La Cámara Federal le pone límites a la querella en el juicio La Escuelita II

Derechos de la humanidad, Política

Las querellas en el primer juicio
Las querellas en el primer juicio

La Cámara Federal de General Roca rechazó el pedido de un defensor en la causa La Escuelita II de apartar a las querellas del debate. Pero les puso límites a su actuación. Un mal antecedente.

La decisión de la Cámara de Roca, establece que las querellas (que en este juicio encarnar la APDH de Neuquén y el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, Ceprodh), deberán actuar en representación de alguna víctima o familiar.

Esto–en los hechos- representa una traba concreta en términos políticos, ya que impide que los organismos de DDHH (que hasta ahora representan a todas las víctimas como parte de una sociedad vulnerada en sus derechos fundamentales) sigan representando a todos y todas.

Si bien se niega el planteo de la Defensa de los imputados Hilarión de la Pas Sosa y Enrique Braulio Olea que quería que las partes querellantes dejaran de actuar, la decisión de la Cámara sienta un antecedente regresivo que limita el accionar de los organismos de Derechos Humanos en representación de la comunidad.

El fallo de la Cámara establece que los organismos pueden intervenir “siempre y cuando actúen como representante de un particular ofendido por el delito que se investigue, es decir, que intervenga como un mandatario especial de la víctima”.

“Esto es peligroso porque restringe nuestra participación a la posibilidad de que una víctima nos legitime o no”, explicó a 8300 web la abogada Ivana del Bianco, del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh).

“A nivel político –agregó- es una restricción muy grande. Acá llegamos por la lucha de los organismos. Y los desaparecidos no pueden darnos un poder para que los representemos”.

Oscar Ragni dijo que “la Cámara está desviándose de la jurisprudencia asentada. Porque si pone inconvenientes para que sean querellantes organismos como el Ceprodh y la APDH, es porque desconoce lo que se ha hecho antes, o ha cambiado de opinión. Entiendo que una de las exigencias de la Cámara es que las querellas sean designadas por alguna de las víctimas o familiares”.

Deja un comentario