A demoler el terraplén

Derechos de la humanidad, Movimientos sociales, SECCIONES, Tierra

esteros del iberáLa Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó el pedido de demolición de un terraplén ilegal construido en los Esteros del Iberá.

Por Red Eco Alternativo

La Corte Suprema de Justicia de la Nación emitió un fallo que ratifica la orden dada a la empresa Haciendas San Eugenio S.A. por el Superior Tribunal de Justicia Correntino para que demuela un terraplén ilegal de más de 27 kilómetros construido en plena Reserva Provincial de los Esteros del Iberá.

Luego de arduas luchas, la coalición No a los Terraplenes, constituida por Organizaciones del sector Civil, Social y Ambiental, afirmó que se hizo justicia. “El mayor órgano judicial del país les ha dado la razón a los habitantes del paraje Yahaveré.

Es ampliamente destacable que a pesar de las sucesivas instancias por las que pasó este caso -cinco-, no hubo un solo juez que disidiera con el justo reclamo de los pobladores del estero.

La Justicia ya dio su veredicto final. De aquí en más, resta que de una vez por todas las autoridades responsables  hagan cumplir la sentencia y no se presten nuevamente al juego de una empresa que una y otra vez desacató a los mandatos judiciales alardeando de una impunidad sorprendente” sostienen desde No a los Terraplenes.

Cabe recordar que el terraplén comenzó a construirse en noviembre de 2005 por la empresa Forestal Andina, cuya razón social cambio por Haciendas San Eugenio S.A, sin contar con los estudios de impacto ambiental correspondientes. Inmediatamente que se inició la obra, un productor del paraje Yahaveré, Bruno Leiva, advirtió a la justicia sobre las consecuencias de su realización y solicitó a la justicia una acción de amparo con el fin de lograr la destrucción del terraplén que por aquel entonces contaba con aproximadamente 1,5 Km de largo.

Desobedeciendo  las órdenes judiciales para poner fin a la obra, la empresa continuó con el avance del terraplén ubicado en el paraje a unos 30 kilómetros al este de la ciudad correntina de Concepción, y es el acceso norte a los Esteros del Iberá, donde habitan cerca de 15 familias.

El interventor del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA), Mario Rujana, confirmó que ese organismo provincial es el que cuenta con mandato judicial para proceder a la demolición del terraplén, aunque admitió que aún no fue notificado de la resolución de la Corte.

“El ICAA está esperando ser notificado para iniciar la demolición, ya tenemos asignados los fondos específicos para llevar adelante esta tarea, en base a un decreto que el año pasado firmó el gobernador Arturo Colombi” explicó Rujana.

Andrés Nápoli, vocero de la coalición manifestó que “ahora será la justicia provincial de primera instancia la que deberá arbitrar las medidas para llevar adelante el derrumbe de la construcción”.

Los Esteros conforman una de las reservas de agua dulce más grandes de América Latina, allí habitan especies que hoy se encuentran amenazadas de extinción; los vertebrados mayores suman unas 500 especies, lo que representa el 25% del total del país. Como consecuencia del terraplén, a largo plazo, el  Iberá perdería miles de hectáreas de tierras altas, ya sea por inundación directa o hundimiento del suelo.

Al perder tierras altas y heterogeneEsterosidad en el paisaje, disminuiría la capacidad de una gran extensión del humedal de sustentar animales terrestres y acuáticos, ya que desaparecerían los sitios de refugio, descanso y lugares de reproducción en general. Además las familias de campesinos que habitan en el paraje Yahaveré sufrirían la inundación de las escasas tierras altas en donde tienen sus hogares y alimentan a su ganado.

Deja un comentario