Festejos sin brillo en el aniversario de Loncopué

Política, SECCIONES
Mapuces le dan la espalda a Leandro Bertoya
Mapuce le dan la espalda a Leandro Bertoya

El miércoles la localidad celebró sus 94 años, pero el complicado presente que atraviesa se hizo sentir a la hora de los festejos. No sólo la problemática desatada en torno al cuestionado proyecto minero en el cerro Tres Puntas, avalado fuertemente por el gobierno municipal, causa malestar en la población por estos días. El desempleo y el déficit habitacional también son cuentas pendientes a las que el intendente, Walter Fonseca, no ha sabido cómo responder.

El rechazo hacia su gestión se hizo evidente en la escasa concurrencia al acto oficial, que contó con la presencia del ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, para defender la postura pro minera del gobierno local.

Sin embargo, frente al palco apenas si se reunieron 200 personas, y el grueso de la concurrencia recién se acercó a participar de los festejos cuando llegó la hora del tradicional desfile cívico militar. Mientras, un grupo de los pocos presentes se dedicó a insultar y abuchear a los funcionarios cuando hacían uso del micrófono.

En un hecho inédito y casi grotesco, que bien podría considerarse un insulto a los habitantes de Loncoupé, los organizadores pretendieron disimular la reacción del público reproduciendo a través de los parlantes aplausos pre grabados. Clara maniobra para maquillar lo que posteriormente se difundiría por los medios.

Sin los servicios básicos

casas

Otro de los acontecimientos tristemente sobresalientes de la jornada fue la entrega de un plan de viviendas, algo ya característico en este tipo de fechas.  Las beneficiarias son exclusivamente madres solteras, algunas con hasta cuatro hijos.  En su mayoría, para poder sobrevivir deben recurrir a la ayuda de un magro subsidio de 150 pesos, del que además, desde hace un año se les descuenta la cuota de la vivienda.

Las 41 casas fueron adjudicadas con tres años de demora y aún así en condiciones de absoluta precariedad: los módulos no cuentan con servicios elementales como el suministro de agua, luz y cloacas.

Valeria Ramirez, una de las propietarias, explicó su situación que coincide con la de muchas de las otras madres:  “Tomamos la decisión de aceptar los módulos en este estado por una cuestión de necesidad. Nuestras familias necesitaban esa casa, sí o sí”, afirma, y para explicar mejor esta urgencia cuenta que  ya había gente habitando las viviendas, más allá de las condiciones en las que se encuentran.

“Después de tanto tiempo, también teníamos mucha necesidad de que esto se terminara de una vez por todas –confiesa-. Tampoco podíamos rechazar una casa porque nosotros habíamos luchado mucho para que esto se llevara a cabo. Además ya la estamos pagando… qué las vamos a rechazar…”

One thought on “Festejos sin brillo en el aniversario de Loncopué

Deja un comentario