La lucha ceramista ganó otra batalla

GUÍA COOPES, SECCIONES

ceramistas2Los obreros de la Cerámica Stefani llegaron a un acuerdo con los directivos tras 53 días de lucha.  Cobrarán todo lo adeudado y no habrá despidos


Después de 53 días de paro, finalmente los obreros de la Cerámica Stefani de Cutral Có consiguieron ayer que los directivos de la empresa respondieran a sus reclamos. No sólo cobrarán la totalidad de los haberes adeudados, manteniendo todas las fuentes de trabajo, sino que además percibirán un aumento del 25 %, que será abonado en cuotas de aquí a fin de año.

El conflicto fue largo y recién esta semana fue posible avanzar en las negociaciones. El 13 de Junio ante la falta de respuestas, los trabajadores endurecieron su postura. Decidieron paralizar la producción e instalarse en el acceso de ingreso a las instalaciones para impedir la salida de camiones con material.

Frente a un conflicto que se dilataba indefinidamente, finalmente una comitiva de trabajadores partió el pasado fin de semana hacia Buenos Aires para reunirse con los directivos en pos de algún tipo de solución. Allí acordaron un encuentro para el miércoles en el municipio de Cutral Có que contó con la presencia de delegados del sindicato de ceramistas, funcionarios del gobierno local y provincial y autoridades de la empresa. Tras varias horas de discusión, se pasó a un cuarto intermedio para el día siguiente.

Las negociaciones continuaron ayer en la fábrica. “Fue bastante duro”, reveló Vicente Fuentes, uno de los delegados gremiales. Ante cada propuesta de la patronal, los trabajadores presentes en la reunión salían del recinto y debatían la decisión con sus compañeros. Así, tras cuatro horas de puja, se arribó  un acuerdo que conformó a las partes.

Los trabajadores cobrarán las quincenas atrasadas en tres cuotas escalonadas hasta completar la deuda. La primera, correspondiente el 15 % del monto total será percibida en los próximos días de septiembre, y las dos restantes –por el 35 y el 50% -en octubre.

En lo referente al pedido de un incremento salarial del 30%, éste finalmente fue pactado en un 22% y se pagará en cuatro veces. Además se garantizó la continuidad de todos los puestos de trabajo.

“A partir de ahora la historia ha cambiado para la empresa –sentenció Fuentes-. Quedó demostrado que no ganan nada al intentar doblegarnos. Hace un mes se negaban a pagarnos los días de paro, y ahora nunca van a recuperar todo lo que perdieron en este tiempo”.

Deja un comentario