La ley de protección de glaciares “reformulada” no tuvo quórum en el Senado

Derechos de la humanidad, SECCIONES, Tierra

090903 glacial3La ley 26.418 fue sancionada por amplia mayoría en el congreso el 22 de octubre del año pasado. Luego la Presidenta la vetó, a través del decreto 1837/08. El nuevo proyecto de ley, presentado por  el senador  Filmus, mantendrá el mismo nombre que la vetada “Ley de protección de glaciares y ambiente periglacial”, pero presenta modificaciones “tramposas”. Así advierten los especialistas y organizaciones ambientalistas que se movilizaron ayer hasta el Congreso para reclamar por una ley que proteja los glaciares, sin trampas.

En el Senado ayer se intentó tratar sobre tablas el proyecto de ley del Senador Daniel Filmus (expediente S-2200-09) según figuraba en labor parlamentaria firmada por todos los presidentes de bloque. Pese a estar presentes casi todos los senadores oficialistas, no se logró el quórum necesario para tratar este proyecto que figuraba como primero a presentarse en el temario de asuntos sobre tablas.

El “proyecto Filmus” sobre protección de glaciares introduce modificaciones peligrosas respecto de la ley original presentada por el diputado Bonasso y elaborada por la diputada Maffei. Los artículos 2, 6 y 15 son los más controvertidos.

Hecha la ley, hecha la trampa

Un informe del Doctor Carlos Seara, destacado geólogo argentino que trabajó para Naciones Unidas en temas de hidrogeología, esclarece los nefastos alcance de los nuevos artículos introducidos por el oficialismo.

El artículo 2, por ejemplo, incluye una definición tramposa de ambiente periglacial. El artículo 2 original decía: “Asimismo, se entiende por ambiente periglacial el área de alta montaña con suelos congelados que actúa como regulador del recurso hídrico”. El nuevo artículo 2 dice: “Se entiende por ambiente periglacial el área con depósitos detríticos y/o suelo congelado permanentemente, saturado en hielo, con un porcentaje del mismo superior al 50% de su volumen, en la cual los procesos de la acción del congelamiento son dominantes”.

Seara indica que con esta modificación el ambiente periglacial prácticamente no existe; sólo quedan protegidos los suelos helados que no se derriten. Los ambientes periglaciales -suelos helados- son fundamentales para la alimentación de los ríos.

El nuevo proyecto de ley elimina la posibilidad de que estén resguardados los suelos congelados a que se refería la ley vetada. Seara sostuvo que “si el suelo está congelado en forma permanente, prácticamente no se cumplen los ciclos de congelamiento y descongelamiento. Queda eliminada de esta forma la relación entre el ambiente de suelo congelado y la regulación del sistema hídrico”. Y recalcó que “un porcentaje de hielo superior al 50% del volumen de la masa del suelo prácticamente no existe porque la porosidad de suelo no suele alcanzar el porcentaje expresado en el nuevo proyecto”.

La principal minera beneficiada con el nuevo proyecto de ley  es Barrick Gold, responsable de Veladero y Pascua Lama en la provincia de San Juan. Al respecto Seara nos recuerda que Barrick Gold “ya tiene antecedentes de haber intentado trasladar los glaciares Toro I, Toro II y Esperanza en Chile para poder extraer el oro que se encontraba debajo. Pretendía cortarlos con motosierras y llevarlos en camiones de gran porte al glaciar Guanaco.

“En Argentina todo parece indicar que las empresas mineras y petroleras están protegidas por el gobierno. Primero se vetó una buena ley, la de glaciares y ambiente periglacial, y luego se elaboró otro proyecto con artículos tramposos para que las mineras y petroleras puedan seguir con sus planes. El nuevo proyecto le dice sí al oro y al petróleo, y no al agua que se fabrica en los Andes” concluye Seara.

Gustavo Macayo, abogado patrocinante en la acción que impidió la instalación de una mina de oro en Esquel por la empresa Meridian Gold Inc., advierte que “la diferencia sustancial entre la Ley Original vetada por la Presidenta y el nuevo proyecto Filmus es la relativa al inventario de actividades que estén en ejecución al comenzar a aplicarse la ley”.

Dice el nuevo proyecto Filmus, en su artículo 15,  al referirse a las actividades que impacten los glaciares: “En caso de generarse impacto significativo sobre los mismos, las autoridades competentes ordenarán las medidas pertinentes para que dichas actividades se adecuen a la presente ley.” Nótese que la autoridad competente en materia minera sería la Dirección de Minería de la Nación.

La ley Original vetada rezaba: “En caso de verificarse impacto significativo sobre glaciares o ambiente periglacial se ordenará el cese o traslado de la actividad y las medidas de protección, limpieza y restauración que correspondan.” No da intervención a ninguna otra autoridad; debe entenderse que lo haría el área de Medio Ambiente de la Nación o específicamente el órgano de protección de glaciares.

Como es evidente el veto presidencial le da tiempo a Barrick Gold:

1) para comenzar la explotación de los proyectos que ya tiene encaminados antes de que entre en vigencia la ley;

2) para que una vez en vigencia la ley, se puedan adecuar los proyectos a la ley de glaciares, y de ninguna manera ordenar el cese o traslado de los mismos.

“Por supuesto, todos sabemos que los proyectos de Barrick no se pueden adecuar a la ley de glaciares, pero teniendo en cuenta que ellos están dispuestos a, incluso, trasladar los glaciares, podemos pensar en cualquier otra solución descabellada por el estilo” concluye Macayo.090903 glaciares-big

Campaña los glaciares no se tocan!

Durante la sesión de ayer en las puertas del Congreso se concentraron activistas que reclaman la aprobación de la lay vetada. “Fuimos al Senado a expresar nuestro descontento respecto del proyecto de ley con trampas del Senador Filmus, que posee el mismo nombre que la ley original, pero sus principales diferencias se encuentran en los artículos 2, 6 y 15. Exponiendo al ambiente periglacial a su franca destrucción por parte de cualquier tipo de emprendimiento” denuncian los y las integrantes de la organización no gubernamental Conciencia Solidaria en comunicación con 8300 web.

“Ante tal gravedad, nuestra ONG se acercó al Honorable Congreso de la Nación, para presenciar la sesión. Siendo imposible el ingreso, frente a la puerta desplegamos nuestra consigna “Queremos ya la ley vetada sin trampas”. Veintidós miembros de la organización se quedaron en espera de lo que allí sucedía. Sabemos que el veto es funcional a ciertos intereses de empresas que, para operar, necesitan una zona liberada. Lo mismo que este proyecto de ley que hoy se intentó debatir. Por eso creemos firmemente en la urgencia del tratamiento y la aprobación de la ley que está impulsando el Diputado Miguel Bonasso pues tiene el mismo espíritu y letra que la ley vetada por la Presidenta de la Nación.”

Actualmente esta ley se encuentra en la comisión de minería, a pedido de giro de la Diputada (y presidenta de esa comisión) Griselda Noemí Herrera. La comisión de minería no ha expedido ningún dictamen al respecto y vemos esta demora como un intento de frenar un proyecto legítimo. Es fundamental que ningún interés económico se anteponga a los de los ciudadanos, de su derecho a un ambiente sano. El agua y la vida, no se negocian” concluye en un comunicado de prensa la ong interprovincial en defensa del ambiente.

Firmá el petitorio por una Ley de protección de nuestros glaciares!

Intervención callejera de Conciencia Solidaria frente al Congreso de la Nación

Deja un comentario