Los pueblos fumigados se juntan en Santa Fe

Derechos de la humanidad, GUÍA COOPES, Movimientos sociales, Tierra

090908 paren de fumigar

Se trata de poblaciones afectadas por la fumigación con agrotóxicos que llevan a cabo los grandes productores sojeros. Será el 11 y 12 de setiembre en San Lorenzo.

El nombre del encuentro suena curioso, pero el debate es bien serio: este fin de semana –el 12 y 13- se reunirán en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, los pueblos fumigados por los productores de soja del país.

¿Quiénes son? Son organizaciones y colectivos que llevan a cabo la campaña “Paren de fumigar”, acompañados por la Unión de Asambleas Ciudadanas, unas de las pocas cosas que quedaron de aquellos aciagos 2001 y 2002 en el país.

“Pretendemos los pueblos de la Provincia de Buenos Aires, de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y de otras afectadas por el impacto de los agrotóxicos, poner luz sobre ese punto ciego de la conciencia político ambiental de la Argentina, destino e intersección de todas las rutas de la Soja y también de la minería”, dicen los organizadores en su página web.

El lugar elegido no es casual: “San Lorenzo es la puerta de salida de la Patria Sojera, es el epicentro del modelo colonial de las sojas transgénicas”, explican. Y parangonan lo ocurrido en los inicios de la nación con las luchas emancipatorias e indican que las corporaciones sojeras “expresan hoy la revancha de aquellos realistas sableados y escarmentados por los granaderos bisoños de un San Martín que iniciaba la maravillosa parábola de su epopeya por la liberación de la América del Sur”.

Según el Conicet el glifosato podría ser veneno, pero faltan pruebas…

En enero pasado la presidenta Cristina Fernández creó -a través del decreto nº 21/09-  la Comisión Nacional de Investigaciones sobre Agroquímicos, para que estudie la problemática. El Consejo Científico Interdisciplinario del Conicet realizó, junto a la mencionada comisión, un informe titulado “Evaluación de la información científica vinculada al glifosato en su incidencia sobre la salud y el ambiente”.

El informe oficial reclama nuevos estudios sobre el agrotóxico,  no llega a conclusiones claras, no define si es inocuo o perjudicial el uso de glifosato.

090908 glifosatoCientíficos y académicos independientes salieron a criticar este informe. Apuntaron sus críticas al hecho de que utiliza bibliografía sesgada, recorta la problemática y equipara estudios de Monsanto con trabajos de científicos independientes. El principal cuestionamiento apuntó a la ausencia en el informe del principio precautorio, la exigencia legal, ante incertidumbre, de prevenir posibles consecuencias en la salud y el ambiente.

La nota de Darío Aranda sobre el tema detalla que el informe del Conicet cita reiteradamente un trabajo de Gary Williams, Robert Kroes y de Ian Munro del 2000. Lo referencia en 32 oportunidades y lo utiliza como escudo ante los estudios críticos sobre glifosato. “La recopilación de Williams fue patrocinada por la empresa Monsanto. El mundo académico lo sabe. Aun así, en el informe muchas investigaciones independientes resultaron invalidadas por las observaciones realizadas por Williams para Monsanto”, lamentó Fernando Mañas, becario del Conicet, especializado en daño genético producido por glifosato, citado en el informe y con tres publicaciones internacionales en la temática.
La página 67 del informe reconoce que, “utilizando la misma información que acepta y difunde Monsanto”, la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) clasificó al glifosato como perteneciente al “Grupo E” (sin evidencia de efecto carcinogénico en humanos). El investigador Fernando Mañas explicó que “las investigaciones como la de Williams, a pedido de Monsanto, sirvieron para que la gran mayoría de las agencias regulatorias clasifiquen el herbicida como de baja toxicidad. Así actuó también el Senasa”.




 

One thought on “Los pueblos fumigados se juntan en Santa Fe

Deja un comentario