El juez Elosu Larumbe rechazó la recusación

Política

El juez penal Elosu Larumbe, rechazó la recusación que le formuló el abogado defensor de Jorge Sobisch y giró el expediente a la Cámara de Apelaciones. La causa se demora.

El pedio del abogado Ricardo Cancela para apartar de la investigación de la zona liberada al juez Alfredo Elosu Larumbe, fue rechazada por el magistrado. Consideró que no cometió ningún acto de “parcialidad” y le explicó al abogado cómo es el procesimiento penal.

La recusación de Cancela se basa que Elosu “había perdido la imparcialidad para actuar en este proceso”, basado en que “esa parte presentó un fundado planteo de nulidad que abarca el requerimiento de instrucción y sus actos consecuentes, el firmante no suspendió la audiencia fijada para el día de ayer en la que se convocaba al imputado a prestar declaración indagatoria”.

Pero el juez, consideró que la interposición de una nulidad “es una cuestión que debe tramitarse por vía incidental que no suspende la tramitación del expediente principal”.

Por otro lado, dijo que el hecho de que en los tribunales “las audiencias se suspendan por “cuestiones triviales” y que la “celeridad” llame la atención, es una cuestión  gravísima, que en caso de comprobarse debe ser motivo de reflexión y auto crítica de todos aquellos que, de alguna u otra forma, interactuamos en el sistema judicial”.

Al respecto, considera que “si como parece inferirse de las consideraciones de la defensa, la regla es la trivialidad y la falta de celeridad, y todo lo que no se adecue a ello puede considerarse sospechoso o un indicio de imparcialidad, estamos ante un serio problema estructural. Sin perjuicio de estas apreciaciones, afirmo que bajo ningún punto de vista puede establecerse que el respeto al Código de Procedimientos y a la celeridad del proceso pueda tomarse como una señal de parcialidad que amerite el apartamiento del magistrado”.

Elosu Larumbe le explicó a Cancela cómo es el procedimiento que debe seguir el juez ante una indagatoria, ante lo que califica como un error conceptual del abogado. “Esta apreciación –dice- parte de un evidente error -en este caso interpretativo- , porque lo que he afirmado a fs. 6 del mencionado incidente es que el “error conceptual” de la defensa radica en sostener que presentarse a declarar como imputado significa consentir el acto. En efecto, cuando una persona se presenta a declarar a tenor de lo normado en el art. 269 del CPPyC no tiene que consentir nada: se le lee una imputación, se le explica que puede negarse a declarar sin que ello cause ningún tipo de presunción en su contra, se le exhiben las pruebas existentes en la causa y, finalmente, se le pregunta si va a declarar o, lo que es lo mismo, si se quiere defender. Si el imputado no se defiende, se le explican las disposiciones sobre la libertad provisional, se procede a la lectura del acta en alta voz, se firma la misma y se cierra el acto.  Eso es prieta síntesis una indagatoria. Reitero, al imputado no se le pide ningún tipo de “consentimiento”, de ahí el error conceptual al que hiciera referencia oportunamente”.

Recusación Elosu Larumbe

4 comments

Deja un comentario