El fallido de Bertoya

Política, SECCIONES, Tierra

web-aniversario-de-loncopue-4-300x192

Consultado por los sucesos ocurridos en Loncopué durante los festejos de aniversario del pueblo la semana pasada, Leandro Bertoya -ministro de Desarrollo Territorial- se explayó sobre las posibiliades de desarrollo que traería la minería a cielo abierto a Loncopué. En esta rica entrevista, realizada por Guido Sangiácomo, el funcionario saca a relucir conceptos como “desarrollo ambiental sustentable”, todo muy verde… hasta que el inconsciente le juega una mala pasada. 

Guido Sangiácomo: Bertoya,  en días pasados se conmemoró el aniversario de Loncopue. En la página 8300 pudimos contrastar dos actos, dos audios sobre el acto, en uno usted habla desde el palco y no se escucha ningún ruido, y en el otro usted habla desde el palco pero se escuchan los abucheos, cosa que no fue reflejada en los medios. ¿ Qué opinión le merece lo ocurrido?

Leandro Bertoya: Fue un acto de aniversario, y en el marco del análisis de la situación de desempleo que tiene Loncopué, y en el marco de las necesidades de desarrollo de economías alternativas al gas y al petróleo, yo plantee desde la óptica del gobierno que necesitamos utilizar recursos del subsuelo. Que el uso de estos recursos no es incompatible con el medio ambiente, y  que tomo como referencia de que esto suceda a la ciencia. Creo que hay que despolitizar la situación desde lo ideológico e ir  a elementos científicos objetivos que permitan saber si hay una afectación real del medio ambiente, que es nuestro principal patrimonio -junto a los recursos humanos-, o no. En este marco,  en una cantidad de 3.500-4.000 personas, porque fue un acto con mucha presencia de publico,  había 10-15 manifestantes de la gente que se opone a la mina, y que se opuso a la actividad democrática, como es la audiencia pública, y me gritaban que estaba mintiendo, que no era así. Yo no tome posición más que por la ciencia y por el desarrollo, y plantee que para mí no era incompatible, y que debatamos esto en los medios académicos que corresponde. Esas diez o quince personas me gritaron, me descalificaron, en el anonimato y escondidos.

GS: Usted dijo en democracia es fácil criticar, que quiso decir con eso?

LB: Que estos sectores para mí tienen actitudes totalitarias. No permitir que se haga una audiencia pública….

GS: Pero la audiencia pública estaba mal convocada, lo dijo la Justicia.

LB: Estamos de acuerdo. Se hace todo dentro del marco de la constitución y de la ley, de las instituciones de la república. En ese marco, creo que es bueno el debate público, las audiencias son para el debate público más allá de las cuestiones formales de la convocatoria.

SG: Pero si se llevaba a cabo la audiencia, convalidaba una convocatoria mal hecha.

LB: Pero ¿porque la audiencia iba a resolverse a favor de la mina? Quizás se demostraba técnicamante …

GS: Estaba mal hecha la convocatoria…

LB: Hagámosla bien entonces, pero creo que hay que debatirlo públicamente y no cortando rutas, cometiendo delitos.

GS: Usted planteó el tema académico, ahí ¿como se entienden los derechos de los pueblos originarios?

LB: Acá hay una cosa que compatibilizar. Los recursos naturales por constitución nacional a partir de reforma del 94, y la constitución nuestra reformada también, son de la provincia de Neuquén.  Tenemos comunidades -como la Cheuquel, por ejemplo- que ceden parte de sus tierras para hacer Chihuidos, tenemos las comunidades Catripaim …

GS: Pero estas comunidades fueron informadas previamente, cosa que no ocurrió con la comunidad Mellao Morales de Loncopué…

LB: Está bien, pero yo no fui a imponer una postura, fui a plantear un debate: ¿es incompatible el desarrollo de la minería con el medio ambiente? Yo no lo sé, soy docente, no tengo formación académica para eso, creo que se deben dar los ámbitos académicos para que eso se debata. Yo lo que planteaba es vamos a debatirlo, pero con conocimiento científico.

GS: Pero la cosmovisión mapuche no es un conocimiento científico…

LB: Entonces yo quiero que me diga la comunidad de Loncopué, que tiene 1000 empleados públicos que tiene sus sueldos cobrados a partir de los ingresos de la actividad extractiva de un recurso no renovable con riesgos de contaminación -si no se hace con la última tecnología- como es el petróleo y el gas, de qué van a vivir. Porque acá lo que se está planteando es una comunidad con 1000 sueldos públicos, que tiene esos sueldos provenientes de este recurso natural no renovable.

GS: ¿Y la producción de frutas finas en Loncopué?

LB: Pero económicamente no sostienen nada, lo mismo que la ganadería y el turismo. Son actividades que tenemos que ir desarrollando, usando recursos de regalías del gas y petróleo . Nosotros estamos construyendo un matadero municipal en Loncopué para que no contamine -como contamina el actual- el Río Agrio; estamos construyendo una planta de procesamiento de residuos líquidos, de residuos sólidos, para que no se contamine el Río Agrio y el ambiente de Loncopué. Es decir, estamos usando recursos de regalías para hacer eso y para pagar sueldos. Entonces me parece una actitud hipócrita decir que no queremos la minería cuando Añelo con sus recursos, otras comunidades, han hecho muestra de ceder parte de lo que tienen en sus tierras para que todos lo neuquinos vivamos: los 48.000 empleados públicos, 15.000 municipales y todos los planes de empleo y desocupación. Todos se sostiene con regalías de petróleo.  Lo que yo digo cuando se acabe el petróleo… ¿de qué va a vivir Loncopué?. Porque esto lo está tomando de otras economías, como las de Rincón de los sauces, Plaza Huincul, Añelo, por citar ejemplos. Digo, vamos a debatirlo, pero no podemos seguir con recursos dormidos porque se dice -a mí no me consta- que contamina. Vamos a debartirlo… pero con gente que tenga formación académica para decidirlo. No lo puede decidir el cura del pueblo… Yo creo que hay una posición muy dogmática de parte de religiosos de Loncopué, que opinan sobre minería, de diputados, que no tienen formación académica, de personas que viven de otra actividad. Creo que hay que ser respetuosos de los conocimientos científicos que la actividad tiene, y esto ahí que debatirlo con Recursos Naturales, con Medio Ambiente, con la universidad, con quien sea. Yo lo que planteo es el debate. Me parece una hipocresía, a quien vive del gas y el petróleo -que es una actividad extractiva no renovable con riesgos de contaminación si no se usan las tecnologías disponibles- que planteen el No, que no queremos. Ahora le toca a Loncopué hacer un aporte a la provincia. Tiene los recursos, aparentemente, para hacerlo. Bueno vamos a verificar si esto es así, y verificar si se puede hacer ese desarrollo sin contaminar. Nadie quiere preservar un bien esencial, un bien intangible, como es el medio ambiente, nadie quiere renegar de eso. Pero también el desarrollo, en toda intervención humana, tiene un costo. Hay que evaluar si esos costos justifican los beneficios. Es decir cuando vos interveniste en el Chocón, hubo un impacto sobre el ambiente, Alicurá, Pichi picún lo mismo, es decir… todo tiene un impacto sobre el ambiente. No hacemos nada más entonces… volvemos a la prehistoria, creo que no es el planteo. Hay que compatibilizar el desarrollo económico con el desarrollo ambientalmente sustentable y el desarrollo socialmente sustentable.

Descaragr audio completo entrevista a Leandro Bertoya

Deja un comentario