XXIV ENM: Crónica en imágenes

Fotogalerías, POPURRI

bienvenidas-centro  

“Qué momento, qué momento… a pesar de todo, les hicimos el encuentro!” con este canto vibrando en la cancha de Tucumán central comenzó el acto de apertura en el mediodía del sábado.  “Tucumán, tierra de los azhares, de Juana Molina e Hilda Molina, tierra del tucumanazo, de las luchas obreras y campesinas. Desde el sur al norte y del este al oeste, reafirmamos  el espacio de los encuentros nacionales de mujeres. Acá estamos las mujeres ¡Bienvenidas!. Las abrazamos a todas”.

ENM XXIV

 Muchas fueron las adhesiones que se leyeron mientras seguían entrando delegaciones al predio. Los aplausos más emotivos, así como la fuerza contundente del canto, se los llevó hasta Jujuy Romina Tejerina, cuando su carta nos llenó de fuerzas y convicción  para seguir en la lucha por su libertad.

copleras

Luego de leídas las palabras de bienvenida, las copleras acercaron el sentir y el pensar de las mujeres de estas tierras. Sus voces venían del fondo, de bien lejos, a traernos las fuerzas de aquellas primeras mujeres que fueron forjando el camino de resistencia y lucha.   Una vez conluído el acto caravanas de mujeres se alejaron del estadio, en todas las direcciones, para recluirse del sol y el calor por unas horas, antes del comienzo de los talleres.

colegio nacional-talleres

La mayoría de ellos se concentraban en escuelas e instalaciones del centro de la ciudad. Para quienes estabamos lejos del centro, los taxis-colectivos fueron la solución. Por supuesto las charlas con los taxistas no se hicieron esperar: pudimos conversar con todos ellos sobre el encuentro, que los tenía bien preocupados, parece que las campañas en contra de las feministas “abortistas” pronosticaban desmanes y enfrentamientos violentos. También nos contaron de varios casos de feminicidios, conocidos pero naturalizados, en la ciudad.

red nosotras en el mundo

Algunas de esas historias, entre muchas otras, podían escucharse al pasear por la Plaza Urquiza, que fue el lugar de convergencia de visitantes y locales. La red Nosotras en el mundo trasmitió en vivo, desde su página web, la radio abierta que convocó a quien quisiera arrimarse para compartir sus experiencias. La plaza estuvo en ebullición constante durante el fin de semana: allí confluían las organizaciones poblando de colores el cielo, los artesanos locales y visitantes, vendedores y vendedoras ambulantes de comidas y bebidas, familidas enteras que se acercaron a ver de que se trataba la “amenaza feminista”.

feria de la plaza+arcoiris

Realizado por mujeres del  área cultural del Frente Popular Darío Santillán en el centro de la plaza, el mural, aún fresco, se pobló de curiosas y curiosos que festejaban tener un nuevo colorido tobagán.

mural

Mientras tanto, en otro sector de la plaza, se desarrollaba el encuentro entre mujeres de diferentes latitudes de América Latina. Organizado por las Feministas Inconvenientes, el encuentro fue en extremo nutritivo para todas y todos, y culminó en baile de la mano del ritmo de las “Condenadas al éxito”.  Las diferentes voces de este rico continente poblaron el aire, con detalles de la realidad, la organización y las resistencias de cada una de las presentes.

con la resistencia hondureña 

En todos los talleres, charlas y debates dos temas surgían recurrentemente: el apoyo incondicional al pueblo hondureño en su resistencia y a los y las trabajadoras de Terrabusi en su lucha. Una de las obreras de la fábrica se acercó a la charla en la plaza para manifestar su agradecimiento por el apoyo, tanto nacional como internacional, recibido y  para recordar que Kraft es una multinacional yanqui que ha apoyado abiertamente el golpe en Honduras, reafirmando que la resistencia nos mantiene unidas frente a enemigos comunes.

ni golpe de estadoobrera terrabusi

 La marcha comenzó cuando el sol comenzaba despedirse, la columna fue una marea de colores y de expresiones de diversidad. Frente a los discursos que nos homegeinizan las mujeres caminamos juntas en nuestra compleja diversidad. Las miradas desde balcones y ventanas delataban a una sociedad asustada pero con ansias de saber, de participar, algunos se atrevieron a salir a la puerta o la vereda a espiar, algunas acompañaron aplausos y sonrisas, otros se amontonaban sorprendidos de ver tantas mujeres juntas.

hombres y la marcha 

La fiesta avanzó por las calles angostas de la ciudad, grafitando, cantando, bailando.

grafiti seguiremos luchando

El momento de mayor tensión se dió frente a la Iglesia, donde la caravana se encontró con multitud personas, en su mayoría hombres, que enfervorizados rezaban el ave maría, con sus rosarios y carteles en “defensa de la vida” en alto. La policía los protegía de las herejes que,  también eufóricas, les recordaban que esa misma Iglesia fue cómplice de los mayores genocidios de la historia de este país y de América Latina.

tucuman por la vida  

No pudieron evitar que la marcha sea una fiesta, ni siquiera algunos gases lacrimógenos, arrojados por ahí para dispersarnos, lograron enturbiar la jornada. Al cierre de la marcha se escuchaba con más fuerza el grito común que exige la libertad de Romina Tejerina, el aborto legal en los hospitales, ninguna muerta más por violencia machists, ni más víctimas de las redes de trata, ni golpes de estado ni golpes a las mujeres, respeto a la diversidad sexual, a la vida de todxs, por nuestro derecho a elegir y a vivir dignamente, en libertad.

maravillosamente diferentes 

 

 

One thought on “XXIV ENM: Crónica en imágenes

Deja un comentario