Ahora se por que el Boby relincha

POPURRI, Tema de la semana

el-tema-de-la-semana1Lunes 14. El Boby ya no me ladra. Creo que intenta decirme algo porque rasguña las piedras y la puerta de la habitación en la que estoy encerrado desde hace dos semanas.

Por Qwert Poiuy

Escucho que juega con una pelotita. La corre de aquí para allá y como la casa es chica, se estrella contra las paredes despiadadamente.

Al igual que la Coca Sarli, no comprendo que pretende él de mi. Ahora lo escucho haciendo un sonido raro. Parece que relincha… un caballo?  No! Un potro! Quiere ver el partido de Del Potro!

Esto merece una tregua pero con condiciones:
1) nadie grita como desaforado
2) nadie golpea los muebles
3) ninguno patea los sillones

El Boby estuvo de acuerdo de modo que saqué el tele del ropero y nos dispusimos a ver el suceso más importante del país. Cuatro horas estuvimos con la cabeza de izquierda a derecha hasta que el pibe le ganó a este Mc Enroe, creo que se llamaba. Por primera vez en mucho tiempo nos abrazamos con el Boby y lloramos como chicos. Como chicos y cachorros, digo.
Para aprovechar la buena onda reinante nos pusimos a ver la entrega de premios. Y nos enteramos que el pendejo había ganado un millón seiscientos mil dólares y un convertible. Por segunda vez en mucho tiempo nos abrazamos con el Boby y lloramos desconsoladamente.
Ya que teníamos el tele prendido, seguimos mirando y empezó la transmisión en vivo de la ley de medios. Aunque sabíamos que tendría menos rating que Tinelli, nos quedamos en el Divanlito mirando. Seis horas estuvimos moviendo la cabeza de izquierda a derecha hasta que se votó la ley.

Como el Boby se había dormido, no festejé. Pero estoy seguro que cuando se entere, se pudre todo otra vez. Por las dudas, le até el collar a la heladera y le puse un bozal, de modo que no me encierre en el cuarto de nuevo cuando despierte. Si despierta, luego de las 133 gotitas de hepatalgina que le puse al agua, claro.

Deja un comentario