Anulan el fallo contra los gremialistas y habrá nuevo juicio

Política

Julio Fuentes
Julio Fuentes

El Tribunal Superior de Justicia de Neuquén anuló el fallo que sobreseía a los gremialistas de Ate acusados de golpear al ex administrador del Instituto de Seguridad Social, Gerardo Hettinger en 2002.

De este modo, el expediente vuelve a la Cámara Criminal primera que juzgó a los sindicalistas y los absolvió en marzo de 2007. Ahora la misma Cámara deberá sustanciar un nuevo juicio contra ocho de los once imputados en esa causa.

Los gremialistas Ricardo Pérez, César Sagredo y Miguel Peralta recibieron condenas que cumplieron a través de la figura de la probation.

La absolución de la Cámara del 2007, se basó fundamentalmente en que la fiscalía no acusó a los imputados por la agresión, ocurrida a principios de 2002. Rómulo Patti no logró determinar qué papel habría cumplido cada uno de los acusados.

La fiscalía de Estado y la defensa de Hettinger –que lleva adelante el abogado Marcelo Inaudi- apelaron esta decisión ante el Tribunal Superior. La causa fue caratulada como “Lesiones Leves en Concurso Real con Lesiones Graves” y se tramitó en 2007.

La resolución del TSJ fue conocida hoy a través de una acordada que inició el presidente del cuerpo, Oscar Massei, y que fue acompañado por el resto de los y la vocal del cuerpo.

Allí se declara la nulidad de la sentencia contra Julio Durval Fuentes, María Barragán, Patricia Fuentes, César Sagredo, Rosana Zanelato, Vanesa Ferreira, Miguel Sánchez y Selma Quinteros, todos sindicalistas de la Asociación de Trabajadores del Estado, Ate.

La causa fue iniciada por el administrador del ISSN en tiempos de Jorge Sobisch, Gerardo Hettinger, quien acusó a los gremialistas de haberlo agredido durante un encuentro que mantuvieron en el último piso del edificio de Neuquén Capital el 9 de enero del año 2002.

La Cámara sobreseyó a los imputados, pero tanto la querella como la fiscalía de Estado apelaron y pidieron que se declare la nulidad “por violación a la garantía del debido proceso, derecho a la jurisdicción y a la tutela judicial efectiva”. Hoy, el TSJ les dio la razón.

Deja un comentario