Intereses ocultos

GUÍA COOPES, SECCIONES

loncopueAún después de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de postergar la audiencia pública por la explotación minera del cerro Campana Mahuida, el clima en Lonco pué sigue siendo tenso.

En aquel momento la población salió masivamente a la calle a festejar, dejando en claro cuál era su postura frente a un proyecto, que se sabe, tiene nefastas consecuencias para el medio ambiente y el resto de las actividades productivas del lugar. Sin embargo, la empresa Emprendimientos Mineros S.A, lejos de respetar la voluntad popular, persiste en sus intenciones de convencer a los habitantes acerca de las bondades de la minería. Y en esta cruzada, pareciera que cualquier recurso es válido.

Este martes en el gimnasio municipal de la localidad se llevó a cabo una reunión para tratar distintas alternativas para paliar la problemática del desempleo. El encuentro había sido convocado y ampliamente difundido por un supuesto grupo de desocupados autoconvocados e independientes que finalmente dejó entrever que pugnaba por otros intereses.

La convocatoria anunciaba una total independencia de cualquier sector gremial o político y tuvo amplia repercusión en la comunidad, que acudió en gran número al llamado. En un comienzo se discutieron distintos proyectos  e ideas que apuntaban a la creación de trabajo genuino, principalmente relacionados con el trabajo de la tierra y otras alternativas de producción local, hasta que en un momento, inesperadamente uno de los principales gestores de la reunión introdujo al debate el cuestionado proyecto minero.

Según manifestó, consideraba necesario contar con la presencia del intendente ya que les podría ayudar a despejar dudas respecto a los efectos contaminantes de esta actividad. También propuso viajar a otros puntos del país donde se practica la minería a cielo abierto para ver como es allí la situación, con todos los gastos pagos por cuenta de la comuna.

La concurrencia rechazó de plano esta idea, conscientes de la amenaza que significa para el entorno natural del lugar y las pobres condiciones laborales que se pronostican –en su acuerdo con el gobierno provincial, la empresa solo se comprometió a no pagar salarios inferiores a un Plan Trabajar-.

Según informó Norberto Guerrero, periodista de la emisora local FM Arco Iris, el responsable de esta iniciativa es un antiguo militante del Movimiento Popular Neuquino, lo que despertó serias sospechas en torno a sus propuestas  pro mineras, en conjunto con el gobierno municipal. “Terminó desenmascarándose públicamente frente a la sociedad de Lonco Pué con su supuesta preocupación por la desocupación”, señaló

Guerrero afirmó que a pesar de la resolución del TSJ de posponer la audiencia pública, que contó con contó con un importante aval de la población local, desde distintos sectores se continúa ejerciendo presión para torcer la voluntad de la ciudadanía.

Otra de las estrategias recientemente implementadas es el de disimuladas encuestas telefónicas, en las que al entrevistado se le comienza preguntando sobre temáticas bien generales, como puede ser su opinión sobre el gobierno nacional, hasta introducirlo lentamente y mediante el uso de preguntas cada vez más específicas, en la cuestión de la minería.

Si bien la modalidad es “anónima”, al concluir se le pregunta el nombre a la persona encuestada, quién además luego será molestada nuevamente con otro llamado para confirmar su participación.

El presente de Loncopué es, por momentos, extraño. Es común ver al presidente de Emprendimientos Mineros S.A, Jaime Brown, y otros ejecutivos de la empresa, rondando por las calles de la ciudad, e inclusive, entrar y salir de la municipalidad como si fuera su casa.

Mientras tanto, acusó, mucha gente directamente no tiene acceso al diálogo con el intendente. “Está todo el tiempo en reunión –ironizó-. Si pedís una audiencia, tenés que levantarte a las siete de la mañana, te hacen esperar hasta las diez y finalmente te dicen que no te va a poder atender”. Además lo responsabilizó de no atender los reclamos y necesidades de la población, desde la falta de trabajo hasta el déficit habitacional.

Deja un comentario