones significantes en transporte, energía, y telecomunicaciones; y
  • 7 procesos sectoriales de integración diseñados para armonizar los marcos regulatorios entre los países.

Hasta ahora, en todo el subcontinente se han definido para el financiamiento más de 40 mega-proyectos y cientos de proyectos menores de mejoramiento de infraestructura, con un costo agregado de más de $37 mil millones de dólares. Estos enormes costos contribuirán a incrementar la ya abultada deuda pública regional. Dada la magnitud de la IIRSA y sus impactos potenciales muchas organizaciones ambientales se refieren a esta iniciativa como un “giga-proyecto”.

Y acá ¿cómo nos toca?

En una primera etapa, de los proyectos de las provincias de Río Negro y Neuquén ya están definidos trece, por lo que el paso siguiente es hacer el análisis del impacto ambiental y social.

De los dichos del titular del Copade, Claudio Garretón, se puede comprender los ejes de la discusión que estos importantes proyectos provocan. Garretón señaló que la importancia estratégica de estos estudios ayudará a resolver la problemática de los intereses contrapuestos entre las provincias de Río Negro y Neuquén respecto del tránsito de camiones de cargas por el paso internacional Cardenal Samoré, que atraviesa la localidad turística de Villa la Angostura. El gobierno neuquino propone que sea jerarquizado el paso Pino Hachado para ese tipo de circulación.

“Hay una discusión y puntos de conflicto, y la provincia del Neuquén tiene una posición muy clara que la ha fijado el gobernador, y que es que la estrategia de desarrollo pasa por fortalecer como estación de transferencia a Zapala y Pino Hachado para cargas”, informó Garretón.

Indicó que al respecto en el paquete de proyectos existe la propuesta de planificación “para financiar un proyecto de 31 millones de pesos para hacer el centro unificado de aduanas, lo que permitiría que sea habilitado todo el año y derivar todas las cargas por Pino Hachado y descomprimir Samoré”.

“Creo que esta metodología de estudios va a echar luz técnica sobre la impronta turística y de preservación ambiental de Villa la Angostura”, finalizó.

4 comments

  • Lastima q los habitanyws de esta region no conocieramos con anterioridad todo este engranaje

  • Los habitantes de Villa la Angostura rechazamos enérgicamente la implementación del Coorredor Bioceanico de Cargas por el Paso Samore, estamos a favor de un Corredor Bioceanico Turístico.
    Villa la Angostura esta insertada dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, localidad TURÍSTICA por excelencia , se ve seriamente amenazada por el paso de Camiones de Cargas Pesadas que impactan y degradan nuestros medio ambiente, afectan nuestra flora y fauna y afectan nuestra principal actividad, el Turismo, única fuente de sustentabilidad de los más de 15 habitantes.
    Se prevee la construcción de una Ruta de Circunvalación, que sólo evitaría el paso de Camiones por el Centro del Pueblo, dejando indefensa al 90% de la localidad y a más de 100 km. Del Parque Nacional.
    Un Corredor Bioceanico de Cargas NO se puede hacer sobre la base de la DESTRUCCIÓN de una localidad, debe ser una fuente de Integración , y hay formas de hacerlo sin perjudicar a nadie.

Deja un comentario