Contra la represión policial al pueblo mapuce

Pueblos Originarios, SECCIONES, Tierra

Referentes mapuce solicitaron audiencia a Sapag la semana pasada
Referentes mapuce solicitaron audiencia a Sapag la semana pasada

Distintas organizaciones marcharán en repudio a la represión contra la Comunidad Currumil. “Sí al pueblo mapuce, no a la represión”, es la consigna central que convoca a la movilización al cumplirse 29 meses del asesinato de Carlos Fuentealba.
La Confederación mapuce y un amplio espectro de la organizaciones sociales de la región promueven la  concentración en el Monumento a San Martín (Neuquén) a las 18 . “El gobierno de Jorge Sapag está generando una de las peores etapas de represión al pueblo mapuce”, denuncian en un comunicado en el que también exponen la judicialización que está sufriendo el pueblo mapuce. Sobre el que pesan 32 causas penales, 20 causas civiles, en las que hay 150 dirigentes mapuce imputados.

La werken de la Confederación, Verónica Huilipan describió la violencia ejercida por la policía en la comunidad Currumil: “En la comunidad Currrumil no hay una sola persona que no este impactada por balas de goma, sean adultos, jóvenes, niños, ancianos”.

Además, la Confederación informó que pensan ordenes de intervención policial sobre las comunidades de Wenxu Xawun Leufú (Picun Leufu), Paichil Antrio (Villa la Angostura) y Wiñoy Tayiñ Rakizuam (Aluminé).

La gravedad de la situación, se profundiza porque está en vigencia la ley de relevamiento territorial 26.160, que establece que se deben posponer ese tipo de medidas hasta que se cumpla con el relevamiento previsto.
Tras el desalojo acontecido la semana pasada, la Confederación Mapuce convocó a un encuentro para limitar el accionar violento de la policía desde el que se llama a la marcha.

Las otras consignas que promueven los organizadores son: No a la judicialización de la demanda social, Desmantelamiento de las fuerzas represivas de represión, Defensa del territorio y los recursos naturales; territorio sí, terrorismo de estado no, y Cárcel a Sobisch.

Deja un comentario