A tres años de la desaparición de Julio López, la causa continúa paralizada

Derechos de la humanidad, Movimientos sociales, SECCIONES

lopez_siluetaAsí lo denunciaron organismos de derechos humanos, respecto a la investigación del secuestro del testigo en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz.

Jorge Julio López fue visto por última vez la mañana del 18 de septiembre de 2006 en La Plata, cuando se dirigía a la audiencia en la que se conocería la sentencia contra el ex policía, a quien había señalado como responsable de su secuestro durante la dictadura militar. Absolutamente nada se ha sabido de López desde entonces, y es muy poco lo que se ha avanzado en la investigación.

El colectivo Justicia Ya! emitió un comunicado en el que afirman: “Decíamos hace 6 meses: luchamos tres meses para que la justicia reconociera que se trataba de un secuestro. Un año para que la Procuración designara  personal para la causa.  Un año y medio para apartar a la Policía Bonaerense de la investigación.  Dos años para que  el expediente pase a una Secretaría especial para delitos de lesa humanidad y que, por fin, algún funcionario judicial lea la causa completa y siga las líneas de investigación que involucran a miembros de fuerzas de seguridad y militares. Entonces, cuando por primera vez se apuntaba al círculo de instigadores, ideólogos y ejecutores, el juez Arnaldo Corazza se excusa de seguir actuando; Manuel Blanco, el nuevo juez, aparta a la Secretaría especial y otra vez la causa vuelve a quedar paralizada y errante entre los intrincados intereses judiciales, el silencio y la pasividad palpables del Poder Ejecutivo y la indiferencia ostensible del Legislativo”.

Además, denuncian que la Cámara de Casación acaba de ordenar que continúe con la investigación el fiscal Sergio Franco, que ya dijo que no quiere hacerlo.

Lo concreto es que López continúa desaparecido, mientras quienes lo torturaron en Arana en 1976 caminan libres por las calles y quienes lo secuestraron hace tres años viven impunes.

Fuente: Red Eco Alternativo

Deja un comentario