La versión oficial sobre la agresión de Escobar a la comisaría primera

Política

Abogado policial, Gustavo Lucero
Abogado policial, Gustavo Lucero

La policía neuquina salió al ataque: dio a conocer su propia versión sobre la agresión al secretario de Derechos Humanos de la comuna. Dice que Escobar les gritó, insultó  a los oficiales y que hasta que hubo diatribas misógenas.  Y lo denunció.

La policía neuquina salió al ataque: esta mañana, a través del abogado de la fuerza, Gustavo Lucero, dio a conocer su propia versión sobre la agresión al secretario de Derechos Humanos de la comuna, Jesús Escobar, y de las legisladoras Mercedes Lamarca y Paula Sánchez. De acuerdo con este relato, Escobar entró hecho una tromba a la comisaría primera, golpeó, insultó y a los policias no les quedó mas remedio que reducirlo.

Gustavo Lucero hizo una prolija lectura de un no menos prolijo documento en el que se anunció que el jefe de la policía provincial, Juan Carlos Lepén, se presentó como querellante en la causa en la que se investiga la denuncia realizada por Escobar, por la agresión sufrida en la noche del 20 de octubre pasado en la comisaría primera.

Lepén no estuvo en la conferencia de prensa como había prometido. Pero Lucero fue el encargado de explicar los detalles de lo ocurrido esa noche, y anticipó que hay testimonios de policías y de civiles, y hasta filmaciones parciales de lo ocurrido.

De cómo Escobar los rodeó

La versión de Lucero es la contracara del relato realizado por Escobar, Lamarca y Sánchez la semana pasada. Aquí se explica que la policía intentó en todo momento calmar al funcionario comunal con “invitaciones” para que ” se calmara y guardara la postura y debido respeto, máxime en su condición a cargo de un organismo de Derechos Humanos”. Como no hizo caso ” obligó a que el personal tuviera que reducirlo”.

Previo a ser reducido “provocó la caída de una computadora usada en la oficina de la comisaría que temrinó –como resultado de eso- destruida”.

El relato oficial da cuenta también de que Escobar “ingersó insultando al personal policial con expresiones tales como “milicos de mierda”, “putos”, “manejados de mierda”, a la vez que amenzaba exprsando “milicos hijos de puta, los voy hacer echar a todos. No saben con quién se metieron. Yo soy Jesús Escobar”.

Mientras que a una efectiva d ela guardia le gritó: “sos una puta milica trola. No te pego porque me comprometo”.

Por su parte, la versión sobre el ingreso de Lamarca y Sánchez es del mismo tenor:  “Estas señoras también se dirigieron con agresiones verbales y físicas al pesonal policial, invocando su calidad de legisladoras y defensoras de Derechos Humanos y desobedecieron y resistieron las indicaciones de no avanzar en el ingreso a las oficinas de la comisaría y de evitar entorpecer el procedimiento que se desarrollaba con el señor Escobar”, señaló Lucero.

De acuerdo con esta historia, las legisladoras insultaron a la policía de este modo: “Son unos represores, no saben con quién se metieron, los vamos a hacer echar a todos, milicos de mierda. No sirven para nada. A la policía la manejamos nosotros”. Además, la señora Lamarca se dirigió con amenazas a fin de imponer al personal policial a hacer algo relativo a sus funciones”.

Pruebas y denuncia

En función de esta descripción, la policía confirmó su interés en avanzar en esta investigación penal, “toda vez que podrían las personas señaladas estar comprometidas en presuntos delitos de acción pública, máxime en atención de que habrían desplegado su acción prevalidas y abusando de la autoridad funcional que ostentan”, dijo Lucero.

Gustavo Lucero. Audio gentileza Servicio informativo FM UNC-Calf

Desgrabación completa de la versión de Lucero

2 comments

Deja un comentario