La valentía de un comisario

POPURRI

gorra_policia011El hoy ya fallecido Subcomisario Mario Zambrano fue el primer oficial de la policía neuquina en denunciar ante la justicia la infame orden recibida el 30 de marzo de 2006, que lo obligaba a despejar la zona para permitir que punteros del MPN agredieran a un grupo de docentes que se manifestaba frente a una destilería en Plaza Huincul. Así comenzó a desentrañarse una cadena de responsabilidades que culminó en Jorge Omar Sobisch, quien por aquel entonces gobernaba la provincia.

En esta entrevista, realizada por La Palangana al poco tiempo de ocurridos los lamentables hechos, Zambrano habla de un boicot en el seno mismo de la fuerza y del costo que debió pagar por enfrentar al poder.

“Nosotros tenemos una estructura verticalista por excelencia y por lo tanto no movemos absolutamente ni una piedra en situaciones de envergadura sin que las instancias superiores lo conozcan”, explicó para despejar dudas respecto al origen de las órdenes recibidas.

Además, si bien midió sus palabras, confirmó que entre quienes agredieron a los maestros se encontraban personajes vinculados al ámbito delictivo. “Por nuestra experiencia de muchos años en esta zona, en muchos casos obviamente sabíamos de quiénes se trataba –afirmó- Hablamos de gente que no tiene precisamente una situación en los marcos de legalidad y normalidad habituales”

Zambrano admitió que al momento de realizar la denuncia era plenamente consciente de los riesgos que esto suponía, tanto para él como para su familia, y hasta describió las cobardes amenazas que recibió: “llamadas telefónicas a cualquier hora de la noche donde lo único que uno escucha del otro lado el ruidito de un encendedor”.

Mario Zambrano en diálogo con La Palangana:

3 comments

Deja un comentario