Más allá de Campana Mahuida

Desde la mirilla

desde-lamirillaRepaso de sonidos y ecos iniciados en Loncopué que (como en otras áreas de gestión de los intereses provinciales) repiten cómo, y por quién doblan las campanas.

Por Andrea Lopetegui

De la desigual puja focalizada en Campana Mahuida, una comunidad que excede los límites de Loncopué poco a poco se va informando y adoptando postura, mal que le pese al ministro (profesor de educación física) Leandro Bertoya que dijo en el aniversario de esa localidad que discutirá el tema minero “con gente que sabe”, y que no se detiene ante pronunciamientos judiciales ni sociales, pues según su particular óptica, avanza “con la constitución y la ley en la mano”1.

Pero ya nada asombra.

Como es sabido, empujada por un avance sordo y de hechos consumados entre CORMINE (Sociedad del Estado Provincial) y la firma china “Emprendimientos Mineros S.A.”, la comunidad Mellao Morales planteó una medida cautelar que fue resuelta favorablemente por el Tribunal Superior de Justicia: los medios periodísticos interpretaron el pronunciamiento judicial y entre otras cosas comunicaron sin rodeos que allí el Tribunal ordenó suspender el procedimiento administrativo hasta tanto se resuelva la acción procesal iniciada por la comunidad Mellao Morales contra Cormine.

Así, dos días antes de concretarse la resistida “audiencia” convocada por el gobierno para el 30 de septiembre último, la opinión pública supo que se había suspendido. Pero la Fiscalía de Estado vislumbró “la posibilidad de interpretaciones parciales..” y el TSJ tuvo que confirmar que dijo lo que dijo2. Aclarado que fue, y no contento con el “alcance” de las cosas, el gobierno -a través del Fiscal de Estado- apeló ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la medida cautelar del TSJ, y también lo hizo a través de la corporación estatal (que además recusó al presidente del TSJ, Oscar Massei)3.

En ese rumbo, durante casi 20 días funcionarios electos y políticos se vieron reflejados en la gestión de una batalla para el asombro.

Luego -acaso en aras de la mentada y no alentada pacificación social, o porque algo/alguien pudo ayudar al razonamiento oficial- el gobernador Sapag “confirmó que se apegará a la decisión” 4 del TSJ (que intentó impugnar dos veces).

Si no es tarde, sería esperable que el disparate anunciado inicialmente no haya “aterrizado” en la CSJN. Pero incluso cuando el gobernador anuncia que dará marcha atrás en esa “estrategia” no podrá borrar que antes –a través de sus funcionarios- accionó en el sentido opuesto.

Y entonces “Campana Mahuida” (lo que refiere en el presente) es otra de las variadas alertas que señala el entorno de gravedad institucional o desconocimiento fatal en la conducción y defensa de los intereses de todos los neuquinos.

1 http://www.8300.com.ar/2009/10/23/las-dos-caras-del-acto-oficial-en-loncopue/

2 http://www.8300.com.ar/2009/09/29/el-tsj-advierte-que-no-se-puede-hacer-la-audiencia-por-la-mina-por-campana/

3 http://www.8300.com.ar/2009/10/14/el-gobierno-apelo-en-la-corte-suprema-el-fallo-que-cuestiona-el-contrato-de-campana-mahuida/

4 http://www.rionegro.com.ar/diario/2009/10/17/125575020983.php

Deja un comentario