La gente dice ‘si’

Cotidianas, Géneros, SECCIONES

People-on-Streets-2Encuestas de opinión pública realizadas en los últimos años en diversos países muestran que las poblaciones están mayoritariamente de acuerdo con que las mujeres tengan acceso al aborto en diversas circunstancias. Cuando los beneficios de las interrupciones seguras del embarazo han sido probados, como en México D.F., el apoyo popular es casi masivo.

Por Sandra Chaher (Artemisa)
Según una encuesta de opinión pública difundida el pasado 28 de septiembre –Día Internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe-, el 83% de las personas que viven en México D.F. –mujeres y varones- están de acuerdo con que la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) hasta las 12 semanas, vigente desde abril del 2007 en esa ciudad, se extienda a otras entidades federativas del estado mexicano.

La investigación fue realizada por Population Council, Ipsos-BIMSA e Insad, a pedido de la Alianza Nacional por el Derecho a Decidir (Andar), que nuclea a Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia e IPAS México.

En México DF existe la ILE desde abril del 2007 cuando fue aprobada por la Asamblea Legislativa
. Un año después, en agosto del 2008, la Corte Suprema de Justicia ratificó las reformas a la Ley de Salud y al Código Penal que permitieron la ILE hasta la semana 12 de gestación.

Los resultados de la encuesta encargada por Andar evidencian el apoyo popular a una medida que desde que entró en vigencia permitió que casi 30 mil mujeres accedieran a una interrupción del embarazo en forma segura. Una sola mujer murió en los dos años y medios que lleva la ILE en el DF y, según la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la muerte no se debió a la ILE sino a la negligencia médica del médico que no hizo los estudios que le hubieran permitido develar que se encontraba frente a un embarazo de más de 12 semanas.

El apoyo a la ILE en el DF fue en aumento desde su sanción. En el 2007 era considerada una buena ley por el 38% de la población, mientras que ahora la apoya el 73%. A la vez, aumentó la aceptación para que mujeres de otros estados vayan al D.F. a interrumpir su embarazo: mientras sólo el 45% apoyaba el traslado en el 2007, ahora lo hace el 73% de la población. Actualmente, el 77% de las personas que se realizan una ILE residen en el DF  y el resto provienen de estados lindantes (GIRE)

Otros países

Investigaciones realizadas en otros países de Iberoamérica durante la presente década evidencian también el apoyo mayoritario de la población a la interrupción del embarazo en diversas circunstancias. En algunos de estos países, como Chile, el aborto está penado bajo cualquier circunstancia. En otros, como Argentina, está permitido en algunas causales. Y en otros, como España, el Poder Ejecutivo tiene un fuerte compromiso con los derechos humanos de las mujeres y acaba de enviar un proyecto de ley de plazos (ILE hasta la semana 14) al Parlamento.

Una encuesta realizada en el 2005 en Chile
revelaba que el 67 por ciento de las mujeres encuestadas estaba de acuerdo en practicar la interrupción del embarazo en casos en que la salud de la madre corriera grave peligro, el 58 por ciento acordaba si había malformaciones fetales, y el 55% en caso de violación de la mujer. El estudio se llamó
Percepciones políticas e implicancias electorales de las mujeres inscritas en los registros electorales en cara a las elecciones 2005  y fue encargado por la Corporación Humanas al Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de Chile. Las entrevistadas fueron mujeres inscriptas en los registros electorales, quienes se declaran católicas en un 74%.

En Uruguay, en noviembre del año pasado, el 57% de la población se declaraba a favor de la ley que legalizaba el aborto hasta la semana 12, aprobada por el Parlamento y vetada por el presidente Tabaré Vázquez. Un 63% desaprobaba el veto presidencial que no representaba a la mayoría de la población. Las personas que se pronunciaron mayoritariamente a favor de la ley fueron los más jóvenes (65%), las personas de estratos altos (67%), los no creyentes (80%), los votantes del Frente Amplio (72%) y los montevideanos (61%).

En el estudio Opinión pública sobre interrupción voluntaria del embarazo y despenalización del aborto en Argentina y América Latina, realizado por Mónica Petracci en el 2007, se señala que el 95% de la población de Argentina está de acuerdo o muy de acuerdo con que mujeres y varones decidan libremente cuántos hijos tener y cuándo. Y entre el 44% y el 66% se manifiesta a favor de la despenalización del aborto. El acuerdo, como en Uruguay, aumenta en los grandes centros urbanos, a medida que aumenta el nivel educativo y económico social de los entrevistados.

En España, en un informe realizado por el Ministerio de Justicia este año, llamado La nueva pluralidad religiosa, se investigó la opinión de las y los españoles sobre la doctrina de la iglesia católica: el 60% no está de acuerdo con la doctrina de la iglesia sobre el aborto. Tampoco acuerdan con la posición sobre el divorcio (70,6% de rechazo) y el preservativo (76,5%).

2 comments

Deja un comentario