La provincia se expidió: “no debe politizarse”

Política

El intendente, Martín Farizano, y Escobar minutos antes de la conferencia (Libres del Sur)
El intendente, Martín Farizano, y Jesús Escobar minutos antes de la conferencia (Libres del Sur)

La agresión sufrida por el secretario de Derechos Humanos del municipio, Jesús Escobar, y los ataques verbales contra diputada Paula Sánchez y la concejal Mercedes Lamarca, expusieron de manera brutal la violencia policial que algunos sectores no se cansan de denunciar. El municipio respondió esta tarde con un contundente acto. La provincia pidió: “no se debe politizar un hecho que es estrictamente judicial”.
En un cuidadoso y medido comunicado, publicado luego del acto municipal, el gobierno provincial no hace ninguna autocrítica. Y sostiene que dejará en manos de la justicia al investigación.

El escrito señala además que “la institución policial, a través del departamento de Asuntos Internos, inició las investigaciones correspondientes, como es habitual en hechos de estas características, para establecer que el procedimiento policial se haya ajustado a la legislación y reglamentación vigentes”.

“El gobierno provincial tiene la convicción que no se debe politizar un hecho que es estrictamente judicial. Va a sostener los principios que sustentan la democracia, el Estado de derecho y la paz social, a los que todos, sin excepción, deberíamos adherir y hacer cumplir”, continua el escrito oficial con una sugerente introducción de la primera persona -que en todo el escrito fue cuidadosamente borrada- casi como reprochando que no todos adhieren o cumplen.

El acto

En el municipio, pasadas las 16.30 se dio inicio a un numeroso acto del que, por primera vez en la gestión, participó todo el gabinete. Además, distintas organizaciones de derechos humanos, sindicales, sociales y políticas estuvieron presentes para exponer su repudio a lo sucedido. La Sala de Situación del municipio estuvo colmada.

La conferencia comenzó con las palabras de Escobar que contextualizaron todas las otras intervenciones. “Esto se enmarca en un ataque hacia todos aquellos que soñamos de distintas maneras hacer una sociedad distinta”, sostuvo.

Luego, dimensionó la importancia de los hechos e informó que “es la primera vez desde el regreso a la democracia que ocurre un hecho de esas características”. Se refería a que la policía ataque a un funcionario y, aún peor, a un funcionario en Derechos Humanos.

Inmediatamente después de Escobar el intendente  sostuvo que el objetivo de la convocatoria era “llamar la atención sobre una situación que conviene advertirla y frenarla antes de que tome dimensiones que no estamos dispuesto a admitir”.

Señaló que es conocida su posición “a favor del orden y en contra de las medidas de fuerza que signifiquen coartar la libertad del resto”, sin embargo señaló que a eso se llega mediante el “diálogo” y el “consenso” y no con “mano dura”.

Luego, el secretario de Gobierno, Mariano Mansilla, señaló las anormalidades ocurridas. Sostuvo que no es habitual que se detenga a militantes que hacen pintadas y que “todo el turno de la Comisaría participó de la golpiza y del encubrimiento”.

Informó que durante la noche, mantuvo varias comunicaciones con el juez de la causa Marcelo Benavidez que no asistió a la Comisaría anoche. Mansilla recordó el magistrado fue impugnado por Escobar al proponerse como vocal para el Tribunal Superior de Justicia. Por ese motivo, Mansilla le solicitó que se excusara para actuar en la causa, pero todavía Benavides no lo hizo.

Los hechos

Cerca de las 22 horas un grupo de siete jóvenes militantes de Libres del Sur realizaba un mural alusivo a una campaña por la ley de asignación familiar universal frente a los tribunales de calle Santiago del Estero y San Martín. En tres móviles varios policías les solicitaron la documentación y los jóvenes fueron trasladados a la Comisaría Primera de Neuquén Capital.

Informado de lo sucedido, Escobar, que vive a pocas cuadras del lugar, se apersonó en la comisaría y tras exigir la liberación los militantes de su partido fue esposado y golpeado.

Inmediatamente llegaron la lugar la diputada Paula Sánchez y la concejal Mercedes Lamarca quienes fueron agredidas verbalmente.
Transcurrido un lapso no mayor a media hora, Escobar fue liberado, tras lo que sostuvo que le pegaron en los genitales y en las rodillas. “Yo no toqué a ningún policía y tampoco la infraestructura de este lugar”, dijo.
Además, informó que lo mantuvieron “esposado tirado en el suelo y con el pie de un policía en mí cabeza. Mientras me golpeaban en los genitales uno de los policías me dijo ´esto es por Sobisch´”, detalló Escobar según reproduce el diario Río Negro del miércoles.

One thought on “La provincia se expidió: “no debe politizarse”

Deja un comentario