Cómo se financió el terror

Política, SECCIONES

esma_fachadaMañana viernes 23 de octubre se llevará a cabo una charla debate que tendrá como eje el rol que cumplieron diversas entidades bancarias internacionales en el financiamiento de la llamada “guerra sucia”, impulsada por el gobierno de facto que azotó a Argentina entre 1976 y 1983.

El evento lleva por nombre “Responsabilidad Bancaria con la Dictadura Militar; Pasado y Presente” y estará a cargo del Dr. Juan Pablo Bohoslavsky, prestigioso catedrático argentino integrante del Programa de Derechos Humanos y Justicia Global de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York.

La convocatoria es a partir de las 19 hs en la sede académica del Colegio de Abogados de Neuquén –Mendoza 902- y es abierta a todo público. La organización corre por cuenta de la Asamblea por Los DDHH de Neuquén, la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue y el Colegio de Abogados y Procuradores de Neuquén-

El informe realizado por los investigadores de la mencionada casa de estudios estbalece que existió una relación de complicidad entre el gobierno dictatorial y varias entidades crediticias extranjeras.

Entre otras cosas se consigna que, a pesar de que durante ese período de la historia argentina los ingresos públicos fueron inferiores a los gastos, sospechosamente el presupuesto militar creció más del doble. Y se afirma categóricamente: “El financiamiento es la clave del terrorismo, la corrupción y otros actos delictivos”.

El trabajo también ya fue utilizado como fuente de información por familiares de desaparecidos para demandar a varios Bancos que habrían brindado apoyo económico a la junta militar.

La presentación judicial también se sustenta en el precedente jurídico sentado por el Tribunal de Nuremberg que juzgó y condenó a empresarios vinculados al régimen Nazi. Según su dictamen, todo plan criminal de esas características necesita para verse plasmado de la “cooperación de políticos, militares, diplomáticos y empresarios”. De otra manera, el plan de exterminio jamás podría haber sido ejecutado.

Durante aquellos años, la realidad interna del país tomó rápidamente estado público más allá de sus fronteras. Las denuncias de violaciones a los derechos humanos en manos del gobierno militar estaban a la orden del día.

La prensa internacional se hizo eco de esta situación y hasta el gobierno estadounidense con Jimy Carter a la cabeza condenó reiteradamente su accionar, lo que compromete seriamente a los bancos implicados que entonces no podrían alegar desconocimiento en relación a lo que estaba sucediendo en el país, y por lo tanto debían ser plenamente conscientes del daño que causarían al financiar al régimen.

Bohoslavsky en La Palangana

Deja un comentario