Prioridades

Desde la mirilla

desde-lamirillaEntre hospitales carentes hasta lo elemental y el beneficio de la tecnología, el gobierno neuquino se afana en achicar brechas sociales.

Por Andrea Lopetegui

El 28 de agosto el ministro neuquino Jorge Tobares inauguró la sala de informática de la Escuela primaria Nº 30 de Las Ovejas, dotada de ocho computadoras que –esperan en el establecimiento- contarán con conexión a Internet.

Según lo informado en el sitio oficial1 del gobierno, Tobares sostuvo que “las nuevas tecnologías son herramientas fundamentales para la igualdad de oportunidades” y que cuando los alumnos no pueden acceder a la computación en sus hogares “la escuela debe brindar esa herramienta”.

Diez días antes, directivos y empleados del Hospital de Las Ovejas -que a falta de calefacción derivaron pacientes a otros centros, incluido el salón de los bomberos- se vieron compelidos a frenar “con un piquete un camión de gas para que recargue los tubos del nosocomio” 2.

Ese contraste simbólico y expreso se reproduce en toda la provincia y obedece a líneas declamadas por distintos actores del gobierno, especialmente el secretario de Estado de la gestión pública y contrataciones Rodolfo Laffitte, que no se cansa de repetir que “a través de la ampliación del servicio de banda ancha a toda la provincia se busca dejar sentado que para el gobierno Internet es un servicio universal, cuya utilización permite una valiosa herramienta para achicar las brechas de desigualdad”3 .

En ambos temas quedan expuestos ejes de gobierno. Aunque también pueden leerse en la postergada ley de presupuesto (ahora de inminente tratamiento) en el que se reflejan las prioridades del gobierno y la medida en la que los rumbos marcados por otras normas se harán –o no- practicables.

Un vistazo a las 87 leyes producidas en la gestión Sapag-Pechen desnuda, por contraste, el referido “entusiasmo” del gobierno por brindar herramientas para achicar desigualdades infotecnológicas (dentro del aparato del Estado, hacia la actividad privada y en lo que eventualmente se derrame a la comunidad) y la omisión de otras asimetrías tantísimo más graves.

Constancia de esa proclividad habría al menos en las leyes 2577 (promoción de la industria del software), 2578 (firma digital), 2585 (fondos para modernización de la gestión pública), 2590 (creación del Parque Tecnológico Plaza Huincul – Cutral Có), 2634 (fondo para ciencia, tecnología e innovación productiva); mientras que para atender la gravedad del sistema de salud, la única ley promulgada (2587 de junio/08) declaró la emergencia sanitaria por un año, creó un fondo y autorizó a realizar adquisiciones de emergencia, con resultados que cualquier usuario o trabajador del servicio público conoce.

Así –y entre otros datos del contexto- parecería que esa especie de misticismo cibernético (que abarca desde la producción industrial de software y servicios informáticos hasta el anhelo de universalizar el acceso) tendrá raras chances de concretarse si no se achican antes, los abismos de la cotidianeidad. Para lo cual habría que recordarle al gobierno neuquino que “1) Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios, tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad. 2) La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social. (Artículo 25, DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS)

1 http://neuqueninforma.com/2009/08/28/habilitan-sala-de-informatica-en-escuela-de-las-ovejas/

2 http://www.rionegro.com.ar/diario/2009/08/20/1250736164110.php

3 http://www.rionegro.com.ar/diario/2008/06/11/20086r11s09a.php

Deja un comentario