La Noche del Señor Blues de Chicago

Artes

Eddie C. Campbell, el mítico guitarrista creador del West Side Blues de Chicago dejó su marca registrada acompañado por The Jackpots.

DSC_0762

Las cortinas del escenario del salón Rainbow del Casino Magic se abrieron nuevamente después de haberse cerrado unos instantes previos cuando los últimos acordes de los Jackpots se habían desvanecido. El silencio comenzó a ingresar atenuadamente a medida que se desplazaba el telón del escenario hacia su lugar de resguardo. Los tachos de luces de colores señalaron intencionalmente al público sobre las tres cabezas de los integrantes de la Blues Special Band , quienes comenzaron a tocar una extensa base musical instrumental haciendo notar que aún estaba ausente del elemento más importante de la noche del jueves. El baterista, vestido con el atuendo particular del blusero texano, comienza a hacer la presentación pertinente mientras no cesaba de golpear los tambores con sus palillos. El creador del estilo West Side Blues de Chicago esperaba detrás de una cortina lateral aguardando la señal preestablecida para salir al escenario. Es ese mismo guitarrista que apenas llegado a los 12 años de edad se dio el lujo de compartir ensayos con su ídolo Muddy Waters, y que más adelante logró atraer la atención de Willie Dixon para incluirlo dentro de su “Blues All Stars” (la banda de las estrellas) . “Mr Eddie C. Campbell” era todo lo que necesitaba escuchar para irrumpir con su presencia ante el público, -que de forma muy lenta y apacible-, caminaba con su mirada fija hacia el suelo, controlando delicadamente cada paso que daba mientras se apoyaba con su  bastón que sostenía en su mano derecha.

The Jackpots iniciando la velada blusera
The Jackpots iniciando la velada blusera

En ese modo particular de andar pudieron reconocerse sus setenta años de vida. Pero su condición cambia cuando abandona su bastón de forma delicada hacia un rincón especial,  y toma su otro instrumento que lo supo sostener con firmeza y maestría en su extensa carrera musical: Su clásica Guitarra Fender Jazz Master Vibrato 1954 de color  roja y negra. Ese aspecto senil inicial que se había percibido rápidamente se desvaneció,  cuando sus dedos manipularon los las cuerdas de su viola, y las luces acentuaron su espléndido traje blanco. Durante su repertorio se escucharon temas como “Love With a Feeling”, “Last Affair” y  “Summertime”, material perteneciente  a su reciente disco “Tear This World Up” editado este año. También sonaron “Sleep”, “Busted”, y “The  Blues is Allright”, del disco “That’s When I Know” de 1994. DSC_0858 Entre otros clásicos  sonaron “Mind Trouble” (tema que le da el nombre a su disco editado en 1988), y “King of the Jungle” (De su primer LP “King Of The Jungle” lanzado en  1977). Llegando a la parte final, Eddie Campbell se atrevió a puntear un clásico de los albores del Rock “Rock and Roll Midley”, y un blues instrumental de Freddie King titulado “Hide Away”,  en donde el violero hace una verdadera demostración de su magia apoyando su guitarra de forma vertical al suelo, -y mientras  la sostenía con su mano-, tocaba las cuerdas utilizando la punta de su zapato. Como si no fuera suficiente destreza,  acuesta de forma horizontal la guitarra -que ahora descansa sobre el suelo-,  y apoyando la suela de su calzado sobre las cuerdas prosigue generando los acordes requeridos para acompañar el ritmo de la canción. Luego vuelve a levantarla con sus manos  y la eleva hasta la altura de su cabeza. Lentamente abre su boca mirando salvajemente sobre la zona de las cuerdas; saca su extensa lengua y acerca el instrumento hacia su dentadura. Pero allí se detiene rápidamente para señalarle al público la ausencia de un diente incisivo central superior (que había perdido en Chile tras un anecdótico accidente) muy necesario para completar “la gran Jimi Hendrix”. De todas formas logró con todo éxito su cometido por algunos segundos,  que bastaron para que el público -atacado por el delirio- no pudiera mantenerse sentado sobre sus butacas, y comenzara a romper sus manos en forma de aplausos.

DSC_0878
The Jackpots junto a Eddie Campbell

Eddie Campbell hace una simple reverencia de agradecimiento, saluda, se despide y regresa hacia el sitio donde había depositado su bastón desplazándose -de similar manera que al inicio hacia los camarines-. Pero el telón volvió a abrirse inesperadamente, y el Bluesman de Chicago regresa para tocar una última canción más, esta vez acompañado junto a The Jackpots quienes interpretaron otro clásico de su primer disco “Everithing Gonna be all Right”.

2 comments

  • Saludos , desde Brasil ! Felicitaciones al periodista que con igual maestria supo describir la magía que fue esta noche de blues. Ojalá volva a acompañar otra leyenda como Eddie C. Campbell en Neuquén ! Abrazos a la distancia a todos los hermanos , amigos que hize en Argentina. Silvio Alemão, bajista de la Blues Special Band

  • hola! desde el caribe mexicano!
    fantastico, me hubiese encantado estar ahi para disfrutar del mejor blues!!!
    ojala la gente de neuquen siga apoyando este tipo de eventos, y al mejor grupo de jump blues: los jackpots, de la patagonia al mundo! ojala en su proxima gira pasen por la riviera maya, los quiero escuchar en vivo!!!
    hasta siempre
    sls
    http://www.myspace.com/lotolaunidad

Deja un comentario