El G20 decide, por todos y todas

El mundo
Whisky!
Whisky!

Desde ayer jueves, en la ciudad de Pittsburgh -Estados Unidos- los representantes de los países del G20 se reúnen para consensuar políticas económicas y financieras. El objetivo es impedir que rebrote la crisis que el año pasado afectó a los principales bancos mundiales, y repercutió negativamente en todos los países del globo. De los acuerdos que se adopten dependerá el destino más próximo de miles de millones de personas que viven de su trabajo.

El borrador del texto final proclama que “Una crisis global requiere soluciones globales”. De esta manera queda demostrado que los dirigentes del G-20 están decididos a asegurar que esta crisis no se repita, a través de la consolidadción de una economía abierta, sobre principios de mercado, con controles eficaces e instituciones globales fuertes. Aunque es menester aclarar que más de 180 países del mundo no están presentes en la reunión. Sólo estan allí los representantes de las 20 mayores economías del mundo.

Los temas principales que se discuten en el encuentro son; Las políticas de salidas a la crisis, donde buscarán conciliar las posiciones entre los que creen que los paquetes estatales de estímulos económicos deben continuar efectuándose para que no se reincida en la crisis y los que piensan que estos mismos paquetes puedan hundir más las finanzas mundiales.
Otra de las temáticas a discutir será el control del sistema financiero con la implementación de nuevas reglas bancarias, donde se debatirá sobre el reforzamiento de la transparencia del sistema bancario, mediante el aumento de las reservas de los bancos y una evaluación de activos a su precio actual, según lo que dicte el precio del mercado.
Con respecto al área comercial, se reiteraría el apoyo a la Ronda de Doha de liberación del comercio mundial como una medida que disminuiría la tensión ante la decisión de los Estados Unidos de colocar un arancel de 35 por ciento a la importación de neumáticos chinos.
En esta reunión también se buscará apurar una reforma de las instituciones financieras internacionales, para adquirir en el Fondo Monetario Internacional (FMI) un poder acorde a su peso creciente en la economía mundial.
En el tema ambiental, el G20 buscará llegar a un consenso entre los países ricos y los emergentes para la reducción de emisiones de gases contaminantes.

De los paises latinoamericanos, Lula arribó al G20 con carta de 88 países en desarrollo contra el proteccionismo. El texto señala que la crisis fue causada por los países ricos, pero que los países en desarrollo sufrieron su impacto, agravado por medidas proteccionistas. El mismo será entregado este viernes, según fuentes diplomáticas brasileñas.
Así mismo, en el contexto de mayores demandas de ampliación de la participación en el seno del Fondo Monetario Internacional (FMI) por parte de las economías emergentes, el presidente brasileño indicó que de no otorgársele más participación a los países pobres en el control del FMI y el Banco Mundial (BM), “no habrá cambio real y el peligro de una nueva y mayor crisis será inevitable”.
“Después de 65 años, el mundo ya no puede ser manejado por las mismas normas y valores de la conferencia de Bretton Woods”, añadió Lula da Silva.
De esta manera Brasil e India se han convertido en los principales articuladores de los reclamos de los emergentes.

En esta ocasión la reunión concluirá el viernes por la tarde tras un día de reuniones en el Centro de Convenciones David L. Lawrence.

La Organización Internacional del Trabajo y el G20

El Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, asistió a la reunión cumbre y puso sobre la mesa la dimensión humana de la crisis mundial.

La organización prevé que el persistente deterioro del mercado laboral en el mundo generará en 2009 un aumento en el desempleo mundial de entre 39 y 61 millones de trabajadores respecto a 2007, el cual podría resultar en un desempleo global de entre 219 a 241 millones de personas, el mayor número que se haya registrado en la historia.
“Hoy el desempleo permanece masivo como consecuencia de la crisis. Si las medidas especiales tomadas pierden fuerza o son suspendidas demasiado pronto, la crisis del empleo podría empeorar aún más. Las personas en el mundo, y en particular los más vulnerables y en situación de desventaja, no percibirán que la crisis está disminuyendo hasta que no tengan un trabajo decente o un piso mínimo de protección social. Una recuperación sin empleo no será socialmente o políticamente sostenible”, dijo Somavia.
“La Cumbre G20 en Pittsburgh, ofrece la oportunidad para un compromiso continuo y de mayor relevancia para apoyar las medidas orientadas al empleo y la protección social hasta el momento en que la demanda privada pueda sostener tanto la recuperación económica como el empleo” explicó el representante de la organización, y agregó: “Un sólido crecimiento económico y un sólido crecimiento del empleo deben ir de la mano. Las políticas deberían permanecer orientadas hacia ambos objetivos de manera simultánea para maximizar el potencial de crecimiento del empleo en el período de recuperación económica”.

El informe presentado ante el G20 hace hincapie en el “Pacto Mundial Para el Empleo” aprobado en Junio de 2009, por los miembros tripartitos de OIT (gobiernos, empleadores y trabajadores) y contiene un conjunto de recomendaciones de políticas destinadas a alcanzar estos objetivos.

Por otro lado la OIT expresó satisfacción por la gestión de Brasil y Argentina en relación con la admisión de la OIT en la cumbre del G-20, con el fin de fomentar el diálogo social, defender la justicia social y programas de trabajo decente.

Contracumbre

Las manifestaciones de protestas contra las politicas financieras y comerciales impulsadas desde el G20, tuvieron lugar a partir de las visperas de la reunion de mandatarios.

Las arremetidas contra manisfestantes, de parte de la policia de Pittsburgh, comenzaron paralelamente.

El día miércoles la policía detuvo a 14 militantes de Greenpeace que habían desplegado inmensas banderas sobre los puentes pidiendo medidas contra el calentamiento global. Acusados de causar desórdenes públicos, conspiración, obstrucción y posesión de objetos con miras a cometer un delito, en referencia a los arneses que usaron quienes colgaron las banderas.

Protesta de Greenpeace
Protesta de Greenpeace

Siguiendo con los operativos de seguridad, el primer día de la cumbre, las mismas fuerzas, rechazaron a centenares de manifestantes que intentaron desfilar por el centro de la ciudad y detuvo a casi 70 personas.

La fuerza declaró ilegal la marcha del jueves en cuanto comenzó, disparó balas cubiertas de goma y utilizó aerosoles lacrimógenos y humo contra grupos reducidos de manifestantes que cruzaron contenedores de basura en la vía pública, lanzaron piedras y rompieron escaparates.

Al respecto, la portavoz de “Pittsburgh G20 Resistance Project” (PGRP) declaró, “Nuestro objetivo no es ser violentos, pero el G20 es una institución violenta, antidemocrática, que toma decisiones a puertas cerradas”.

Por su parte, el alcalde Luke Ravenstahl ensalzó a la policía por sus “rápidas decisiones y el empeño de demostrar a los anarquistas que no toleraremos un comportamiento ilegal”.

Así mismo el joven intendente de 29 años, que buscará su reelección en noviembre, pidió un refuerzo policial de 4.000 efectivos. “Tememos que las actividades de los manifestantes opaquen la bella historia de Pittsburgh”, declaró, “pero hacemos lo posible por asegurarnos que esta gente pueda ejercer” su libertad de expresión.

Enfrentamientos entre policías y manifestantes
Enfrentamientos entre policías y manifestantes

Deja un comentario